/ miércoles 20 de noviembre de 2019

Educación para el progreso

En nuestro país, la educación propicia el desarrollo humano; es factor estratégico del desarrollo para el progreso, ésta, ofrece equidad en el acceso a la formación y establece condiciones que permiten su aprovechamiento pleno, tiene una visión de crecimiento sostenible para las generaciones futuras de México; alienta la participación y responsabilidad de todos los agentes; formar personas que participan responsablemente en los diferentes ámbitos de la vida social, además se orienta a estimular la productividad y creatividad en el desempeño del conjunto de la actividad humana.

Las unidades básicas y más importantes del sistema educativo son las escuelas, pues ahí confluyen alumnos, maestros y directores que comparten la responsabilidad cotidiana de la enseñanza y el aprendizaje.

El gobierno a través de la hoy Secretaria de Educación, se han realizado acciones que incentivan un adecuado equilibrio de márgenes de autonomía, participación de la comunidad, apoyo institucional y regulación normativa de los planteles, todo en un entorno de equidad y calidad.

Los resultados del trabajo educativo son tangibles, ahora, un mayor número de escuelas funcionan con un inventario de recursos apropiados según su tipo o modalidad que les permite ofrecer mejores servicios: infraestructura adecuada, equipo y mobiliarios suficientes y auxiliares didácticos variados.

El esfuerzo permanente del gobierno y la sociedad han hecho que todos los niños y jóvenes cursen y culminen con éxito la educación básica.

Hoy, más alumnos tienen oportunidad de cursar en escuelas de educación básica y media superior y continúan sus estudios en la educación superior.

La calidad es un trayecto continúo en la búsqueda del mejoramiento, que requiere un esfuerzo constante y trabajo en equipo que sume la experiencia de los integrantes de la comunidad educativa, por ello, se ha consolidado una cultura de la planeación estratégica a través de la labor magisterial que analiza y discute sobre lo educativo y permite establecer de manera conjunta mecanismos para solucionar asuntos que surgen de la gestión de los diversos ordenes de organización.

El carácter de servicio educativo se refleja en su contribución al desarrollo y bienestar de la comunidad.

La formación de maestros y su actualización periódica, así como la distribución de materiales educativos para profesores y alumnos, son algunos elementos que han influido en la calidad de la enseñanza que se imparte en las instituciones educativas.

En nuestro país la educación no puede estar desvinculada de las necesidades e intereses de los alumnos; ha de ser pertinente a sus condiciones y aspiraciones, servir al mantenimiento y superación de la sociedad en general.

Aunado a lo anterior, se ofrecen respuestas a través de modalidades con numerosas acciones formativas comunitarias, que contienen intervenciones educativas hechas con base en experiencias significativas y modelos de la función educadora que se traducen en procesos de aprendizaje que hacen surgir convicciones, actitudes y comportamientos positivos en los niños y jóvenes.

La obra educativa con construcción y mantenimiento de la infraestructura educativa, se atiende a los rezagos, se adecua a las características y necesidades de cada localidad.

Se asegura la calidad de las obras y se mejora el diseño de los espacios educativos, de acuerdo a la región, el área de los terrenos disponibles y la geografía del medio ambiente.

Se busca el fortalecimiento de la participación social, se fomenta una vinculación más estrechas de las escuelas con los padres de familia y la comunidad; se impulsa una cultura de participación, respeto y responsabilidad en torno a la vida escolar.

Los apoyos educativos, se proporcionan oportunamente y en forma pertinente para que en base al proyecto escolar se forme mejor a los alumnos al tiempo que se evita la reprobación y la deserción.

La formación, la actualización, la superación de los maestros y directivos, ha sido prioridad en la política educativa, para tener un personal educativo en una formación más sólida y un sistema que ofrece oportunidades permanentes para la actualización y el perfeccionamiento de los docentes en servicio.


Doctor en Educación.

En nuestro país, la educación propicia el desarrollo humano; es factor estratégico del desarrollo para el progreso, ésta, ofrece equidad en el acceso a la formación y establece condiciones que permiten su aprovechamiento pleno, tiene una visión de crecimiento sostenible para las generaciones futuras de México; alienta la participación y responsabilidad de todos los agentes; formar personas que participan responsablemente en los diferentes ámbitos de la vida social, además se orienta a estimular la productividad y creatividad en el desempeño del conjunto de la actividad humana.

