/ lunes 20 de enero de 2020

En Punto

¿Qué les pasa a los panistas que son incapaces de darse cuenta que divididos, enemistados y confrontados no podrán capitalizar esa molestia ciudadana en contra de varios, si no es que todos, los gobiernos emanados del Movimiento Regeneración Nacional, el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador?

Los resultados de la elección extraordinaria de gobernador, celebrada en 2019, mandaron una muy buena señal a los militantes y dirigentes del partido blanquiazul, después de que su candidato Enrique Cárdenas Sánchez derrotara en la ciudad de Puebla y algunos otros municipios metropolitanos al hoy gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta.

Entonces el abanderado del PAN capitalizó el voto en contra de Morena en esas demarcaciones, lo que podría volver a ocurrir en los comicios intermedios de 2021 en caso de que las administraciones emanadas del partido guinda no corrijan el rumbo y sigan enfrascadas en culpar al pasado de lo que no pueden resolver en vez de ponerse a trabajar y atender las demandas sociales.

Ese fenómeno abrió una ventana de oportunidad que el panismo parece empeñado en desaprovechar, como lo demuestra que ahora mismo estén agarrados de la greña por asuntos que son incapaces de resolver de manera civilizada y negociada.

Los despidos que ha realizado en los últimos días Genoveva Huerta Villegas han sido el último de los detonantes, pero en realidad estas diferencias se acentuaron cuando Jesús Zaldívar Benavides y compañía decidieron pelearle la dirigencia del comité municipal a Eduardo Alcántara Montiel, el candidato perdedor de la presidenta estatal.

La clave para competir de manera exitosa contra Morena y el gobernador Barbosa, que se erigirá en mandamás de ese partido en la próxima elección, era la unidad.

Sin ella, tal vez tengan que decir adiós a las buenas expectativas.

***

A propósito, el propio mandatario lanzó un mensaje con doble sentido a la líder estatal del PAN, cuando los reporteros le preguntaron si su relación con Fernando Manzanilla Prieto había terminado fracturada.

Si Manzanilla quiere competir en el 2021 tendrá que hacerlo por Morena, no por el PAN, aunque Genoveva Huerta quiera, dijo Barbosa, palabras más, palabras menos.

***

Una voz más que se levanta en contra de la instalación de bolardos y macetones en la vía pública, o por lo menos en contra de algunos de los sitios en donde fueron colocados, es la de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), que este fin de semana lanzó un importante reclamo a las autoridades municipales.

La presidenta del sector restaurantero, Olga Méndez, acusó que nadie del ayuntamiento de Puebla les ha convocado a sus agremiados a una reunión de trabajo en la que se planteen dudas y propuestas acerca del polémico programa de bolardos, pese a que se les dijo que serían tomados en cuenta para replantear la ubicación de algunos de ellos.

“Canirac considera necesario dar su punto de vista sobre el tema, debido a que algunos de los 800 restauranteros afiliados son impactados por esta política. Además, fue evidente la falta de planeación al momento de colocar esta infraestructura urbana, que ha mostrado su fragilidad al contacto con los vehículos y se ha vuelto de utilidad para el ambulantaje, para colocar sombrillas o lonas”, expone la representante empresarial en un comunicado.

¿Invitará Claudia Rivera Vivanco a los restauranteros a una reunión de trabajo?

Dada su escasa apertura a cambiar de opinión, seguramente no.

¿Qué les pasa a los panistas que son incapaces de darse cuenta que divididos, enemistados y confrontados no podrán capitalizar esa molestia ciudadana en contra de varios, si no es que todos, los gobiernos emanados del Movimiento Regeneración Nacional, el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador?

Los resultados de la elección extraordinaria de gobernador, celebrada en 2019, mandaron una muy buena señal a los militantes y dirigentes del partido blanquiazul, después de que su candidato Enrique Cárdenas Sánchez derrotara en la ciudad de Puebla y algunos otros municipios metropolitanos al hoy gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta.

Entonces el abanderado del PAN capitalizó el voto en contra de Morena en esas demarcaciones, lo que podría volver a ocurrir en los comicios intermedios de 2021 en caso de que las administraciones emanadas del partido guinda no corrijan el rumbo y sigan enfrascadas en culpar al pasado de lo que no pueden resolver en vez de ponerse a trabajar y atender las demandas sociales.

Ese fenómeno abrió una ventana de oportunidad que el panismo parece empeñado en desaprovechar, como lo demuestra que ahora mismo estén agarrados de la greña por asuntos que son incapaces de resolver de manera civilizada y negociada.

Los despidos que ha realizado en los últimos días Genoveva Huerta Villegas han sido el último de los detonantes, pero en realidad estas diferencias se acentuaron cuando Jesús Zaldívar Benavides y compañía decidieron pelearle la dirigencia del comité municipal a Eduardo Alcántara Montiel, el candidato perdedor de la presidenta estatal.

La clave para competir de manera exitosa contra Morena y el gobernador Barbosa, que se erigirá en mandamás de ese partido en la próxima elección, era la unidad.

Sin ella, tal vez tengan que decir adiós a las buenas expectativas.

***

A propósito, el propio mandatario lanzó un mensaje con doble sentido a la líder estatal del PAN, cuando los reporteros le preguntaron si su relación con Fernando Manzanilla Prieto había terminado fracturada.

Si Manzanilla quiere competir en el 2021 tendrá que hacerlo por Morena, no por el PAN, aunque Genoveva Huerta quiera, dijo Barbosa, palabras más, palabras menos.

***

Una voz más que se levanta en contra de la instalación de bolardos y macetones en la vía pública, o por lo menos en contra de algunos de los sitios en donde fueron colocados, es la de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), que este fin de semana lanzó un importante reclamo a las autoridades municipales.

La presidenta del sector restaurantero, Olga Méndez, acusó que nadie del ayuntamiento de Puebla les ha convocado a sus agremiados a una reunión de trabajo en la que se planteen dudas y propuestas acerca del polémico programa de bolardos, pese a que se les dijo que serían tomados en cuenta para replantear la ubicación de algunos de ellos.

“Canirac considera necesario dar su punto de vista sobre el tema, debido a que algunos de los 800 restauranteros afiliados son impactados por esta política. Además, fue evidente la falta de planeación al momento de colocar esta infraestructura urbana, que ha mostrado su fragilidad al contacto con los vehículos y se ha vuelto de utilidad para el ambulantaje, para colocar sombrillas o lonas”, expone la representante empresarial en un comunicado.

¿Invitará Claudia Rivera Vivanco a los restauranteros a una reunión de trabajo?

Dada su escasa apertura a cambiar de opinión, seguramente no.

martes 25 de febrero de 2020

En Punto

lunes 24 de febrero de 2020

En Punto

viernes 21 de febrero de 2020

En Punto

jueves 20 de febrero de 2020

En Punto

miércoles 19 de febrero de 2020

En Punto

martes 18 de febrero de 2020

En Punto

lunes 17 de febrero de 2020

En Punto

domingo 16 de febrero de 2020

En Punto

viernes 14 de febrero de 2020

En Punto

jueves 13 de febrero de 2020

En Punto

Cargar Más