/ viernes 7 de febrero de 2020

En Punto

Los bolardos, los macetones y nuevas reglas de convivencia entre automovilistas, ciclistas y peatones, como las que existen en fraccionamientos exclusivos como La Vista, seguirán y se extenderán en las vías públicas del municipio de Puebla.

Según ha confirmado la presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco, el programa, que, según sus argumentos, tiene como fin proteger al peatón y hacer más amigable su andar por las calles de la ciudad, no solo continúa en pie, sino que atenderá la reposición de los bolardos y macetones que han sido derribados por accidente y colocará más, muchos más, en otros puntos de la capital.

Eso está bien.

La presidenta municipal está convencida de las bondades del programa y seguirá adelante con él.

Lo que ya no dijo es cómo le hará con la decisión del Cabildo, de 10 de enero, que ordenaba detener momentáneamente la colocación de esos instrumentos urbanos en tanto la secretaria de Movilidad, Alejandra Rubio Acle, no informara, con lujo de detalle, de los estudios de factibilidad, así como los costos y las empresas que pusieron los bolardos y macetones en la vía pública.

Una importante tarea de cabildeo tendrá que realizar para que los regidores den el visto bueno.

***

Los antorchos están muy molestos, y cómo no, y ya están mentalizándose para continuar en la batalla electoral aun cuando no logren el propósito de convertirse en partido político estatal, lo que seguramente ya no ocurrirá.

En el contexto de la movilización masiva que hicieron este jueves para protestar por el fallo en contra del Instituto Electoral del Estado, Juan Manuel Celis Aguirre anunció que, sea como sea, participarán en los comicios intermedios de 2021 y luego en la contienda por la gubernatura de 2024.

El dirigente estatal del Movimiento Antorchista adelantó que, si no consiguen el registro, harán alianza con otros partidos para contender el próximo año.

Con quien sea, menos con Morena, subrayó Celis.

Informó que el miércoles se presentó el recurso de apelación ante el Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP) contra el acuerdo del IEE, que le canceló el proceso de registro. Si eso no funciona, acotó de una vez, sus representantes acudirán a la Sala Regional Ciudad de México o a la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Pero si eso tampoco resulta, buscarán la opción que más les convenga para competir.

“Lo vamos a decidir nosotros, lo vamos a pensar, con quién nos conviene, dónde nos conviene, con Morena no, con ellos no”, dijo Celis, reflejando la ira de la organización contra el partido del gobernador Miguel Barbosa.

***

Lo dicho. Algunos de los seguidores de Jesús Zaldívar Benavides aprovecharon el triunfo jurídico que consiguió en el Tribunal Electoral del Estado para acentuar sus diferencias con la presidenta del Comité Directivo Estatal del PAN, Genoveva Huerta Villegas.

Espontáneos o alentados por alguna “mano negra”, celebradores del acontecimiento se fueron a la yugular de la dirigente estatal del blanquiazul, recordándole o reprochándole su aparente deseo de que fuera Eduardo Alcántara Montiel, en alianza con el ex secretario de Gobernación, Fernando Manzanilla, quien se hiciera del Comité Directivo Municipal.

Mientras la fractura no sane, pocas esperanzas tendrán los panistas de convertirse en la fuerza ganadora de la elección que se avecina.

Los bolardos, los macetones y nuevas reglas de convivencia entre automovilistas, ciclistas y peatones, como las que existen en fraccionamientos exclusivos como La Vista, seguirán y se extenderán en las vías públicas del municipio de Puebla.

Según ha confirmado la presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco, el programa, que, según sus argumentos, tiene como fin proteger al peatón y hacer más amigable su andar por las calles de la ciudad, no solo continúa en pie, sino que atenderá la reposición de los bolardos y macetones que han sido derribados por accidente y colocará más, muchos más, en otros puntos de la capital.

Eso está bien.

La presidenta municipal está convencida de las bondades del programa y seguirá adelante con él.

Lo que ya no dijo es cómo le hará con la decisión del Cabildo, de 10 de enero, que ordenaba detener momentáneamente la colocación de esos instrumentos urbanos en tanto la secretaria de Movilidad, Alejandra Rubio Acle, no informara, con lujo de detalle, de los estudios de factibilidad, así como los costos y las empresas que pusieron los bolardos y macetones en la vía pública.

Una importante tarea de cabildeo tendrá que realizar para que los regidores den el visto bueno.

***

Los antorchos están muy molestos, y cómo no, y ya están mentalizándose para continuar en la batalla electoral aun cuando no logren el propósito de convertirse en partido político estatal, lo que seguramente ya no ocurrirá.

En el contexto de la movilización masiva que hicieron este jueves para protestar por el fallo en contra del Instituto Electoral del Estado, Juan Manuel Celis Aguirre anunció que, sea como sea, participarán en los comicios intermedios de 2021 y luego en la contienda por la gubernatura de 2024.

El dirigente estatal del Movimiento Antorchista adelantó que, si no consiguen el registro, harán alianza con otros partidos para contender el próximo año.

Con quien sea, menos con Morena, subrayó Celis.

Informó que el miércoles se presentó el recurso de apelación ante el Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP) contra el acuerdo del IEE, que le canceló el proceso de registro. Si eso no funciona, acotó de una vez, sus representantes acudirán a la Sala Regional Ciudad de México o a la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Pero si eso tampoco resulta, buscarán la opción que más les convenga para competir.

“Lo vamos a decidir nosotros, lo vamos a pensar, con quién nos conviene, dónde nos conviene, con Morena no, con ellos no”, dijo Celis, reflejando la ira de la organización contra el partido del gobernador Miguel Barbosa.

***

Lo dicho. Algunos de los seguidores de Jesús Zaldívar Benavides aprovecharon el triunfo jurídico que consiguió en el Tribunal Electoral del Estado para acentuar sus diferencias con la presidenta del Comité Directivo Estatal del PAN, Genoveva Huerta Villegas.

Espontáneos o alentados por alguna “mano negra”, celebradores del acontecimiento se fueron a la yugular de la dirigente estatal del blanquiazul, recordándole o reprochándole su aparente deseo de que fuera Eduardo Alcántara Montiel, en alianza con el ex secretario de Gobernación, Fernando Manzanilla, quien se hiciera del Comité Directivo Municipal.

Mientras la fractura no sane, pocas esperanzas tendrán los panistas de convertirse en la fuerza ganadora de la elección que se avecina.

lunes 24 de febrero de 2020

En Punto

viernes 21 de febrero de 2020

En Punto

jueves 20 de febrero de 2020

En Punto

miércoles 19 de febrero de 2020

En Punto

martes 18 de febrero de 2020

En Punto

lunes 17 de febrero de 2020

En Punto

domingo 16 de febrero de 2020

En Punto

viernes 14 de febrero de 2020

En Punto

jueves 13 de febrero de 2020

En Punto

miércoles 12 de febrero de 2020

En Punto

Cargar Más