/ martes 12 de noviembre de 2019

En Punto

¡Zas! Al ex gobernador Mario Marín Torres le llueve sobre mojado.

Además de ser un perseguido de la justicia por el ya añejo caso de la violación a las garantías individuales de la escritora Lydia Cacho Ribeiro, ahora Marín tendrá que enfrentar, a la distancia y vía control remoto, si puede, el proceso legal para la revocación de su patente de notario.

Fue el mismo gobernador Miguel Barbosa Huerta quien dio a conocer que ya dio inicio con el procedimiento respectivo, de manera que es muy probable, o casi un hecho, que Marín Torres acabe perdiendo la notaría al cabo de unos meses.

El argumento de Barbosa es uno y es jurídico: la notaría pública número 53, ubicada en la colonia El Carmen Huexotitla, está cerrada y no opera desde hace algún tiempo.

“Ya se inició el procedimiento para su revocación porque está inactiva y se excedió del plazo, parece que son 60 días que no tiene actividad y por tanto de acuerdo a la Ley del Notariado tiene una sanción y ya fue notificado del mismo”, expuso el político nacido en Zinacatepec.

Malas noticias para el último mandatario priista que tuvieron los poblanos.

***

El gobernador Miguel Barbosa y el secretario de Gobernación Fernando Manzanilla Prieto atraviesan por una relación laboral inmejorable, muy a pesar de aquellos personajes, de dentro y fuera de la administración estatal, que pretenden dinamitar con intrigas la confianza del mandatario en su colaborador.

Manzanilla Prieto, que transitó en esta nueva etapa política como secretario general de gobierno en la administración interina de Guillermo Pacheco Pulido, mantiene fuertes lazos con el principal inquilino de Casa Aguayo gracias a los buenos resultados entregados no solo desde que arrancó el barbosismo el primer día de agosto, sino desde mucho más atrás, en la campaña constitucional de 2018.

El secretario de Gobernación apoyó a Barbosa en la contienda que llevó como contrincantes a Martha Erika Alonso Hidalgo (en las boletas) y a Rafael Moreno Valle (en los hechos) y continuó pegado a él durante el largo litigio que el candidato de Morena sostuvo en los tribunales hasta la madrugada del 9 de diciembre de aquel año.

La relación de Barbosa y Manzanilla no es nueva, a diferencia de lo que piensan algunos desinformados o malintencionados.

***

En otro partido político, quien mandó un mensaje a sus críticos internos fue la presidenta del Comité Directivo Estatal del PAN, Genoveva Huerta Villegas.

Horas antes del arribo de Marko Cortés Mendoza a tierras poblanas, la dirigente anunció dos cosas.

Primero, que no aspira a competir por ningún cargo de elección popular en los comicios intermedios de 2021 y que por tanto no buscará ni abanderará ninguna candidatura, y segundo, que permanecerá en la presidencia del partido hasta que termine el periodo para el que fue designada, es decir, noviembre de ese mismo año.

Así lo dijo:

“Es una gran responsabilidad dejar un partido fuerte, empoderado y por supuesto un mejor rumbo para todos los ciudadanos y un mejor Puebla para nuestros niños. A todos los panistas nos gustaría competir, pero tengo una responsabilidad y es un honor estar al frente. O hacemos bien las cosas o nos lleva la… por culpa de los de Morena”.

Se quedará en donde está.

Y al parecer, con el respaldo del líder nacional.

¡Zas! Al ex gobernador Mario Marín Torres le llueve sobre mojado.

Además de ser un perseguido de la justicia por el ya añejo caso de la violación a las garantías individuales de la escritora Lydia Cacho Ribeiro, ahora Marín tendrá que enfrentar, a la distancia y vía control remoto, si puede, el proceso legal para la revocación de su patente de notario.

Fue el mismo gobernador Miguel Barbosa Huerta quien dio a conocer que ya dio inicio con el procedimiento respectivo, de manera que es muy probable, o casi un hecho, que Marín Torres acabe perdiendo la notaría al cabo de unos meses.

El argumento de Barbosa es uno y es jurídico: la notaría pública número 53, ubicada en la colonia El Carmen Huexotitla, está cerrada y no opera desde hace algún tiempo.

“Ya se inició el procedimiento para su revocación porque está inactiva y se excedió del plazo, parece que son 60 días que no tiene actividad y por tanto de acuerdo a la Ley del Notariado tiene una sanción y ya fue notificado del mismo”, expuso el político nacido en Zinacatepec.

Malas noticias para el último mandatario priista que tuvieron los poblanos.

***

El gobernador Miguel Barbosa y el secretario de Gobernación Fernando Manzanilla Prieto atraviesan por una relación laboral inmejorable, muy a pesar de aquellos personajes, de dentro y fuera de la administración estatal, que pretenden dinamitar con intrigas la confianza del mandatario en su colaborador.

Manzanilla Prieto, que transitó en esta nueva etapa política como secretario general de gobierno en la administración interina de Guillermo Pacheco Pulido, mantiene fuertes lazos con el principal inquilino de Casa Aguayo gracias a los buenos resultados entregados no solo desde que arrancó el barbosismo el primer día de agosto, sino desde mucho más atrás, en la campaña constitucional de 2018.

El secretario de Gobernación apoyó a Barbosa en la contienda que llevó como contrincantes a Martha Erika Alonso Hidalgo (en las boletas) y a Rafael Moreno Valle (en los hechos) y continuó pegado a él durante el largo litigio que el candidato de Morena sostuvo en los tribunales hasta la madrugada del 9 de diciembre de aquel año.

La relación de Barbosa y Manzanilla no es nueva, a diferencia de lo que piensan algunos desinformados o malintencionados.

***

En otro partido político, quien mandó un mensaje a sus críticos internos fue la presidenta del Comité Directivo Estatal del PAN, Genoveva Huerta Villegas.

Horas antes del arribo de Marko Cortés Mendoza a tierras poblanas, la dirigente anunció dos cosas.

Primero, que no aspira a competir por ningún cargo de elección popular en los comicios intermedios de 2021 y que por tanto no buscará ni abanderará ninguna candidatura, y segundo, que permanecerá en la presidencia del partido hasta que termine el periodo para el que fue designada, es decir, noviembre de ese mismo año.

Así lo dijo:

“Es una gran responsabilidad dejar un partido fuerte, empoderado y por supuesto un mejor rumbo para todos los ciudadanos y un mejor Puebla para nuestros niños. A todos los panistas nos gustaría competir, pero tengo una responsabilidad y es un honor estar al frente. O hacemos bien las cosas o nos lleva la… por culpa de los de Morena”.

Se quedará en donde está.

Y al parecer, con el respaldo del líder nacional.

martes 10 de diciembre de 2019

En Punto

lunes 09 de diciembre de 2019

En Punto

viernes 06 de diciembre de 2019

En Punto

jueves 05 de diciembre de 2019

En Punto

miércoles 04 de diciembre de 2019

En Punto

martes 03 de diciembre de 2019

En Punto

lunes 02 de diciembre de 2019

En Punto

viernes 29 de noviembre de 2019

En Punto

jueves 28 de noviembre de 2019

En Punto

miércoles 27 de noviembre de 2019

En Punto

Cargar Más