/ viernes 1 de noviembre de 2019

En Punto

La Fiscalía General de la República rechazó anoche a El Sol de Puebla que hubiera ejercido una orden de aprehensión en contra del ex subsecretario federal de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), Juan Carlos Lastiri Quiroz por lo que este día se cumplen ya 48 horas sin que se sepa de su paradero.

De haberse concretado esta detención también hoy se estaría venciendo el plazo para que las autoridades presentaran sus imputaciones hacia el político priista ante el Juez, no obstante la fuente ministerial señala que la fiscalía no realizó ninguna detención relacionada con el político priista.

Esta postura de la institución federal enrarece la situación sobre el paradero del que fuera subordinado directo de Rosario Robles en la Sedatu y en la Secretaría de Desarrollo Social lo que despierta toda clase de dudas que abonan a la especulación y el sospechosismo.

Máxime si el gobierno de Luis Miguel Barbosa no emitió una nueva postura en torno a lo que declaró el miércoles sobre la “confirmación” del aseguramiento de Lastiri, supuestamente vinculado a La Estafa Maestra.

“Lo que hasta ahorita se tiene confirmado es que está detenido en el Reclusorio Oriente, la causa y los delitos que se le imputan aún no han sido corroborados, todos suponen que es por los asuntos relacionados con el manejo indebido de los diferentes programas federales de Sedatu, es lo que se especula, lo que puedo opinar es que se aplique la ley, es lo que puedo opinar, nadie puede lamentar que se aplique la ley”, dijo el mandatario el pasado 30 de octubre y que ahora pudiera no coincidir con la realidad.

Y ante tal incertidumbre entran todas las posibilidades imaginables, lo mismo que un secuestro, que una detención extrajudicial para sacarle información o una declaración que ayude a castigar a Rosario Robles a cambio de impunidad.

Incluso abogados consultados sobre el caso opinaron que una de las estrategias legales pudiera ser la de evitar que Juan Carlos Lastiri pueda aportar elementos incriminatorios contra su amiga personal y exjefa, Rosario Robles, para eventualmente, justificar la falta de pruebas y asegurar su liberación; en un doble juego, al político zacateco, le permite salir de país, declararse perseguido político y ejercer estrategias que retarden su detención.

Pero hasta ahora todo, insistimos, son meras suposiciones de escenarios distintos en los que no se conoce la petición de un rescate, algún despliegue de seguridad para rescatarlo y a juzgar de lo dicho por el gobernador poblano, tampoco se podría descartar que personal de la FGR lo hubiera detenido sin seguir los protocolos legales puesto que no existe una orden de aprehensión.

La Fiscalía General de la República rechazó anoche a El Sol de Puebla que hubiera ejercido una orden de aprehensión en contra del ex subsecretario federal de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), Juan Carlos Lastiri Quiroz por lo que este día se cumplen ya 48 horas sin que se sepa de su paradero.

De haberse concretado esta detención también hoy se estaría venciendo el plazo para que las autoridades presentaran sus imputaciones hacia el político priista ante el Juez, no obstante la fuente ministerial señala que la fiscalía no realizó ninguna detención relacionada con el político priista.

Esta postura de la institución federal enrarece la situación sobre el paradero del que fuera subordinado directo de Rosario Robles en la Sedatu y en la Secretaría de Desarrollo Social lo que despierta toda clase de dudas que abonan a la especulación y el sospechosismo.

Máxime si el gobierno de Luis Miguel Barbosa no emitió una nueva postura en torno a lo que declaró el miércoles sobre la “confirmación” del aseguramiento de Lastiri, supuestamente vinculado a La Estafa Maestra.

“Lo que hasta ahorita se tiene confirmado es que está detenido en el Reclusorio Oriente, la causa y los delitos que se le imputan aún no han sido corroborados, todos suponen que es por los asuntos relacionados con el manejo indebido de los diferentes programas federales de Sedatu, es lo que se especula, lo que puedo opinar es que se aplique la ley, es lo que puedo opinar, nadie puede lamentar que se aplique la ley”, dijo el mandatario el pasado 30 de octubre y que ahora pudiera no coincidir con la realidad.

Y ante tal incertidumbre entran todas las posibilidades imaginables, lo mismo que un secuestro, que una detención extrajudicial para sacarle información o una declaración que ayude a castigar a Rosario Robles a cambio de impunidad.

Incluso abogados consultados sobre el caso opinaron que una de las estrategias legales pudiera ser la de evitar que Juan Carlos Lastiri pueda aportar elementos incriminatorios contra su amiga personal y exjefa, Rosario Robles, para eventualmente, justificar la falta de pruebas y asegurar su liberación; en un doble juego, al político zacateco, le permite salir de país, declararse perseguido político y ejercer estrategias que retarden su detención.

Pero hasta ahora todo, insistimos, son meras suposiciones de escenarios distintos en los que no se conoce la petición de un rescate, algún despliegue de seguridad para rescatarlo y a juzgar de lo dicho por el gobernador poblano, tampoco se podría descartar que personal de la FGR lo hubiera detenido sin seguir los protocolos legales puesto que no existe una orden de aprehensión.

viernes 13 de diciembre de 2019

En Punto

jueves 12 de diciembre de 2019

En Punto

miércoles 11 de diciembre de 2019

En Punto

martes 10 de diciembre de 2019

En Punto

lunes 09 de diciembre de 2019

En Punto

viernes 06 de diciembre de 2019

En Punto

jueves 05 de diciembre de 2019

En Punto

miércoles 04 de diciembre de 2019

En Punto

martes 03 de diciembre de 2019

En Punto

lunes 02 de diciembre de 2019

En Punto

Cargar Más