/ martes 13 de marzo de 2018

Brazos caídos en Nueva Alianza

El PANAL está sentado en un polvorín luego de la designación fuera de toda lógica del notario –ligado al marinismo- Alejandro Romero Carreto como candidato a la gubernatura.

La militancia está resentida por el manoseo que se ha dado a la definición de posiciones, generando molestia cuando se empezó a dar cabida a “externos” sin trayectoria o con nulos resultados como la ex priista Graciela Palomares y ahora con la llegada de Romero Carreto.

Cuentan las versiones que la base magisterial está seriamente analizando si suma su esfuerzo a favor de un perfecto desconocido, sin arraigo con el partido.

A nivel nacional el PANAL está dividido entre el PRI vía Juan Díaz de la Torre, presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y Morena a través de los grupos afines de la maestra Elba Esther Gordillo, fenómenos que en Puebla parecía más o menos controlado por el morenovallismo, pero con este tipo de decisiones se abre otra incisión.

La militancia no está de acuerdo con la llegada de Alejandro Romero pese que todo indica que forma parte de una estrategia de la cúpula de Nueva Alianza por inclinarse por un perfil que pueda ser manejado sin sobresaltos en caso de declinar a favor del contendiente de la alianza “Por Puebla al Frente”, Martha Erika Alonso.

El diputado local, Cirilo Salas, dio a conocer ayer más o menos el sentir de los simpatizantes del partido turquesa: “de los 80 mil maestros que hay en el estado es lamentable que no hayan encontrado uno –para la gubernatura-“, para luego cuestionar los intereses a los que responde la dirigencia estatal.

Aunque las nominaciones se hacen sin tomar en cuenta a la militancia como suele darse en los partidos políticos, en este caso es mayor el descontento por la falta de arraigo mínimo con la base magisterial por parte del notario público de Huejotzingo que estará en la boleta electoral este primero de julio.

Al interior del PANAL cobra fuerza la versión de brazos caídos en la campaña… ¿será?


**

José Alarcón Hernández, ex dirigente del PRI y ahora representante del partido Compromiso por Puebla (CPP) en el Instituto Electoral del Estado (IEE), cometió una pifia el domingo cuando dio a conocer dos perfiles que son analizados para elegir al candidato (a) a la presidencia municipal de Puebla.

Me refiero cuando mencionó a la regidora ex integrante del PRD, Gabriela Viveros González.

La Constitución local y la Ley Orgánica municipal prohíbe su participación, pues no podrán ser reelectos por un periodo inmediato siguiente “los presidentes municipales, regidores y síndico de los ayuntamientos electos popularmente”.

De tal suerte que la segunda opción dada a conocer por José Alarcón, el líder del sindicato Benito Juárez del ayuntamiento, Gonzalo Juárez Méndez, se convierte por el momento en la opción más fuerte.

Al interior de la agrupación gremial, corre el rumor que el dirigente está analizando en serio esa invitación, aunque la prioridad está centrada en sacar adelante la revisión contractual en análisis desde febrero.

Gonzalo Juárez ya había sido inscrito como precandidato suplente del PAN a diputado federal por el XI distrito con la fórmula encabezada por Mario Riestra, pero desistió cuando el ex secretario del ayuntamiento fue nominado candidato al Senado de la República.


*

La maestra y académica María de los Dolores DIb y Álvarez está en la lista como posible sucesora de Sergio Vergara al frente de la Gerencia del Centro Histórico y Patrimonio Cultural.

Ayer fue vista en Palacio Municipal y cubre el perfil que se necesita para esa posición vacante desde el 5 de marzo. Tiene amplia experiencia al desempeñar cargos a nivel federal y municipal.


Comentarios:

anaconda138@hotmail.com

marcomironc@gmail.com

@Marcomironc

El PANAL está sentado en un polvorín luego de la designación fuera de toda lógica del notario –ligado al marinismo- Alejandro Romero Carreto como candidato a la gubernatura.

