/ viernes 7 de agosto de 2020

En Punto

El secretario de Gobernación de la administración estatal, David Méndez Márquez, ha reconocido la existencia de un conflicto real que se da entre una parte de los pobladores y la presidenta municipal de Cuyoaco, Anabel Rechy Tirado, por el desaseado manejo de los recursos públicos que hizo el edil inmediatamente anterior: el padre de la actual alcaldesa: José Luis Rechy Tirado.

Esa ya es una ganancia, que se acepte que hay un conflicto político severo que ha mantenido cerrada la presidencia municipal en los últimos dos años, pero que ya desde más atrás se había exhibido con quejas que se hicieron llegar a la capital del estado, pero que nunca encontraron una solución, ni en la extinta Secretaría General de Gobierno ni en el Congreso del Estado.

Méndez admite que hay un problema y luego suelta una frase poco alentadora: “es un asunto que va caminando lento”, aunque después intenta redimirse: “esperemos pronto llegar a tener un buen resultado al respecto”.

Quizá el secretario de Gobernación de Miguel Barbosa no lo ha recordado, por las múltiples ocupaciones que debe de tener, pero entre sus aliados tienen uno que, si quisiera, podría ayudar a ponerle punto final a ese conflicto y definir de una vez por todas si Rechy Tirado desvió recursos públicos o no.

Ese aliado se llama Francisco José Romero Serrano y despacha como auditor superior.

Si se lo encargan desde Casa Aguayo, seguro manda un equipo ese mismo día que se lo pidan para investigar las cuentas de ese ayuntamiento y dar a la población lo que demanda: una explicación, y en su caso, una demanda y hasta un proceso judicial.

***

A propósito de auditorías, donde va una en camino es al inmueble que ocupa la Secretaría de Cultura en avenida Reforma y 13 Sur, exacto, donde despachaba hasta la semana pasada el académico Julio Glockner Rossainz, quien después de salir de la dependencia subió a redes sociales una estridente carta en la que explicaba el desorden que impera en la dependencia.

Y fue esa publicación la que parece haber motivado al mandatario estatal, Miguel Barbosa, a solicitar a la Secretaría de la Función Pública que investigue cómo se ha llevado a cabo el manejo del presupuesto en los tiempos de Glockner:

"Yo no me ocupo de discutir las razones que tengo para determinar la permanencia del titular de una Secretaría, yo no lo voy a discutir. Solamente diré que a la Secretaría de Cultura se le va a iniciar una auditoría de fondo y le sugiero al exsecretario Glockner que actúe con prudencia, solamente le sugiero eso".

¡Zas!

Por eso se insiste: lo de Cuyoaco podría resolverse fácil, o menos lento.

***

Interesante.

El PRI dio una sorpresa el fin de semana a través de su Consejo Político Nacional, al reformar sus estatutos para permitir las alianzas electorales aun con institutos contrastantes en ideología, como el PAN.

La modificación, junto con otras más, fue avalada el miércoles por los integrantes del Consejo Político Estatal de Puebla, lo que lleva a alimentar esa especie de que, de verdad, esta vez el tricolor sí valora unirse con su otrora archienemigo de mil batallas: el partido blanquiazul.

La maniobra impulsada por el dirigente nacional, Alejandro Moreno Cárdenas, alias Alito o Amlito, genera expectación porque no se esperaba que el ex gobernador de Campeche pretendiera hacerle la guerra al Movimiento Regeneración Nacional (Morena), dada su buena relación con el huésped de Palacio Nacional.

Puede ser que sí quiera competir de tú a tú contra Morena para recuperar algunos de los muchos espacios perdidos no solo en Puebla, sino en todo el país, pero, pensando mal, también podría estar intentando mandarle mensajes al presidente Andrés Manuel López Obrador para encarecer sus negociaciones.

Con el PRI toda la perversidad es posible.

El secretario de Gobernación de la administración estatal, David Méndez Márquez, ha reconocido la existencia de un conflicto real que se da entre una parte de los pobladores y la presidenta municipal de Cuyoaco, Anabel Rechy Tirado, por el desaseado manejo de los recursos públicos que hizo el edil inmediatamente anterior: el padre de la actual alcaldesa: José Luis Rechy Tirado.

