/ viernes 4 de octubre de 2019

El reto, reducir la desigualdad social

Las principales causas de la desigualdad social se engloban en aspectos de carácter económico, político, religioso, étnico y de género, que aunado a los bajos salarios son la principal causa y, mientras siga incrementándose, mayor será la pobreza en el país.

La desigualdad trae como consecuencia la inconformidad, la cual se manifiesta a través de protestas y conflictos por las personas afectadas, así como por diversos movimientos, que lo que buscan es el reconocimiento de sus derechos humanos básicos o fundamentales.

Pero ¿a qué se debe y qué consecuencias ha traído en el orden mundial?, por su parte, los políticos de izquierda manifiestan que el principal problema de la desigualdad social, se genera por la corrupción de los gobiernos, en especial en países en vías de desarrollo.

Pues sin duda, el desvío y malversación de los recursos públicos, reduce el impacto social de los escasos recursos destinados a la inversión en los grupos menos favorecidos de la sociedad. Además, de que el Estado no cuenta con la capacidad institucional necesaria para corregir las desigualdades sociales.

La desigualdad social no solo se da en países no desarrollados o subdesarrollados, también se manifiesta en países con niveles de desarrollo alto, principalmente por una deficiente calidad educativa, que limita oportunidades en el mercado laboral y en la dificultad de acceder a los bienes culturales o a los servicios sanitarios que padece un alto porcentaje de la población.

Los teóricos e ideólogos marxistas establecen que la desigualdad social surgió con el capitalismo, es decir, “con el sistema económico que perpetró la idea de la acumulación de capital y propiedad privada, y que al mismo tiempo que incita el principio de mayor competición y distingue el nivel de las personas basado en el capital y su capacidad de consumo”.

La desigualdad social es una problemática presente en todos los países, sin embargo, existen lugares donde los problemas son más evidentes; conviene entonces señalar, que en las sociedades democráticas, el compromiso ante la sociedad es reducir las brechas de desigualdad para arribar a la igualdad social.

En fecha reciente, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) reconoció el esfuerzo del actual Gobierno federal, para reducir la desigualdad de la población; el Presidente del BID Luis Alberto Moreno, destacó "Cerrar las brechas de desigualdad que es la urgencia que el Presidente López Obrador ha puesto como reto para todos los mexicanos y que es la esencia del trabajo que el Banco hace", al tiempo de señalar que este desafío requiere crecer más e incorporar mucho más a la mujer a la fuerza laboral así como reducir la desigualdad.

En la parte hacendaria afirmó que México se distingue por ser uno de los más sofisticados que hay en América Latina, del que muchos han aprendido.

Desde su toma de protesta, López Obrador señaló que uno de los compromisos como presidente de México: era “presentar ante el Congreso reformas constitucionales, para establecer el Estado de Bienestar y garantizar el derecho del pueblo a la salud, la educación y a la seguridad social.”

A partir de hoy, señaló, “el Estado se ocupará de disminuir las desigualdades sociales, no se seguirá desplazando a la justicia social de la agenda del gobierno” además de comprometerse a que las inversiones de accionistas nacionales y extranjeros estarán seguras y se crearán condiciones hasta para obtener buenos rendimientos, porque en México habrá honestidad, estado de Derecho, reglas claras, crecimiento económico y habrá confianza.”

Sin embargo, los cambios instrumentados, no han sido suficientes respecto a la esperada expectativa social. Diversos errores gubernamentales y la frivolidad, han diluido los avances que el país había logrado; la inseguridad sigue dominando, al igual que los problemas económicos a los que nos enfrentamos día a día.

El cambio en nuestro país debe seguir, impulsado y sostenido por la sociedad, la cual tiene que involucrarse en los asuntos públicos siendo necesario que con el producto del esfuerzo de cada uno de nosotros, podamos satisfacer las necesidades, a partir de los valores y la dignidad de la persona, más allá del bienestar material. Para de esta forma crear un círculo virtuoso, sustentado por el incremento en los ingresos, elevando con ello la calidad de vida.

Sus comentarios jrobertofl@hotmail.com

Las principales causas de la desigualdad social se engloban en aspectos de carácter económico, político, religioso, étnico y de género, que aunado a los bajos salarios son la principal causa y, mientras siga incrementándose, mayor será la pobreza en el país.

