/ lunes 7 de enero de 2019

En Punto

Todos quieren gobernar al estado de Puebla.

Ya sea como interino o como candidato para ir a una competencia formal, muchos son los que han levantado la mano, por vía personal o de terceros, para ser tomados en cuenta en el futuro inmediato.

Ayer tocó el turno a Enrique Cárdenas Sánchez y Gabriel Hinojosa Rivero, dos personajes respetables que ya han tenido acercamientos con el escabroso mundo de la política. El segundo de ellos incluso compitió y ganó la presidencia municipal de Puebla para el PAN en 1995.

Tanto el exrector de la UDLAP como el exalcalde de Puebla dictaron una conferencia de prensa para anunciar que, si el Congreso del Estado así lo dispone, le entran sin dudar a la gubernatura interina que habrá de definirse antes del 25 de enero.

“Estamos dispuestos a participar. Están ahí los nombres y, en dado caso, si aceptaría”, soltó Cárdenas.

Para desgracia del exrector y de quienes quisieran verlo en Casa Puebla por lo menos unos meses, es prácticamente imposible que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, pase por alto las duras críticas que le ha hecho el académico y permita que los diputados de Morena, PT y PES lo avalen para el interinato.


***

“Es necesario que tengamos ya una cabeza para que se tomen las medidas necesarias que se tengan que tomar para la gobernabilidad de Puebla”.

Con estas palabras fue como el arzobispo Víctor Sánchez Espinosa urgió a los diputados locales a acelerar la definición de un gobernador interino para Puebla.

Continuar con la indefinición, sostuvo, es una manera de alimentar la inseguridad y permitir el incremento de hechos delictivos en el estado.

El líder de la Iglesia Católica advierte una crisis de inseguridad a partir de los informes que le hacen llegar los párrocos del interior del estado.

Hay un aumento de inseguridad que tiene que ver con la falta de gobernador, expuso.

La Iglesia es un buen termómetro acerca de lo que ocurre en la entidad.

Hay que tomar con mucha seriedad la advertencia.


***

Una mala noticia para los magistrados del Tribunal Electoral del estado de Puebla.

Estudios de la Asociación de Tribunales Electorales de la República Mexicana lo ubicaron como el segundo menos eficiente del país debido a su desempeño en el pasado proceso electoral.

Con base en esos resultados, se sabe que obtuvo un porcentaje de eficiencia de apenas 86.5 por ciento, lo que se mide tomando en cuenta la cantidad de asuntos impugnados por los diversos actores políticos y el número de asuntos confirmados.

Lo interesante es que ser el segundo peor no sorprende.

Como que era esperada una evaluación de esas características.

Todos quieren gobernar al estado de Puebla.

Ya sea como interino o como candidato para ir a una competencia formal, muchos son los que han levantado la mano, por vía personal o de terceros, para ser tomados en cuenta en el futuro inmediato.

Ayer tocó el turno a Enrique Cárdenas Sánchez y Gabriel Hinojosa Rivero, dos personajes respetables que ya han tenido acercamientos con el escabroso mundo de la política. El segundo de ellos incluso compitió y ganó la presidencia municipal de Puebla para el PAN en 1995.

Tanto el exrector de la UDLAP como el exalcalde de Puebla dictaron una conferencia de prensa para anunciar que, si el Congreso del Estado así lo dispone, le entran sin dudar a la gubernatura interina que habrá de definirse antes del 25 de enero.

“Estamos dispuestos a participar. Están ahí los nombres y, en dado caso, si aceptaría”, soltó Cárdenas.

Para desgracia del exrector y de quienes quisieran verlo en Casa Puebla por lo menos unos meses, es prácticamente imposible que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, pase por alto las duras críticas que le ha hecho el académico y permita que los diputados de Morena, PT y PES lo avalen para el interinato.


***

“Es necesario que tengamos ya una cabeza para que se tomen las medidas necesarias que se tengan que tomar para la gobernabilidad de Puebla”.

Con estas palabras fue como el arzobispo Víctor Sánchez Espinosa urgió a los diputados locales a acelerar la definición de un gobernador interino para Puebla.

Continuar con la indefinición, sostuvo, es una manera de alimentar la inseguridad y permitir el incremento de hechos delictivos en el estado.

El líder de la Iglesia Católica advierte una crisis de inseguridad a partir de los informes que le hacen llegar los párrocos del interior del estado.

Hay un aumento de inseguridad que tiene que ver con la falta de gobernador, expuso.

La Iglesia es un buen termómetro acerca de lo que ocurre en la entidad.

Hay que tomar con mucha seriedad la advertencia.


***

Una mala noticia para los magistrados del Tribunal Electoral del estado de Puebla.

Estudios de la Asociación de Tribunales Electorales de la República Mexicana lo ubicaron como el segundo menos eficiente del país debido a su desempeño en el pasado proceso electoral.

Con base en esos resultados, se sabe que obtuvo un porcentaje de eficiencia de apenas 86.5 por ciento, lo que se mide tomando en cuenta la cantidad de asuntos impugnados por los diversos actores políticos y el número de asuntos confirmados.

Lo interesante es que ser el segundo peor no sorprende.

Como que era esperada una evaluación de esas características.

martes 23 de abril de 2019

En Punto

lunes 22 de abril de 2019

En Punto

jueves 18 de abril de 2019

En Punto

miércoles 17 de abril de 2019

En Punto

martes 16 de abril de 2019

En Punto

lunes 15 de abril de 2019

En Punto

viernes 12 de abril de 2019

En Punto

jueves 11 de abril de 2019

En Punto

miércoles 10 de abril de 2019

En Punto

martes 09 de abril de 2019

En Punto

Cargar Más