/ lunes 15 de julio de 2019

En Punto

¿De verdad Yeidckol Polevnsky, la dirigente nacional de Morena, se ha ofrecido para evaluar la actuación y el desempeño del gobierno municipal de Puebla, encabezado por Claudia Rivera Vivanco?

Según la presidenta nacional de ese partido político, que estuvo este domingo en el estado, la dirigencia analizará la administración de Rivera Vivanco tras las críticas que ha recibido a su gobierno y la baja votación obtenida en favor del partido en la capital, que le llevó a perder la plaza en los comicios del 2 de junio.

“Yo voy a revisar qué es lo que ha sucedido, sé que Miguel Barbosa dijo que la va a apoyar, y la vamos a apoyar, la vamos a respaldar, pero sí me sorprendió mucho que, en Puebla, lo mismo que en las Cholulas, no tuviéramos la votación que debíamos tener”, expuso.

Todo foco adicional de observación y análisis sobre un gobierno municipal que no atina a enderezar el barco nueve meses después de comenzar funciones es bienvenido, lo que puede ser objeto de duda es que lo vaya a hacer ese personaje (Yeidckol) que al mismo tiempo defiende el acto de desvergonzada inconstitucionalidad que se cometió en Baja California, donde el Congreso de ese estado amplió el periodo de gobierno, de dos a cinco años, de Jaime Bonilla Valdez, un morenista aún en calidad de mandatario electo.

Fiel con el estilo de ese instituto político, la presidenta partidista afirmó que los habitantes de ese estado preferían la ampliación del periodo gubernamental antes que ir a una nueva elección dentro de dos años.

¿Con esa visión política va a analizar ahora a los ediles poblanos emanados de Morena?


***

Esa nueva reforma a la ley orgánica del Congreso del Estado, que pretende concretar la creación de vicecoordinadores legislativos, entre otras cosas, parece ociosa e innecesaria… por lo menos en lo que compete a tres partidos políticos concretos.

A ver, ¿a quién pondrían como vicecoordinadores las “bancadas” de Compromiso por Puebla, el Partido Verde y Nueva Alianza, cuando tienen la ridícula cantidad de un solo diputado?

Uruviel González Vieyra, de Compromiso; Juan Pablo Kuri Carballo, del Verde; y Gerardo Islas Maldonado, del “Panal”, son coordinadores que se coordinan a sí mismos. ¿Para qué necesitarían ellos o de dónde sacarían vicecoordinadores?

Para nada y de ningún lado.

La reforma parece tener esa vieja intención, que se ha manifestado en anteriores legislaturas, de crear nuevos cargos para repartir posiciones de supuesto poder e influencia y alimentar el ego político de aquellos legisladores que en realidad no son tomados en cuenta en las bancadas donde sí hay varios integrantes.

Pero bueno, como eso no genera gastos, que sigan adelante con el proyecto.


***

Una muy mala noticia para el presidente estatal del PRI, Lorenzo Rivera Sosa: el anuncio de la presumible expulsión de los “traidores” del pasado no provocó ninguna controversia, no interesó a nadie.

Eso solo significa lo que la mayoría de los dirigentes se niegan a ver dentro de ese instituto político o simplemente fingen que no observan: el tricolor está en la última fase de una larga agonía y a punto de llegar a su final.

Si a los priistas señalados no les importa la “amenaza” que ha caído sobre ellos es porque no les interesa permanecer en ese partido.

Y eso es lo grave para el partido que en Puebla encabeza Rivera Sosa.

No hay motivaciones para estar ahí, en un instituto con acta de defunción sobre la mesa que no aspira a ganar posiciones de relevancia en ninguna contienda electoral.

¿De verdad Yeidckol Polevnsky, la dirigente nacional de Morena, se ha ofrecido para evaluar la actuación y el desempeño del gobierno municipal de Puebla, encabezado por Claudia Rivera Vivanco?