Esa ya es una ganancia, que se acepte que hay un conflicto político severo que ha mantenido cerrada la presidencia municipal en los últimos dos años, pero que ya desde más atrás se había exhibido con quejas que se hicieron llegar a la capital del estado, pero que nunca encontraron una solución, ni en la extinta Secretaría General de Gobierno ni en el Congreso del Estado.

Méndez admite que hay un problema y luego suelta una frase poco alentadora: “es un asunto que va caminando lento”, aunque después intenta redimirse: “esperemos pronto llegar a tener un buen resultado al respecto”.

Quizá el secretario de Gobernación de Miguel Barbosa no lo ha recordado, por las múltiples ocupaciones que debe de tener, pero entre sus aliados tienen uno que, si quisiera, podría ayudar a ponerle punto final a ese conflicto y definir de una vez por todas si Rechy Tirado desvió recursos públicos o no.

Ese aliado se llama Francisco José Romero Serrano y despacha como auditor superior.

Si se lo encargan desde Casa Aguayo, seguro manda un equipo ese mismo día que se lo pidan para investigar las cuentas de ese ayuntamiento y dar a la población lo que demanda: una explicación, y en su caso, una demanda y hasta un proceso judicial.

***

A propósito de auditorías, donde va una en camino es al inmueble que ocupa la Secretaría de Cultura en avenida Reforma y 13 Sur, exacto, donde despachaba hasta la semana pasada el académico Julio Glockner Rossainz, quien después de salir de la dependencia subió a redes sociales una estridente carta en la que explicaba el desorden que impera en la dependencia.

Y fue esa publicación la que parece haber motivado al mandatario estatal, Miguel Barbosa, a solicitar a la Secretaría de la Función Pública que investigue cómo se ha llevado a cabo el manejo del presupuesto en los tiempos de Glockner:

"Yo no me ocupo de discutir las razones que tengo para determinar la permanencia del titular de una Secretaría, yo no lo voy a discutir. Solamente diré que a la Secretaría de Cultura se le va a iniciar una auditoría de fondo y le sugiero al exsecretario Glockner que actúe con prudencia, solamente le sugiero eso".

¡Zas!

Por eso se insiste: lo de Cuyoaco podría resolverse fácil, o menos lento.

***

Interesante.

El PRI dio una sorpresa el fin de semana a través de su Consejo Político Nacional, al reformar sus estatutos para permitir las alianzas electorales aun con institutos contrastantes en ideología, como el PAN.

La modificación, junto con otras más, fue avalada el miércoles por los integrantes del Consejo Político Estatal de Puebla, lo que lleva a alimentar esa especie de que, de verdad, esta vez el tricolor sí valora unirse con su otrora archienemigo de mil batallas: el partido blanquiazul.

La maniobra impulsada por el dirigente nacional, Alejandro Moreno Cárdenas, alias Alito o Amlito, genera expectación porque no se esperaba que el ex gobernador de Campeche pretendiera hacerle la guerra al Movimiento Regeneración Nacional (Morena), dada su buena relación con el huésped de Palacio Nacional.

Puede ser que sí quiera competir de tú a tú contra Morena para recuperar algunos de los muchos espacios perdidos no solo en Puebla, sino en todo el país, pero, pensando mal, también podría estar intentando mandarle mensajes al presidente Andrés Manuel López Obrador para encarecer sus negociaciones.

Con el PRI toda la perversidad es posible.

ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 24 de septiembre de 2020

En Punto

En Punto

miércoles 23 de septiembre de 2020

En Punto

En Punto

martes 22 de septiembre de 2020

En Punto

En Punto

lunes 21 de septiembre de 2020

En Punto

En Punto

viernes 18 de septiembre de 2020

En Punto

En Punto

jueves 17 de septiembre de 2020

En Punto

En Punto

martes 15 de septiembre de 2020

En Punto

En Punto

lunes 14 de septiembre de 2020

En Punto

En Punto

viernes 11 de septiembre de 2020

En Punto

En Punto

jueves 10 de septiembre de 2020

En Punto

En Punto

Cargar Más