/ sábado 27 de abril de 2019

Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo

El Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, establecido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), se celebra cada 28 de abril desde 2003 y consiste en una campaña anual internacional para promover el trabajo seguro, saludable y digno. Es la fecha elegida por el movimiento sindical mundial para rendir homenaje a las víctimas de los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales.

Con motivo del centenario de la OIT y de las discusiones sobre el futuro del trabajo, el Día Mundial de este año quiere hacer balance de 100 años en los que la Organización ha trabajado para mejorar la seguridad y salud en el trabajo, y mirar hacia el futuro para continuar con estos esfuerzos a través de los importantes cambios que se están produciendo en ámbitos como la tecnología, la demografía, la organización del trabajo y el cambio climático.

Gracias a esta la celebración, la OIT promueve la creación de una cultura de prevención en materia de seguridad y salud para la propia OIT y todas las partes que se encuentran implicadas. En muchas partes del mundo, las autoridades nacionales, los sindicatos, las empresas de trabajadores y los profesionales del sector de la seguridad y salud organizan actividades para celebrar en dicha fecha.

El 28 de abril es también el Día Internacional en Memoria de los Trabajadores Fallecidos y Heridos, que celebra el movimiento sindical en todo el mundo desde 1996. Su propósito es honrar la memoria de las víctimas de los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales organizando en esta fecha movilizaciones y campañas de sensibilización en todo el mundo.

Conmemorar el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, tiene como finalidad incrementar la conciencia internacional sobre la seguridad y la salud tanto en los sindicatos, como entre los empleados y los representantes de los gobiernos.

La OIT reconoce la responsabilidad compartida de las principales partes interesadas y los anima a promover una cultura preventiva de seguridad y salud. Es indispensable que cada una de las partes cumpla con sus obligaciones y responsabilidades, con el fin de prevenir las muertes, lesiones y enfermedades relacionadas con el trabajo.

Asimismo, es necesario que se permita que los trabajadores regresen a su casa con seguridad al final del día. Cada día mueren 6300 personas a causa de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo. Al año ocurren más de 317 millones de accidentes de trabajo, muchos de estos accidentes resultan en absentismo laboral.

El coste de esta adversidad diaria es enorme y la carga económica de las malas prácticas de seguridad y salud se estima en un 4% del producto interior bruto.

La agenda 2030 para el desarrollo sostenible de las naciones unidas, adoptada el 25 de septiembre de 2015, utiliza un plan de acción global con metas de desempeño específicas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos.

Con su adopción, la capacidad para recopilar y utilizar datos fiables sobre la seguridad y salud en el trabajo también ha pasado a ser indispensable para poder cumplir con el compromiso por parte de todos países para implementar y reportar los progresos en relación con algunos de los 17 objetivos de desarrollo sostenible y las metas de desempeño.

Es importante contar con una cultura nacional de prevención en materia de seguridad y salud en el trabajo. Esto implica respeto al derecho de contar con medios de trabajos seguros y saludable a todos los niveles. La participación de los gobiernos, los altos mandos y los trabajadores es necesaria para asegurar un ambiente de trabajo seguro.

monserrat.publicaciones@gmail.com

El Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, establecido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), se celebra cada 28 de abril desde 2003 y consiste en una campaña anual internacional para promover el trabajo seguro, saludable y digno. Es la fecha elegida por el movimiento sindical mundial para rendir homenaje a las víctimas de los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales.

Con motivo del centenario de la OIT y de las discusiones sobre el futuro del trabajo, el Día Mundial de este año quiere hacer balance de 100 años en los que la Organización ha trabajado para mejorar la seguridad y salud en el trabajo, y mirar hacia el futuro para continuar con estos esfuerzos a través de los importantes cambios que se están produciendo en ámbitos como la tecnología, la demografía, la organización del trabajo y el cambio climático.

Gracias a esta la celebración, la OIT promueve la creación de una cultura de prevención en materia de seguridad y salud para la propia OIT y todas las partes que se encuentran implicadas. En muchas partes del mundo, las autoridades nacionales, los sindicatos, las empresas de trabajadores y los profesionales del sector de la seguridad y salud organizan actividades para celebrar en dicha fecha.

El 28 de abril es también el Día Internacional en Memoria de los Trabajadores Fallecidos y Heridos, que celebra el movimiento sindical en todo el mundo desde 1996. Su propósito es honrar la memoria de las víctimas de los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales organizando en esta fecha movilizaciones y campañas de sensibilización en todo el mundo.

Conmemorar el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, tiene como finalidad incrementar la conciencia internacional sobre la seguridad y la salud tanto en los sindicatos, como entre los empleados y los representantes de los gobiernos.

La OIT reconoce la responsabilidad compartida de las principales partes interesadas y los anima a promover una cultura preventiva de seguridad y salud. Es indispensable que cada una de las partes cumpla con sus obligaciones y responsabilidades, con el fin de prevenir las muertes, lesiones y enfermedades relacionadas con el trabajo.

Asimismo, es necesario que se permita que los trabajadores regresen a su casa con seguridad al final del día. Cada día mueren 6300 personas a causa de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo. Al año ocurren más de 317 millones de accidentes de trabajo, muchos de estos accidentes resultan en absentismo laboral.

El coste de esta adversidad diaria es enorme y la carga económica de las malas prácticas de seguridad y salud se estima en un 4% del producto interior bruto.

La agenda 2030 para el desarrollo sostenible de las naciones unidas, adoptada el 25 de septiembre de 2015, utiliza un plan de acción global con metas de desempeño específicas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos.

Con su adopción, la capacidad para recopilar y utilizar datos fiables sobre la seguridad y salud en el trabajo también ha pasado a ser indispensable para poder cumplir con el compromiso por parte de todos países para implementar y reportar los progresos en relación con algunos de los 17 objetivos de desarrollo sostenible y las metas de desempeño.

Es importante contar con una cultura nacional de prevención en materia de seguridad y salud en el trabajo. Esto implica respeto al derecho de contar con medios de trabajos seguros y saludable a todos los niveles. La participación de los gobiernos, los altos mandos y los trabajadores es necesaria para asegurar un ambiente de trabajo seguro.

monserrat.publicaciones@gmail.com

sábado 10 de agosto de 2019

Beneficios de la relajación

sábado 15 de junio de 2019

Nuevas paternidades

sábado 25 de mayo de 2019

Acciones ante la crisis ambiental

sábado 11 de mayo de 2019

La maternidad real

miércoles 27 de marzo de 2019

El derecho a la desconexión laboral

sábado 02 de marzo de 2019

Día de la Cero Discriminación

sábado 16 de febrero de 2019

Guillermo González Camarena

Cargar Más