La militancia está resentida por el manoseo que se ha dado a la definición de posiciones, generando molestia cuando se empezó a dar cabida a “externos” sin trayectoria o con nulos resultados como la ex priista Graciela Palomares y ahora con la llegada de Romero Carreto.

Cuentan las versiones que la base magisterial está seriamente analizando si suma su esfuerzo a favor de un perfecto desconocido, sin arraigo con el partido.

A nivel nacional el PANAL está dividido entre el PRI vía Juan Díaz de la Torre, presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y Morena a través de los grupos afines de la maestra Elba Esther Gordillo, fenómenos que en Puebla parecía más o menos controlado por el morenovallismo, pero con este tipo de decisiones se abre otra incisión.

La militancia no está de acuerdo con la llegada de Alejandro Romero pese que todo indica que forma parte de una estrategia de la cúpula de Nueva Alianza por inclinarse por un perfil que pueda ser manejado sin sobresaltos en caso de declinar a favor del contendiente de la alianza “Por Puebla al Frente”, Martha Erika Alonso.

El diputado local, Cirilo Salas, dio a conocer ayer más o menos el sentir de los simpatizantes del partido turquesa: “de los 80 mil maestros que hay en el estado es lamentable que no hayan encontrado uno –para la gubernatura-“, para luego cuestionar los intereses a los que responde la dirigencia estatal.

Aunque las nominaciones se hacen sin tomar en cuenta a la militancia como suele darse en los partidos políticos, en este caso es mayor el descontento por la falta de arraigo mínimo con la base magisterial por parte del notario público de Huejotzingo que estará en la boleta electoral este primero de julio.

Al interior del PANAL cobra fuerza la versión de brazos caídos en la campaña… ¿será?


**

José Alarcón Hernández, ex dirigente del PRI y ahora representante del partido Compromiso por Puebla (CPP) en el Instituto Electoral del Estado (IEE), cometió una pifia el domingo cuando dio a conocer dos perfiles que son analizados para elegir al candidato (a) a la presidencia municipal de Puebla.

Me refiero cuando mencionó a la regidora ex integrante del PRD, Gabriela Viveros González.

La Constitución local y la Ley Orgánica municipal prohíbe su participación, pues no podrán ser reelectos por un periodo inmediato siguiente “los presidentes municipales, regidores y síndico de los ayuntamientos electos popularmente”.

De tal suerte que la segunda opción dada a conocer por José Alarcón, el líder del sindicato Benito Juárez del ayuntamiento, Gonzalo Juárez Méndez, se convierte por el momento en la opción más fuerte.

Al interior de la agrupación gremial, corre el rumor que el dirigente está analizando en serio esa invitación, aunque la prioridad está centrada en sacar adelante la revisión contractual en análisis desde febrero.

Gonzalo Juárez ya había sido inscrito como precandidato suplente del PAN a diputado federal por el XI distrito con la fórmula encabezada por Mario Riestra, pero desistió cuando el ex secretario del ayuntamiento fue nominado candidato al Senado de la República.


*

La maestra y académica María de los Dolores DIb y Álvarez está en la lista como posible sucesora de Sergio Vergara al frente de la Gerencia del Centro Histórico y Patrimonio Cultural.

Ayer fue vista en Palacio Municipal y cubre el perfil que se necesita para esa posición vacante desde el 5 de marzo. Tiene amplia experiencia al desempeñar cargos a nivel federal y municipal.


Comentarios:

anaconda138@hotmail.com

marcomironc@gmail.com

@Marcomironc

martes 18 de septiembre de 2018

Armonía en el PVEM

jueves 13 de septiembre de 2018

Decisiones de Claudia Rivera

martes 11 de septiembre de 2018

De agandalles legislativos y falsas alianzas

martes 04 de septiembre de 2018

El congreso local de Morena

martes 21 de agosto de 2018

El vacío económico del PRI

martes 07 de agosto de 2018

La lealtad de Mario Marín

Cargar Más