/ martes 12 de junio de 2018

En Punto

Al estilo Andrés Manuel López Obrador en el terreno nacional, Martha Erika Alonso se llevó la noche del debate de candidatos al gobierno del estado con un par de ocurrencias cargadas de sarcasmo en contra de Luis Miguel Barbosa Huerta.

En dos ocasiones la aspirante de la coalición Por Puebla al Frente reviró los ataques de su oponente de la alianza Juntos Haremos Historia con chascarrillos que, medio en broma y medio en serio, le dieron el toque de humor al debate.

El primero ocurrió cuando la exsecretaria general del PAN llamó licenciado a Barbosa para, inmediatamente después, corregir a “señor”, en alusión explícita a la falta de cédula profesional del abanderado del partido Movimiento Regeneración Nacional.

En ninguna de sus oportunidades Barbosa respondió al señalamiento que también emanó de Michel Chaín Carrillo, el candidato del Partido Verde, quien, como se esperaba, se prestó al juego de tundirle una y otra vez a Barbosa.

El segundo revire fue todavía más relevante.

Instantes después de llamarlo misógino, Martha Erika reprochó a Barbosa que no hiciera honor a su nombre, “Luis Miguel”, sino que se pareciera más a “Luisito Rey”, el enemigo público número uno de los mexicanos gracias a la exitosísima serie de Netflix.

La aseveración fue celebrada incluso entre los asistentes al debate en el Hotel Marriot, donde hasta los morenistas Nancy de la Sierra y Alejandro Armenta Mier se ahogaron en risas.

Lo dicho.

La aspirante de Por Puebla al Frente se llevó la noche con esas dos expresiones.

***

Tres de los cuatro candidatos al gobierno del estado hicieron en el debate lo que se sabía que iban a hacer.

Martha Erika Alonso caracterizó su participación con propuestas y revires a los ataques de Luis Miguel Barbosa.

Barbosa, por su parte, se dedicó en la mayoría de sus participaciones a combatir el “morenovallismo” que ve personificado en la candidatura de Martha Erika.

Michel Chaín no sorprendió.

Ya se esperaba esa vehemencia con que atacó al candidato de Morena, en el rol de aliado indirecto de la abanderada de los partidos PAN, PRD, MC PSI y CPP.

De quien no se tenían certezas era de Enrique Doger.

El aspirante del PRI optó por jugar del lado de Martha Erika.

Aunque criticó algunas veces a la abanderada del PAN, en realidad lanzó sus misiles más poderosos y efectivos en contra del aspirante de Morena.

Así transcurrió el primer y único debate de candidatos al gobierno de Puebla, en un duelo de tres contra uno del que salió mejor librada Alonso.

***

Noche de posdebate.

Al terminar el debate de candidatos a gobernador, El Sol de Puebla y ABC Radio realizaron un posdebate, que mereció transmisión especial a través de Internet y radio.

El ejercicio de una hora de duración contó con la presencia de representantes de los cuatro aspirantes.

Y la verdad es que por momentos lució todavía más intenso que el encuentro de los candidatos.

Germán Sierra Sánchez acudió en representación de Enrique Doger, mientras que Francisco Fraile García lo hizo a nombre de Martha Erika Alonso.

Dos experimentados políticos que le pusieron sabor al debate del debate y que defendieron con todos los recursos a su alcance las propuestas y el prestigio de sus candidatos y sus partidos.

Carlos Figueroa Ibarra, nuevo en estos menesteres, representante de Miguel Barbosa, estuvo al nivel de los demás, sin bajar la guardia y contraatacando.

Por Michel Chaín estuvo Cecilia Monzón, además candidata a presidenta municipal de San Pedro Cholula por el Partido Verde.

La representante del exfuncionario estatal le puso sabor al encuentro y puso en su lugar, incluso, a Fraile.

Resultó ser más opositora que su representado.

Bien por todos ellos.







Al estilo Andrés Manuel López Obrador en el terreno nacional, Martha Erika Alonso se llevó la noche del debate de candidatos al gobierno del estado con un par de ocurrencias cargadas de sarcasmo en contra de Luis Miguel Barbosa Huerta.

