/ miércoles 24 de febrero de 2021

En Punto

Una expectativa alta fue la que generó el Congreso del Estado entre la comunidad transexual luego de que se enlistara en el punto 16 de la orden del día (del martes) la iniciativa de reforma para someter a votación la Ley Agnes, que busca el reconocimiento de derechos para ese sector de la sociedad.

Pero por lo visto, a los diputados no les corre prisa pues interrumpieron la sesión debido a que la mayoría no quiso continuar con la discusión de los puntos enlistados, que se quedaron a la mitad.

Aunque diversos colectivos prepararon el levantamiento de variadas banderas para hacerse visibles en esta lucha cercana a los siete años, los diputados prefirieron aplazar para el jueves la discusión y en su caso aprobación de esta normativa.

El tema, que en teoría pudiera cuadrar con una lucha de la izquierda, parece pesarles a los congresistas de la cuarta transformación, que se han visto obligados por presiones externas a legislar. Si no fuera por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por ejemplo, el tema de los matrimonios igualitarios seguiría en la congeladora y si la Comisión Nacional de Derechos Humanos no se hubiera pronunciado sobre la Ley Agnes, andaría en las mismas.

***

La virtual salida de David Méndez Márquez de la Secretaría de Gobernación para contender por una diputación local no debe leerse como el rompimiento del todavía servidor público con el gobernador Miguel Barbosa, sino como el ajedrez político que moverá el mandatario para tratar de conservar el control del Poder Legislativo en el trienio que se avecina.

Sin Gabriel Biestro en el Congreso del Estado, que ha dicho una y otra vez que está en contra de la reelección y que por tanto ya no podría buscarla, ni aunque no sea candidato a la presidencia municipal de Puebla, Barbosa requerirá un personaje de todas sus confianzas para representar sus intereses en medio de la aparente ola de diputados opositores que entrará después de las elecciones del 6 de junio.

Es cierto que Méndez llevaba largo rato sin ser dueño de todo el poder al seno de la Secretaría de Gobernación, pero como hijo de Rosa Márquez y Jorge Méndez conserva la estima de Barbosa, que ha visto sus capacidades de negociador político para ir a hacerle ese trabajo desde el Congreso.

Claro, siempre que Morena lo designe candidato y que, después, gane la elección.

***

Víctima de Covid-19, el presidente municipal de Petlalcingo, Filadelfo Vergara Tapia, falleció el pasado lunes en un hospital de Oaxaca. Su deceso marca la segunda tragedia en la familia, luego de que su hermano Jorge Luis, también presidente municipal en 2002 y 2003, fuera asesinado, y dejara el cargo a Juan Carlos, su otro hermano.

La dinastía Vergara Tapia se entronizó en la alcaldía de Petlalcingo, y tras el primer trienio, Filadelfo arribó a la presidencia en el periodo 2005-2008 para regresarle el poder a Juan Carlos (2008-2011), quien terminó huyendo acusado de la violación de dos trabajadoras de Sedesol. Sin embargo, le dio tiempo de postular y ceder el poder a su hermana Isabel, quien gobernó de 2011 a 2014.

El apellido es uno de los más reconocidos en la región Mixteca, por los años que han ejercido el poder y las formas de gobernar, al amparo, siempre, del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Filadelfo ocupaba, de esta forma, el cargo por segunda ocasión (2018-2021), luego de que la dinastía perdiera el poder en la elección de 2014, pero él no estaba dispuesto a la derrota en 2021, cuando buscaría la reelección.

Su muerte tampoco trunca el poder de los Vergara en el municipio, pues ahora le corresponde a su sobrino Luis Fernando López Vergara asumir el cargo de suplente o incluso participar en la elección.

Una expectativa alta fue la que generó el Congreso del Estado entre la comunidad transexual luego de que se enlistara en el punto 16 de la orden del día (del martes) la iniciativa de reforma para someter a votación la Ley Agnes, que busca el reconocimiento de derechos para ese sector de la sociedad.

