/ sábado 24 de octubre de 2020

“En la tablita” más de 37 funcionarios panistas de gobiernos morenovallista y galista

Un exgobernador –Antonio Gali Fayad-, dos ex alcaldes de la ciudad de Puebla, (el propio Toni y Luis Bank Serrato), cinco ex secretarios de Gobernación, de los cuales además tres de ellos repitieron con categoría similar pero en tres secretarías diferentes; cinco directores generales de oficinas gubernamentales; 22 ex secretarios de diversas dependencias; y un fiscal General forman hasta el momento la larga lista de 37 altos funcionarios de los dos últimos gobiernos panistas, que se encuentran “en la tablita” pues son investigados por el gobierno de Luis Miguel Barbosa por una serie de delitos e inconsistencias durante el tiempo en que prestaron sus servicios en dos administraciones estatales.

La revisión de que son objeto se basa en “datos que no cuadran”, pues se detectaron uso de facturas falsas, operaciones simuladas, fraude, desviación de recursos por los sismos; fraude en el Transporte Ruta; desvíos económicos en general, títulos “patito”, RVOES, y otros rubros. De tales irregularidades se desprenden las denuncias públicas hechas por el jefe del ejecutivo en diversas ocasiones, resaltando además el mal uso en algunos casos y la falta de transparencia en otros de la “partida secreta”. Se significan en este renglón cuatro ex secretarios de gobierno de los que no se sabe cómo y en qué utilizaron cientos de millones de pesos.

Los funcionarios “en capilla” pertenecen al gobierno del fallecido Rafael Moreno Valle Rosas y al del mini gobernador Antonio Gali Fayad, este último también ex alcalde, así como de Luis Bank Serrato, todos miembros del Partido Acción Nacional. Desde el inicio de su gobierno Barbosa Huerta, empezó auditorías para conocer cuál era el estado real de las finanzas y como había sido el manejo de los dineros en los últimos años, de parte funcionarios de las dos administraciones, así como el cumplimiento de obras y compromisos, ya que eran notorias muchas irregularidades y el mal uso de los recursos, pues no cuadraban los números de los documentos con los que trataron de justificarse gastos, inversiones, trabajos etc.,

LA DANZA DE LOS MILLONES

Las investigaciones demostraron que cada uno de los que están en la mira, tenían serias inconsistencias especialmente en los presupuestos de sus dependencias, por lo que la ASE –Auditoría Superior del Estado- y otras autoridades analizan los documentos existentes, que han sacado a la luz la danza de cientos de millones de pesos cuya comprobación falta o simplemente no está justificada. De ahí que quienes resulten culpables y hayan violado la ley, serán castigados incluso con prisión, dijo Barbosa Huerta.

Los indicios de las irregularidades eran tan contundentes que se empezó a conformar una lista de personajes ahora en investigación, resultando que todos son importantes, pues se desempeñaron como secretarios, esto es en primer nivel, y algunos mandos medios. En el documento, además de los ya mencionados aparecen por ejemplo los ex secretarios de gobierno Fernando Manzanilla Prieto, Diódoro Carrasco, el fallecido Luis Maldonado Venegas, Jesús Rodríguez Almeida y Jorge Benito Cruz Bermúdez quien también estuvo en el CAPCEE donde se acusan muchos fraudes. Él es ahora magistrado en el TSJ. También Roberto Moya, José Cabalán Macari, Bernardo Huerta, y Francisco Rodríguez, ex secretarios de Finanzas, Administración, del Transporte, y Desarrollo Rural, respectivamente.

Asimismo aparecen tres ex titulares de la secretaría de seguridad Pública: Facundo Rosas, Jesús Morales Rodríguez y Manuel Alonso. No se escapan de los señalamientos tres titulares de la Secretaría de Educación Pública. Se incluye al ex titular de la Secretaria de Salud Jorge Aguilar Chedraui, y a tres secretarios de Desarrollo Rural. La lista es ¡uff! bastante larga pues también aparecen titulares de dependencias como carreteras de Cuota, CAPFE, secretaría del Medio Ambiente, Secretarías de desarrollo Social; de Infraestructura; e inclusive del sistema DIF. Son tantos que el gobernador asegura que “podría denunciar un caso diario de corrupción. Esto es escandaloso”.

Pese a que el mismo ejecutivo ha hecho públicas denuncias, son contados los que han deslindado de posibles irregularidades o manifestado estar dispuestos a colaborar en las indagaciones. La mayoría guarda un silencio sepulcral y algunos, ha trascendido que ya no se encuentran en Puebla. No obstante como aseguro el ejecutivo los culpables “serán procesados. Las investigaciones están en curso y hay más que no se difunde por la debida secrecía”.

No se sabe cuántos o quienes podrían ser exculpados o tengan un pie en la cárcel al ser denunciados penalmente, pero como consecuencia de las investigaciones, en los próximos meses sin duda se destaparán más escándalos cuando se compruebe quienes cometieron los ilícitos, que por el momento les han sido señalados. Se dice que la lista podría aumentar significativamente. Hay que tomar en cuenta que los análisis e indagaciones llevan tiempo y sobre todo que podría ser una estrategia política, no dar a conocer en éstos momentos resultados, pues en los primeros meses del 2021 y especialmente en los más cercanos al proceso electoral y tiempos de campaña, esto será “oro molido” para MORENA. Por cierto el ejecutivo advirtió que aún durante el proceso electoral no se detendrán las investigaciones a los panistas.