Según la presidenta nacional de ese partido político, que estuvo este domingo en el estado, la dirigencia analizará la administración de Rivera Vivanco tras las críticas que ha recibido a su gobierno y la baja votación obtenida en favor del partido en la capital, que le llevó a perder la plaza en los comicios del 2 de junio.

“Yo voy a revisar qué es lo que ha sucedido, sé que Miguel Barbosa dijo que la va a apoyar, y la vamos a apoyar, la vamos a respaldar, pero sí me sorprendió mucho que, en Puebla, lo mismo que en las Cholulas, no tuviéramos la votación que debíamos tener”, expuso.

Todo foco adicional de observación y análisis sobre un gobierno municipal que no atina a enderezar el barco nueve meses después de comenzar funciones es bienvenido, lo que puede ser objeto de duda es que lo vaya a hacer ese personaje (Yeidckol) que al mismo tiempo defiende el acto de desvergonzada inconstitucionalidad que se cometió en Baja California, donde el Congreso de ese estado amplió el periodo de gobierno, de dos a cinco años, de Jaime Bonilla Valdez, un morenista aún en calidad de mandatario electo.

Fiel con el estilo de ese instituto político, la presidenta partidista afirmó que los habitantes de ese estado preferían la ampliación del periodo gubernamental antes que ir a una nueva elección dentro de dos años.

¿Con esa visión política va a analizar ahora a los ediles poblanos emanados de Morena?


***

Esa nueva reforma a la ley orgánica del Congreso del Estado, que pretende concretar la creación de vicecoordinadores legislativos, entre otras cosas, parece ociosa e innecesaria… por lo menos en lo que compete a tres partidos políticos concretos.

A ver, ¿a quién pondrían como vicecoordinadores las “bancadas” de Compromiso por Puebla, el Partido Verde y Nueva Alianza, cuando tienen la ridícula cantidad de un solo diputado?

Uruviel González Vieyra, de Compromiso; Juan Pablo Kuri Carballo, del Verde; y Gerardo Islas Maldonado, del “Panal”, son coordinadores que se coordinan a sí mismos. ¿Para qué necesitarían ellos o de dónde sacarían vicecoordinadores?

Para nada y de ningún lado.

La reforma parece tener esa vieja intención, que se ha manifestado en anteriores legislaturas, de crear nuevos cargos para repartir posiciones de supuesto poder e influencia y alimentar el ego político de aquellos legisladores que en realidad no son tomados en cuenta en las bancadas donde sí hay varios integrantes.

Pero bueno, como eso no genera gastos, que sigan adelante con el proyecto.


***

Una muy mala noticia para el presidente estatal del PRI, Lorenzo Rivera Sosa: el anuncio de la presumible expulsión de los “traidores” del pasado no provocó ninguna controversia, no interesó a nadie.

Eso solo significa lo que la mayoría de los dirigentes se niegan a ver dentro de ese instituto político o simplemente fingen que no observan: el tricolor está en la última fase de una larga agonía y a punto de llegar a su final.

Si a los priistas señalados no les importa la “amenaza” que ha caído sobre ellos es porque no les interesa permanecer en ese partido.

Y eso es lo grave para el partido que en Puebla encabeza Rivera Sosa.

No hay motivaciones para estar ahí, en un instituto con acta de defunción sobre la mesa que no aspira a ganar posiciones de relevancia en ninguna contienda electoral.

jueves 22 de agosto de 2019

En Punto

miércoles 21 de agosto de 2019

En Punto

martes 20 de agosto de 2019

En Punto

lunes 19 de agosto de 2019

En Punto

viernes 16 de agosto de 2019

En Punto

jueves 15 de agosto de 2019

En Punto

miércoles 14 de agosto de 2019

En Punto

martes 13 de agosto de 2019

En Punto

lunes 12 de agosto de 2019

En Punto

domingo 11 de agosto de 2019

En Punto

Cargar Más