En dos ocasiones la aspirante de la coalición Por Puebla al Frente reviró los ataques de su oponente de la alianza Juntos Haremos Historia con chascarrillos que, medio en broma y medio en serio, le dieron el toque de humor al debate.

El primero ocurrió cuando la exsecretaria general del PAN llamó licenciado a Barbosa para, inmediatamente después, corregir a “señor”, en alusión explícita a la falta de cédula profesional del abanderado del partido Movimiento Regeneración Nacional.

En ninguna de sus oportunidades Barbosa respondió al señalamiento que también emanó de Michel Chaín Carrillo, el candidato del Partido Verde, quien, como se esperaba, se prestó al juego de tundirle una y otra vez a Barbosa.

El segundo revire fue todavía más relevante.

Instantes después de llamarlo misógino, Martha Erika reprochó a Barbosa que no hiciera honor a su nombre, “Luis Miguel”, sino que se pareciera más a “Luisito Rey”, el enemigo público número uno de los mexicanos gracias a la exitosísima serie de Netflix.

La aseveración fue celebrada incluso entre los asistentes al debate en el Hotel Marriot, donde hasta los morenistas Nancy de la Sierra y Alejandro Armenta Mier se ahogaron en risas.

Lo dicho.

La aspirante de Por Puebla al Frente se llevó la noche con esas dos expresiones.

***

Tres de los cuatro candidatos al gobierno del estado hicieron en el debate lo que se sabía que iban a hacer.

Martha Erika Alonso caracterizó su participación con propuestas y revires a los ataques de Luis Miguel Barbosa.

Barbosa, por su parte, se dedicó en la mayoría de sus participaciones a combatir el “morenovallismo” que ve personificado en la candidatura de Martha Erika.

Michel Chaín no sorprendió.

Ya se esperaba esa vehemencia con que atacó al candidato de Morena, en el rol de aliado indirecto de la abanderada de los partidos PAN, PRD, MC PSI y CPP.

De quien no se tenían certezas era de Enrique Doger.

El aspirante del PRI optó por jugar del lado de Martha Erika.

Aunque criticó algunas veces a la abanderada del PAN, en realidad lanzó sus misiles más poderosos y efectivos en contra del aspirante de Morena.

Así transcurrió el primer y único debate de candidatos al gobierno de Puebla, en un duelo de tres contra uno del que salió mejor librada Alonso.

***

Noche de posdebate.

Al terminar el debate de candidatos a gobernador, El Sol de Puebla y ABC Radio realizaron un posdebate, que mereció transmisión especial a través de Internet y radio.

El ejercicio de una hora de duración contó con la presencia de representantes de los cuatro aspirantes.

Y la verdad es que por momentos lució todavía más intenso que el encuentro de los candidatos.

Germán Sierra Sánchez acudió en representación de Enrique Doger, mientras que Francisco Fraile García lo hizo a nombre de Martha Erika Alonso.

Dos experimentados políticos que le pusieron sabor al debate del debate y que defendieron con todos los recursos a su alcance las propuestas y el prestigio de sus candidatos y sus partidos.

Carlos Figueroa Ibarra, nuevo en estos menesteres, representante de Miguel Barbosa, estuvo al nivel de los demás, sin bajar la guardia y contraatacando.

Por Michel Chaín estuvo Cecilia Monzón, además candidata a presidenta municipal de San Pedro Cholula por el Partido Verde.

La representante del exfuncionario estatal le puso sabor al encuentro y puso en su lugar, incluso, a Fraile.

Resultó ser más opositora que su representado.

Bien por todos ellos.







viernes 22 de junio de 2018

En Punto

jueves 21 de junio de 2018

En Punto

miércoles 20 de junio de 2018

En Punto

martes 19 de junio de 2018

En Punto

lunes 18 de junio de 2018

En Punto

viernes 15 de junio de 2018

En Punto

jueves 14 de junio de 2018

En Punto

miércoles 13 de junio de 2018

En Punto

martes 12 de junio de 2018

En Punto

lunes 11 de junio de 2018

En Punto

Cargar Más