Y HASTA LA PRÓXIMA. Con motivo de la fiesta de los fieles difuntos esta columna no aparecerá la próxima semana.

mariagarciasolis@hotmail.com

Un exgobernador –Antonio Gali Fayad-, dos ex alcaldes de la ciudad de Puebla, (el propio Toni y Luis Bank Serrato), cinco ex secretarios de Gobernación, de los cuales además tres de ellos repitieron con categoría similar pero en tres secretarías diferentes; cinco directores generales de oficinas gubernamentales; 22 ex secretarios de diversas dependencias; y un fiscal General forman hasta el momento la larga lista de 37 altos funcionarios de los dos últimos gobiernos panistas, que se encuentran “en la tablita” pues son investigados por el gobierno de Luis Miguel Barbosa por una serie de delitos e inconsistencias durante el tiempo en que prestaron sus servicios en dos administraciones estatales.

La revisión de que son objeto se basa en “datos que no cuadran”, pues se detectaron uso de facturas falsas, operaciones simuladas, fraude, desviación de recursos por los sismos; fraude en el Transporte Ruta; desvíos económicos en general, títulos “patito”, RVOES, y otros rubros. De tales irregularidades se desprenden las denuncias públicas hechas por el jefe del ejecutivo en diversas ocasiones, resaltando además el mal uso en algunos casos y la falta de transparencia en otros de la “partida secreta”. Se significan en este renglón cuatro ex secretarios de gobierno de los que no se sabe cómo y en qué utilizaron cientos de millones de pesos.

Los funcionarios “en capilla” pertenecen al gobierno del fallecido Rafael Moreno Valle Rosas y al del mini gobernador Antonio Gali Fayad, este último también ex alcalde, así como de Luis Bank Serrato, todos miembros del Partido Acción Nacional. Desde el inicio de su gobierno Barbosa Huerta, empezó auditorías para conocer cuál era el estado real de las finanzas y como había sido el manejo de los dineros en los últimos años, de parte funcionarios de las dos administraciones, así como el cumplimiento de obras y compromisos, ya que eran notorias muchas irregularidades y el mal uso de los recursos, pues no cuadraban los números de los documentos con los que trataron de justificarse gastos, inversiones, trabajos etc.,

LA DANZA DE LOS MILLONES

Las investigaciones demostraron que cada uno de los que están en la mira, tenían serias inconsistencias especialmente en los presupuestos de sus dependencias, por lo que la ASE –Auditoría Superior del Estado- y otras autoridades analizan los documentos existentes, que han sacado a la luz la danza de cientos de millones de pesos cuya comprobación falta o simplemente no está justificada. De ahí que quienes resulten culpables y hayan violado la ley, serán castigados incluso con prisión, dijo Barbosa Huerta.

Los indicios de las irregularidades eran tan contundentes que se empezó a conformar una lista de personajes ahora en investigación, resultando que todos son importantes, pues se desempeñaron como secretarios, esto es en primer nivel, y algunos mandos medios. En el documento, además de los ya mencionados aparecen por ejemplo los ex secretarios de gobierno Fernando Manzanilla Prieto, Diódoro Carrasco, el fallecido Luis Maldonado Venegas, Jesús Rodríguez Almeida y Jorge Benito Cruz Bermúdez quien también estuvo en el CAPCEE donde se acusan muchos fraudes. Él es ahora magistrado en el TSJ. También Roberto Moya, José Cabalán Macari, Bernardo Huerta, y Francisco Rodríguez, ex secretarios de Finanzas, Administración, del Transporte, y Desarrollo Rural, respectivamente.

Asimismo aparecen tres ex titulares de la secretaría de seguridad Pública: Facundo Rosas, Jesús Morales Rodríguez y Manuel Alonso. No se escapan de los señalamientos tres titulares de la Secretaría de Educación Pública. Se incluye al ex titular de la Secretaria de Salud Jorge Aguilar Chedraui, y a tres secretarios de Desarrollo Rural. La lista es ¡uff! bastante larga pues también aparecen titulares de dependencias como carreteras de Cuota, CAPFE, secretaría del Medio Ambiente, Secretarías de desarrollo Social; de Infraestructura; e inclusive del sistema DIF. Son tantos que el gobernador asegura que “podría denunciar un caso diario de corrupción. Esto es escandaloso”.

Pese a que el mismo ejecutivo ha hecho públicas denuncias, son contados los que han deslindado de posibles irregularidades o manifestado estar dispuestos a colaborar en las indagaciones. La mayoría guarda un silencio sepulcral y algunos, ha trascendido que ya no se encuentran en Puebla. No obstante como aseguro el ejecutivo los culpables “serán procesados. Las investigaciones están en curso y hay más que no se difunde por la debida secrecía”.

No se sabe cuántos o quienes podrían ser exculpados o tengan un pie en la cárcel al ser denunciados penalmente, pero como consecuencia de las investigaciones, en los próximos meses sin duda se destaparán más escándalos cuando se compruebe quienes cometieron los ilícitos, que por el momento les han sido señalados. Se dice que la lista podría aumentar significativamente. Hay que tomar en cuenta que los análisis e indagaciones llevan tiempo y sobre todo que podría ser una estrategia política, no dar a conocer en éstos momentos resultados, pues en los primeros meses del 2021 y especialmente en los más cercanos al proceso electoral y tiempos de campaña, esto será “oro molido” para MORENA. Por cierto el ejecutivo advirtió que aún durante el proceso electoral no se detendrán las investigaciones a los panistas.

Y HASTA LA PRÓXIMA. Con motivo de la fiesta de los fieles difuntos esta columna no aparecerá la próxima semana.

mariagarciasolis@hotmail.com

ÚLTIMASCOLUMNAS