/ jueves 13 de junio de 2019

En Punto

Ahora sí se terminó.

Concluido el plazo para la presentación de impugnaciones, y no habiéndose registrado ninguna, se ha dado por concluido el proceso electoral extraordinario que sirvió para definir al próximo gobernador del estado.

A las oficinas del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación no llegó ninguna denuncia en contra de la contienda de gobernador ni del candidato Luis Miguel Barbosa Huerta, que este jueves en el consejo local del INE recibirá la constancia de mayoría que lo acredita como mandatario electo.

A diferencia de 2018, cuando el propio Barbosa impugnó los resultados que dieron el triunfo a la abanderada del PAN, Martha Erika Alonso Hidalgo, en esta ocasión no habrá conflicto postelectoral.

Eso significa, pues, que ni Enrique Cárdenas Sánchez ni Alberto Jiménez Merino, contrincante de Barbosa en los comicios de gobernador, no encontraron irregularidades relevantes que denunciar.

Aquí termina el proceso, por fin.

***

La elaboración de un voluminoso y detallado expediente que contenga las irregularidades cometidas en la administración pública estatal en los últimos ocho años, por parte de la contralora Karen Berlanga Valdés, no es lo único que debe preocupar a los funcionarios de los periodos de Rafael Moreno Valle y José Antonio Gali.

De forma paralela, el Congreso del Estado reabrirá las cuentas públicas de esos dos ex mandatarios para indagar en la presumible comisión de hechos ilícitos e irregulares.

Eso fue lo que reveló el legislador local Gabriel Biestro Medinilla, quien además de presidente de la junta de gobierno y coordinación política del Congreso es operador y amigo personal del gobernador electo, Luis Miguel Barbosa.

Así que, al parecer, esta doble revisión sacará chispas en los meses por venir.

***

Leobardo Soto Martínez ya conoce el camino para seguir acumulando beneficios particulares a través del ejercicio y la cercanía con el poder político.

El presidente de la Confederación de Trabajadores de México en el estado, que en tiempos de Mario Marín Torres fue marinista, luego morenovallista y ahora barbosista, confirmó su deseo de crear un partido político a partir de la plataforma que le obsequia el sector obrero… ¡del PRI!
Incluso, informó, ya le ha presentado el proyecto a su líder nacional, Carlos Aceves del Olmo, para que lo valore y otorgue el visto bueno.

“Ya se lo he presentado a don Carlos Aceves, a mi dirigencia nacional. Es un tema que no está en mi decisión (pero) ya hice la petición formal. A mí sí me gustaría, en lo individual sí me gustaría, pero debo ser dado a los acuerdos de mi comité ejecutivo, de mi dirigencia nacional”, expuso.

Lo que pudo adelantar, y reconocer, es su gusto personal por tener su propio partido político, lo cual es muy comprensible.

Desde la CTM, Leobardo Soto vio, principalmente en la etapa del morenovallismo, cómo partidos pequeñitos que en teoría no sirven para mucho, sí le sirven a quienes lo fundan y regentean para obtener beneficios económicos.

Ahí están los casos, por ejemplo, de Pacto Social de Integración y Compromiso por Puebla, y el eterno mini partido que ha enriquecido a sus propietarios, el Verde Ecologista.

Ahora sí se terminó.

Concluido el plazo para la presentación de impugnaciones, y no habiéndose registrado ninguna, se ha dado por concluido el proceso electoral extraordinario que sirvió para definir al próximo gobernador del estado.

A las oficinas del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación no llegó ninguna denuncia en contra de la contienda de gobernador ni del candidato Luis Miguel Barbosa Huerta, que este jueves en el consejo local del INE recibirá la constancia de mayoría que lo acredita como mandatario electo.

A diferencia de 2018, cuando el propio Barbosa impugnó los resultados que dieron el triunfo a la abanderada del PAN, Martha Erika Alonso Hidalgo, en esta ocasión no habrá conflicto postelectoral.

Eso significa, pues, que ni Enrique Cárdenas Sánchez ni Alberto Jiménez Merino, contrincante de Barbosa en los comicios de gobernador, no encontraron irregularidades relevantes que denunciar.

Aquí termina el proceso, por fin.

***

La elaboración de un voluminoso y detallado expediente que contenga las irregularidades cometidas en la administración pública estatal en los últimos ocho años, por parte de la contralora Karen Berlanga Valdés, no es lo único que debe preocupar a los funcionarios de los periodos de Rafael Moreno Valle y José Antonio Gali.

De forma paralela, el Congreso del Estado reabrirá las cuentas públicas de esos dos ex mandatarios para indagar en la presumible comisión de hechos ilícitos e irregulares.

Eso fue lo que reveló el legislador local Gabriel Biestro Medinilla, quien además de presidente de la junta de gobierno y coordinación política del Congreso es operador y amigo personal del gobernador electo, Luis Miguel Barbosa.

Así que, al parecer, esta doble revisión sacará chispas en los meses por venir.

***

Leobardo Soto Martínez ya conoce el camino para seguir acumulando beneficios particulares a través del ejercicio y la cercanía con el poder político.

El presidente de la Confederación de Trabajadores de México en el estado, que en tiempos de Mario Marín Torres fue marinista, luego morenovallista y ahora barbosista, confirmó su deseo de crear un partido político a partir de la plataforma que le obsequia el sector obrero… ¡del PRI!
Incluso, informó, ya le ha presentado el proyecto a su líder nacional, Carlos Aceves del Olmo, para que lo valore y otorgue el visto bueno.

“Ya se lo he presentado a don Carlos Aceves, a mi dirigencia nacional. Es un tema que no está en mi decisión (pero) ya hice la petición formal. A mí sí me gustaría, en lo individual sí me gustaría, pero debo ser dado a los acuerdos de mi comité ejecutivo, de mi dirigencia nacional”, expuso.

Lo que pudo adelantar, y reconocer, es su gusto personal por tener su propio partido político, lo cual es muy comprensible.

Desde la CTM, Leobardo Soto vio, principalmente en la etapa del morenovallismo, cómo partidos pequeñitos que en teoría no sirven para mucho, sí le sirven a quienes lo fundan y regentean para obtener beneficios económicos.

Ahí están los casos, por ejemplo, de Pacto Social de Integración y Compromiso por Puebla, y el eterno mini partido que ha enriquecido a sus propietarios, el Verde Ecologista.

viernes 20 de septiembre de 2019

En Punto

jueves 19 de septiembre de 2019

En Punto

miércoles 18 de septiembre de 2019

En Punto

martes 17 de septiembre de 2019

En Punto

viernes 13 de septiembre de 2019

En Punto

jueves 12 de septiembre de 2019

En Punto

miércoles 11 de septiembre de 2019

En Punto

martes 10 de septiembre de 2019

En Punto

lunes 09 de septiembre de 2019

En Punto

viernes 06 de septiembre de 2019

En Punto

Cargar Más