/ viernes 9 de agosto de 2019

El retorno de Melquiades

Un exgobernador de Puebla, Melquiades Morales, buscará la alcaldía de la capital en 2021.

Por lo menos, eso aseguran sus amigos cercanos y ex colaboradores.

No será extraño que eso suceda en los tiempos aciagos y sin unidad que corren para el Partido Revolucionario Institucional, en el que ha militado toda la vida y morirá con la playera tricolor tatuada en su cuerpo.

Melquiades Morales es un político de tiempo completo.

Desde aquellos años de estudiante cuando empezó a incursionar en movimientos universitarios como líder de la Facultad de Derecho, hasta su integración en 1969 al equipo del gobernador, doctor y general Rafael Moreno Valle.

Ha pasado por diputaciones locales y federales y el Senado de la República. Fue funcionario municipal, estatal y federal. Dirigente del PRI en el municipio y en el estado, embajador de México en Costa Rica e integrante del Consejo Político Nacional de su partido.

Su mayor posición personal, fue su sueño de niño, el cual cumplió: con creces al ser gobernador de Puebla durante el sexenio 1999-2005.

De origen campesino nunca antes buscó la presidencia municipal de la capital porque en su momento entendió que entraría en una competencia electoral desigual, en especial con los panistas, y prefirió mantener sus posiciones y su lucha en el interior del estado, concretamente en el distrito de Ciudad Serdán.

El agonizante PRI tiene militancia y cuadros en Puebla, pero en la mayoría de los casos polarizan y de los contados que tienen capital político personal y recursos está Melquiades Morales Flores, quien entiende estos tiempo y el asunto de su desventaja, por su origen campesino, quedó atrás.

No sería el primer ex gobernador de Puebla que compita por una presidencia municipal.

El doctor Alfredo Toxqui Fernández de Lara, uno de los tutores políticos de Morales Flores, dejó Casa Puebla en 1981 y en 1992 compitió por la presidencia de su entrañable Cholula de Rivadavia. Y ganó.

En aquella ocasión el candidato a gobernador del PRI, Manuel Bartlett, pidió a Jaime Aguilar Álvarez, su amigo y delegado del Ejecutivo Nacional priista, que buscara un perfil que ganara el proceso en San Pedro, que antes de iniciar las campañas estaba perdido.

El doctor Toxqui fue la propuesta y consiguió el resultado electoral que esperaban.

Melquiades sabe que ahora las condiciones son otras, pero está dispuesto a competir y confía sacar un buen resultado para el PRI, mientras Morena y sus aliados sólo ven como rival al PAN y a sus impulsores de El Yunque quienes, suponen, van a emprender un movimiento contra la 4T.

Lo primero será buscar la unidad de los priistas y después construir una red social con sus viejos aliados y quienes quieran sumarse a su proyecto.

Algunos aseguran que ya empezó.

Estamos ante el inminente retorno de Melquiades Morales, quien hará todo por ser el próximo presidente municipal de Puebla, el tiempo lo confirmará.

De las anécdotas que se cuentan

Fue en el Campo Militar Marte de la Ciudad de México.

Se celebraba la fiesta de la boda de la hija mayor del ex gobernador Guillermo Jiménez Morales y doña Laura Elena Betancourt.

En una mesa de invitados, Melquiades Morales confiaba sus razones para no buscar la presidencia municipal de Puebla, como lo hicieron en su momento Miguel Quirós Pérez, Guillermo Pacheco Pulido y Marco Antonio Rojas.

-Mi origen campesino no le gusta a los poblanos de la capital- explicaba.

-Esa es la razón porque no he buscado la presidencia municipal de Puebla, hay otras posiciones en las que no tengo problema y nunca le daré ventaja a los panistas- concluyó.

Han pasado tres décadas de aquellos tiempos y México y la política actual son totalmente distintos.

Melquiades lo entiende y por eso sus legítimas aspiraciones.

fcrisanto00@yahoo.com.mx

Twitter: @fercrisanto

Facebook: Fernando Alberto Crisanto

Un exgobernador de Puebla, Melquiades Morales, buscará la alcaldía de la capital en 2021.

Por lo menos, eso aseguran sus amigos cercanos y ex colaboradores.

No será extraño que eso suceda en los tiempos aciagos y sin unidad que corren para el Partido Revolucionario Institucional, en el que ha militado toda la vida y morirá con la playera tricolor tatuada en su cuerpo.

