/ martes 9 de julio de 2019

En Punto

Indagando en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, correspondiente al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, se encuentra uno con la existencia de un ambicioso proyecto de reconstrucción de inmuebles dañados por el sismo del 2017.

Se denomina Programa Nacional para la Reconstrucción, que abarca reparaciones en unos casos y construcciones desde cero en otros, de 12 mil viviendas y 879 escuelas afectadas por el terremoto del 19 de septiembre de ese año.

Incluye las entidades de Chiapas, México, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz, ciudad de México y, por supuesto, Puebla.

“Se prioriza la atención a quienes habiten en zonas con mayor grado de marginación, con población mayoritariamente indígena o con altos índices de violencia, y considerando las localidades con mayor concentración de daños materiales, la proporcionalidad de la afectación por el número de inmuebles en la localidad y el mayor daño en la infraestructura y las viviendas”, expone el plan de manufactura lopezobradorista.

Eso obliga a preguntarse una cosa:

¿No se supone que los gobiernos federal y estatal de Puebla habían hecho todo lo necesario para reconstruir y reparar, en su totalidad, los inmuebles dañados por el sismo, salvo el caso de los templos religiosos, que por sus características requieren un proceso mucho más lento?

Eso nos habían dicho a los poblanos.

Y por lo que se lee en el documento de la 4T, nos mintieron.

***

Otras cifras que revelan una mala planeación en el desarrollo de un proyecto son las relacionadas según con la gente que habita Ciudad Modelo, en las inmediaciones de la empresa automotriz Audi.

Según los objetivos de la construcción de ese complejo habitacional y de servicios, desarrollado en la zona de San José Chiapa, serviría para brindar vivienda y condiciones de una vida equilibrada en todos sentidos a los trabajadores de Audi y las empresas de autopartes que se levantarían en el entorno.

Eso no ha ocurrido.

Además de que Ciudad Modelo se asemeja más a una ciudad fantasma que a una zona habitacional en ebullición, solo 32 por ciento de sus escasos 380 inquilinos laboran en Audi o tienen un empleo relacionado con el sector automotriz.

Los demás se dedican a la industria de la construcción, de los alimentos, a la docencia, son estudiantes o participan en otras actividades.

Las condiciones de ese núcleo poblacional no son las previstas y eso representa un problema para la administración pública, que tendrá que atenderlo en el periodo de gobierno que está por comenzar.

***

El debate sobre la despenalización del aborto, que se votará próximamente al seno del Poder Legislativo, va subiendo de nivel.

Al pronunciamiento del arzobispo, Víctor Sánchez Espinosa, que se dio en sentido opuesto a la iniciativa de reforma que se ha propuesto en el Congreso del Estado, siguieron la presidenta del Comité Directivo Estatal del PAN, Genoveva Huerta Villegas, y el presidente de la junta de gobierno y coordinación legislativo, el diputado Gabriel Biestro Medinilla.

Huerta Villegas secundó al arzobispo.

A nombre del partido y de sus legisladores locales se pronunció en contra de la despenalización.

Mientras, Biestro le pidió al arzobispo que se mantenga al margen y que no intente decir a los diputados qué hacer.

¡Zas!

Indagando en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, correspondiente al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, se encuentra uno con la existencia de un ambicioso proyecto de reconstrucción de inmuebles dañados por el sismo del 2017.

Se denomina Programa Nacional para la Reconstrucción, que abarca reparaciones en unos casos y construcciones desde cero en otros, de 12 mil viviendas y 879 escuelas afectadas por el terremoto del 19 de septiembre de ese año.

Incluye las entidades de Chiapas, México, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz, ciudad de México y, por supuesto, Puebla.

“Se prioriza la atención a quienes habiten en zonas con mayor grado de marginación, con población mayoritariamente indígena o con altos índices de violencia, y considerando las localidades con mayor concentración de daños materiales, la proporcionalidad de la afectación por el número de inmuebles en la localidad y el mayor daño en la infraestructura y las viviendas”, expone el plan de manufactura lopezobradorista.

Eso obliga a preguntarse una cosa:

¿No se supone que los gobiernos federal y estatal de Puebla habían hecho todo lo necesario para reconstruir y reparar, en su totalidad, los inmuebles dañados por el sismo, salvo el caso de los templos religiosos, que por sus características requieren un proceso mucho más lento?

Eso nos habían dicho a los poblanos.

Y por lo que se lee en el documento de la 4T, nos mintieron.

***

Otras cifras que revelan una mala planeación en el desarrollo de un proyecto son las relacionadas según con la gente que habita Ciudad Modelo, en las inmediaciones de la empresa automotriz Audi.

Según los objetivos de la construcción de ese complejo habitacional y de servicios, desarrollado en la zona de San José Chiapa, serviría para brindar vivienda y condiciones de una vida equilibrada en todos sentidos a los trabajadores de Audi y las empresas de autopartes que se levantarían en el entorno.

Eso no ha ocurrido.

Además de que Ciudad Modelo se asemeja más a una ciudad fantasma que a una zona habitacional en ebullición, solo 32 por ciento de sus escasos 380 inquilinos laboran en Audi o tienen un empleo relacionado con el sector automotriz.

Los demás se dedican a la industria de la construcción, de los alimentos, a la docencia, son estudiantes o participan en otras actividades.

Las condiciones de ese núcleo poblacional no son las previstas y eso representa un problema para la administración pública, que tendrá que atenderlo en el periodo de gobierno que está por comenzar.

***

El debate sobre la despenalización del aborto, que se votará próximamente al seno del Poder Legislativo, va subiendo de nivel.

Al pronunciamiento del arzobispo, Víctor Sánchez Espinosa, que se dio en sentido opuesto a la iniciativa de reforma que se ha propuesto en el Congreso del Estado, siguieron la presidenta del Comité Directivo Estatal del PAN, Genoveva Huerta Villegas, y el presidente de la junta de gobierno y coordinación legislativo, el diputado Gabriel Biestro Medinilla.

Huerta Villegas secundó al arzobispo.

A nombre del partido y de sus legisladores locales se pronunció en contra de la despenalización.

Mientras, Biestro le pidió al arzobispo que se mantenga al margen y que no intente decir a los diputados qué hacer.

¡Zas!

jueves 17 de octubre de 2019

En Punto

miércoles 16 de octubre de 2019

En Punto

martes 15 de octubre de 2019

En Punto

lunes 14 de octubre de 2019

En Punto

viernes 11 de octubre de 2019

En Punto

jueves 10 de octubre de 2019

En Punto

miércoles 09 de octubre de 2019

En Punto

martes 08 de octubre de 2019

En Punto

lunes 07 de octubre de 2019

En Punto

viernes 04 de octubre de 2019

En Punto

Cargar Más