Las unidades básicas y más importantes del sistema educativo son las escuelas, pues ahí confluyen alumnos, maestros y directores que comparten la responsabilidad cotidiana de la enseñanza y el aprendizaje.

El gobierno a través de la hoy Secretaria de Educación, se han realizado acciones que incentivan un adecuado equilibrio de márgenes de autonomía, participación de la comunidad, apoyo institucional y regulación normativa de los planteles, todo en un entorno de equidad y calidad.

Los resultados del trabajo educativo son tangibles, ahora, un mayor número de escuelas funcionan con un inventario de recursos apropiados según su tipo o modalidad que les permite ofrecer mejores servicios: infraestructura adecuada, equipo y mobiliarios suficientes y auxiliares didácticos variados.

El esfuerzo permanente del gobierno y la sociedad han hecho que todos los niños y jóvenes cursen y culminen con éxito la educación básica.

Hoy, más alumnos tienen oportunidad de cursar en escuelas de educación básica y media superior y continúan sus estudios en la educación superior.

La calidad es un trayecto continúo en la búsqueda del mejoramiento, que requiere un esfuerzo constante y trabajo en equipo que sume la experiencia de los integrantes de la comunidad educativa, por ello, se ha consolidado una cultura de la planeación estratégica a través de la labor magisterial que analiza y discute sobre lo educativo y permite establecer de manera conjunta mecanismos para solucionar asuntos que surgen de la gestión de los diversos ordenes de organización.

El carácter de servicio educativo se refleja en su contribución al desarrollo y bienestar de la comunidad.

La formación de maestros y su actualización periódica, así como la distribución de materiales educativos para profesores y alumnos, son algunos elementos que han influido en la calidad de la enseñanza que se imparte en las instituciones educativas.

En nuestro país la educación no puede estar desvinculada de las necesidades e intereses de los alumnos; ha de ser pertinente a sus condiciones y aspiraciones, servir al mantenimiento y superación de la sociedad en general.

Aunado a lo anterior, se ofrecen respuestas a través de modalidades con numerosas acciones formativas comunitarias, que contienen intervenciones educativas hechas con base en experiencias significativas y modelos de la función educadora que se traducen en procesos de aprendizaje que hacen surgir convicciones, actitudes y comportamientos positivos en los niños y jóvenes.

La obra educativa con construcción y mantenimiento de la infraestructura educativa, se atiende a los rezagos, se adecua a las características y necesidades de cada localidad.

Se asegura la calidad de las obras y se mejora el diseño de los espacios educativos, de acuerdo a la región, el área de los terrenos disponibles y la geografía del medio ambiente.

Se busca el fortalecimiento de la participación social, se fomenta una vinculación más estrechas de las escuelas con los padres de familia y la comunidad; se impulsa una cultura de participación, respeto y responsabilidad en torno a la vida escolar.

Los apoyos educativos, se proporcionan oportunamente y en forma pertinente para que en base al proyecto escolar se forme mejor a los alumnos al tiempo que se evita la reprobación y la deserción.

La formación, la actualización, la superación de los maestros y directivos, ha sido prioridad en la política educativa, para tener un personal educativo en una formación más sólida y un sistema que ofrece oportunidades permanentes para la actualización y el perfeccionamiento de los docentes en servicio.


Doctor en Educación.

martes 25 de febrero de 2020

La lectura, un débil hábito

jueves 13 de febrero de 2020

El lenguaje en nuestra vida

jueves 06 de febrero de 2020

Trabajo para la casa

sábado 01 de febrero de 2020

Compromiso educativo

jueves 23 de enero de 2020

Empezando bien el día

sábado 18 de enero de 2020

La calidad educativa

sábado 11 de enero de 2020

Recuperar la figura física

sábado 04 de enero de 2020

Los proyectos de un año nuevo

sábado 28 de diciembre de 2019

La distancia entre padres e hijos

jueves 19 de diciembre de 2019

Algo muy especial, los regalos

Cargar Más