Melquiades Morales es un político de tiempo completo.

Desde aquellos años de estudiante cuando empezó a incursionar en movimientos universitarios como líder de la Facultad de Derecho, hasta su integración en 1969 al equipo del gobernador, doctor y general Rafael Moreno Valle.

Ha pasado por diputaciones locales y federales y el Senado de la República. Fue funcionario municipal, estatal y federal. Dirigente del PRI en el municipio y en el estado, embajador de México en Costa Rica e integrante del Consejo Político Nacional de su partido.

Su mayor posición personal, fue su sueño de niño, el cual cumplió: con creces al ser gobernador de Puebla durante el sexenio 1999-2005.

De origen campesino nunca antes buscó la presidencia municipal de la capital porque en su momento entendió que entraría en una competencia electoral desigual, en especial con los panistas, y prefirió mantener sus posiciones y su lucha en el interior del estado, concretamente en el distrito de Ciudad Serdán.

El agonizante PRI tiene militancia y cuadros en Puebla, pero en la mayoría de los casos polarizan y de los contados que tienen capital político personal y recursos está Melquiades Morales Flores, quien entiende estos tiempo y el asunto de su desventaja, por su origen campesino, quedó atrás.

No sería el primer ex gobernador de Puebla que compita por una presidencia municipal.

El doctor Alfredo Toxqui Fernández de Lara, uno de los tutores políticos de Morales Flores, dejó Casa Puebla en 1981 y en 1992 compitió por la presidencia de su entrañable Cholula de Rivadavia. Y ganó.

En aquella ocasión el candidato a gobernador del PRI, Manuel Bartlett, pidió a Jaime Aguilar Álvarez, su amigo y delegado del Ejecutivo Nacional priista, que buscara un perfil que ganara el proceso en San Pedro, que antes de iniciar las campañas estaba perdido.

El doctor Toxqui fue la propuesta y consiguió el resultado electoral que esperaban.

Melquiades sabe que ahora las condiciones son otras, pero está dispuesto a competir y confía sacar un buen resultado para el PRI, mientras Morena y sus aliados sólo ven como rival al PAN y a sus impulsores de El Yunque quienes, suponen, van a emprender un movimiento contra la 4T.

Lo primero será buscar la unidad de los priistas y después construir una red social con sus viejos aliados y quienes quieran sumarse a su proyecto.

Algunos aseguran que ya empezó.

Estamos ante el inminente retorno de Melquiades Morales, quien hará todo por ser el próximo presidente municipal de Puebla, el tiempo lo confirmará.

De las anécdotas que se cuentan

Fue en el Campo Militar Marte de la Ciudad de México.

Se celebraba la fiesta de la boda de la hija mayor del ex gobernador Guillermo Jiménez Morales y doña Laura Elena Betancourt.

En una mesa de invitados, Melquiades Morales confiaba sus razones para no buscar la presidencia municipal de Puebla, como lo hicieron en su momento Miguel Quirós Pérez, Guillermo Pacheco Pulido y Marco Antonio Rojas.

-Mi origen campesino no le gusta a los poblanos de la capital- explicaba.

-Esa es la razón porque no he buscado la presidencia municipal de Puebla, hay otras posiciones en las que no tengo problema y nunca le daré ventaja a los panistas- concluyó.

Han pasado tres décadas de aquellos tiempos y México y la política actual son totalmente distintos.

Melquiades lo entiende y por eso sus legítimas aspiraciones.

fcrisanto00@yahoo.com.mx

Twitter: @fercrisanto

Facebook: Fernando Alberto Crisanto

viernes 13 de diciembre de 2019

Genaro y Facundo, su paso por Puebla

viernes 06 de diciembre de 2019

Una Antorcha sin privilegios

viernes 29 de noviembre de 2019

Grupo Puebla y el futuro de AL

viernes 22 de noviembre de 2019

Lo peor del PRI, ¿son los priistas?

viernes 15 de noviembre de 2019

De aliados y alianzas

viernes 08 de noviembre de 2019

El misterioso ¿secuestro?

viernes 01 de noviembre de 2019

No venderán la fe pública

viernes 25 de octubre de 2019

Nubarrones económicos

viernes 18 de octubre de 2019

Es la guerra

viernes 11 de octubre de 2019

Transportistas “al abordaje”

Cargar Más