La desigualdad trae como consecuencia la inconformidad, la cual se manifiesta a través de protestas y conflictos por las personas afectadas, así como por diversos movimientos, que lo que buscan es el reconocimiento de sus derechos humanos básicos o fundamentales.

Pero ¿a qué se debe y qué consecuencias ha traído en el orden mundial?, por su parte, los políticos de izquierda manifiestan que el principal problema de la desigualdad social, se genera por la corrupción de los gobiernos, en especial en países en vías de desarrollo.

Pues sin duda, el desvío y malversación de los recursos públicos, reduce el impacto social de los escasos recursos destinados a la inversión en los grupos menos favorecidos de la sociedad. Además, de que el Estado no cuenta con la capacidad institucional necesaria para corregir las desigualdades sociales.

La desigualdad social no solo se da en países no desarrollados o subdesarrollados, también se manifiesta en países con niveles de desarrollo alto, principalmente por una deficiente calidad educativa, que limita oportunidades en el mercado laboral y en la dificultad de acceder a los bienes culturales o a los servicios sanitarios que padece un alto porcentaje de la población.

Los teóricos e ideólogos marxistas establecen que la desigualdad social surgió con el capitalismo, es decir, “con el sistema económico que perpetró la idea de la acumulación de capital y propiedad privada, y que al mismo tiempo que incita el principio de mayor competición y distingue el nivel de las personas basado en el capital y su capacidad de consumo”.

La desigualdad social es una problemática presente en todos los países, sin embargo, existen lugares donde los problemas son más evidentes; conviene entonces señalar, que en las sociedades democráticas, el compromiso ante la sociedad es reducir las brechas de desigualdad para arribar a la igualdad social.

En fecha reciente, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) reconoció el esfuerzo del actual Gobierno federal, para reducir la desigualdad de la población; el Presidente del BID Luis Alberto Moreno, destacó "Cerrar las brechas de desigualdad que es la urgencia que el Presidente López Obrador ha puesto como reto para todos los mexicanos y que es la esencia del trabajo que el Banco hace", al tiempo de señalar que este desafío requiere crecer más e incorporar mucho más a la mujer a la fuerza laboral así como reducir la desigualdad.

En la parte hacendaria afirmó que México se distingue por ser uno de los más sofisticados que hay en América Latina, del que muchos han aprendido.

Desde su toma de protesta, López Obrador señaló que uno de los compromisos como presidente de México: era “presentar ante el Congreso reformas constitucionales, para establecer el Estado de Bienestar y garantizar el derecho del pueblo a la salud, la educación y a la seguridad social.”

A partir de hoy, señaló, “el Estado se ocupará de disminuir las desigualdades sociales, no se seguirá desplazando a la justicia social de la agenda del gobierno” además de comprometerse a que las inversiones de accionistas nacionales y extranjeros estarán seguras y se crearán condiciones hasta para obtener buenos rendimientos, porque en México habrá honestidad, estado de Derecho, reglas claras, crecimiento económico y habrá confianza.”

Sin embargo, los cambios instrumentados, no han sido suficientes respecto a la esperada expectativa social. Diversos errores gubernamentales y la frivolidad, han diluido los avances que el país había logrado; la inseguridad sigue dominando, al igual que los problemas económicos a los que nos enfrentamos día a día.

El cambio en nuestro país debe seguir, impulsado y sostenido por la sociedad, la cual tiene que involucrarse en los asuntos públicos siendo necesario que con el producto del esfuerzo de cada uno de nosotros, podamos satisfacer las necesidades, a partir de los valores y la dignidad de la persona, más allá del bienestar material. Para de esta forma crear un círculo virtuoso, sustentado por el incremento en los ingresos, elevando con ello la calidad de vida.

Sus comentarios jrobertofl@hotmail.com

sábado 30 de noviembre de 2019

La Capilla Sixtina en Puebla

viernes 22 de noviembre de 2019

Pueblo contra pueblo

sábado 16 de noviembre de 2019

Ejercer un gobierno para todos

sábado 02 de noviembre de 2019

El valor de las instituciones

sábado 26 de octubre de 2019

Estado de derecho

viernes 11 de octubre de 2019

¿Y el respeto a los habitantes en México?

viernes 04 de octubre de 2019

El reto, reducir la desigualdad social

sábado 28 de septiembre de 2019

Impulsar la calidad de vida en México

Cargar Más