Pero por lo visto, a los diputados no les corre prisa pues interrumpieron la sesión debido a que la mayoría no quiso continuar con la discusión de los puntos enlistados, que se quedaron a la mitad.

Aunque diversos colectivos prepararon el levantamiento de variadas banderas para hacerse visibles en esta lucha cercana a los siete años, los diputados prefirieron aplazar para el jueves la discusión y en su caso aprobación de esta normativa.

El tema, que en teoría pudiera cuadrar con una lucha de la izquierda, parece pesarles a los congresistas de la cuarta transformación, que se han visto obligados por presiones externas a legislar. Si no fuera por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por ejemplo, el tema de los matrimonios igualitarios seguiría en la congeladora y si la Comisión Nacional de Derechos Humanos no se hubiera pronunciado sobre la Ley Agnes, andaría en las mismas.

***

La virtual salida de David Méndez Márquez de la Secretaría de Gobernación para contender por una diputación local no debe leerse como el rompimiento del todavía servidor público con el gobernador Miguel Barbosa, sino como el ajedrez político que moverá el mandatario para tratar de conservar el control del Poder Legislativo en el trienio que se avecina.

Sin Gabriel Biestro en el Congreso del Estado, que ha dicho una y otra vez que está en contra de la reelección y que por tanto ya no podría buscarla, ni aunque no sea candidato a la presidencia municipal de Puebla, Barbosa requerirá un personaje de todas sus confianzas para representar sus intereses en medio de la aparente ola de diputados opositores que entrará después de las elecciones del 6 de junio.

Es cierto que Méndez llevaba largo rato sin ser dueño de todo el poder al seno de la Secretaría de Gobernación, pero como hijo de Rosa Márquez y Jorge Méndez conserva la estima de Barbosa, que ha visto sus capacidades de negociador político para ir a hacerle ese trabajo desde el Congreso.

Claro, siempre que Morena lo designe candidato y que, después, gane la elección.

***

Víctima de Covid-19, el presidente municipal de Petlalcingo, Filadelfo Vergara Tapia, falleció el pasado lunes en un hospital de Oaxaca. Su deceso marca la segunda tragedia en la familia, luego de que su hermano Jorge Luis, también presidente municipal en 2002 y 2003, fuera asesinado, y dejara el cargo a Juan Carlos, su otro hermano.

La dinastía Vergara Tapia se entronizó en la alcaldía de Petlalcingo, y tras el primer trienio, Filadelfo arribó a la presidencia en el periodo 2005-2008 para regresarle el poder a Juan Carlos (2008-2011), quien terminó huyendo acusado de la violación de dos trabajadoras de Sedesol. Sin embargo, le dio tiempo de postular y ceder el poder a su hermana Isabel, quien gobernó de 2011 a 2014.

El apellido es uno de los más reconocidos en la región Mixteca, por los años que han ejercido el poder y las formas de gobernar, al amparo, siempre, del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Filadelfo ocupaba, de esta forma, el cargo por segunda ocasión (2018-2021), luego de que la dinastía perdiera el poder en la elección de 2014, pero él no estaba dispuesto a la derrota en 2021, cuando buscaría la reelección.

Su muerte tampoco trunca el poder de los Vergara en el municipio, pues ahora le corresponde a su sobrino Luis Fernando López Vergara asumir el cargo de suplente o incluso participar en la elección.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 09 de abril de 2021

En Punto

En Punto

jueves 08 de abril de 2021

En Punto

En Punto

miércoles 07 de abril de 2021

En Punto

En Punto

martes 06 de abril de 2021

En Punto

En Punto

lunes 05 de abril de 2021

En Punto

En Punto

jueves 01 de abril de 2021

En Punto

En Punto

miércoles 31 de marzo de 2021

En Punto

En Punto

martes 30 de marzo de 2021

En Punto

En Punto

lunes 29 de marzo de 2021

En Punto

En Punto

viernes 26 de marzo de 2021

En Punto

En Punto

Cargar Más