/ viernes 26 de marzo de 2021

En Punto

Al mismo tiempo que los grandes definidores del partido Movimiento de Regeneración Nacional se han quebrado la cabeza en sesudos análisis para determinar quiénes serán los candidatos y candidatas a diputados locales y presidentes municipales de Puebla, lo que podría encontrar su punto culminante este fin de semana (¿ahora sí?), un numeroso grupo de aspirantes inconformes que vaticinaba un final negativo para ellos emprendió una batalla legal.

Es decir, la ruta política para definir abanderados a puestos de elección popular arrastra en paralelo un camino jurídico que podría no solo entorpecer los plazos establecidos en Morena para llegar preparado y cohesionado a la contienda electoral que ya se avecina, sino que podría tirar candidatos ya designados y obligar a los líderes de ese partido a reponer procesos que dilaten aún más su ingreso en la puja por diputaciones y alcaldías.

Revise usted:

Al menos 192 medios de impugnación ingresaron a la Sala Regional Ciudad de México del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) en contra de la supuesta omisión de la Comisión Nacional de Elecciones de Morena de transparentar el proceso de selección de candidaturas a diputaciones locales y presidencias municipales de Puebla.

Los juicios para la protección de los derechos político-electorales de la ciudadanía fueron presentados por aspirantes como los diputados locales con licencia, Tonantzin Fernández Díaz, Olga Lucía Romero Garci-Crespo, Fernando Sánchez Sasia y el mismísimo (y ajonjolí de todos los conflictos en Morena) Gabriel Biestro Medinilla.

También figuran en la lista de caso 200 quejosos Karla Vázquez Martagón, Mónica Silva Ruiz y Jaime Barbosa Puertos.

Evidentemente, todos ellos pensaron en su momento que no recibirían la “bendición” del Comité Ejecutivo Nacional de Morena para ser candidatos y adoptaron una ruta jurídica para echar abajo las decisiones que les resulten inconvenientes.

Quizá lo logren, una vez que las denuncias siguen su cauce en el máximo tribunal judicial electoral del país.

***

¿Claudia Rivera Vivanco o Gabriel Biestro Medinilla?

En el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador no existe más que de estas dos sopas para elegir abanderado a al alcaldía de Puebla.

Lo de José Luis Sánchez Solá fue una ocurrencia que no cristalizará de ninguna manera.

Haga un pronóstico y cruce apuestas, porque, finalmente, la decisión se anunciará este fin de semana.

***

En el otro bando partidista, el que lidera el PAN en la alianza Va por México (o Va por Puebla, según sea el caso), no existe tal magnitud de impugnaciones como el que se ha dado en Morena, pero, basta con la disputa que continúa latente en la principal de las candidaturas para meter en aprietos, también, a ese partido.

En efecto, se trata de la candidatura a la presidencia municipal de Puebla, donde los inconformes no dejan descansar a Eduardo Rivera Pérez del proceso interno para que pueda enfocarse al cien por ciento en lo que será (o sería) su campaña a la alcaldía.

Pedro Gutiérrez Varela está dispuesto a convertirse en un severo dolor de cabeza para el expresidente municipal.

El panista impugnó ante la Sala Regional Ciudad de México del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) el proceso donde se eligió a Rivera Pérez.

En redes sociales reveló haber acudido al Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del partido blanquiazul para presentar el primero de una serie de juicios para la protección de los derechos político-electorales del ciudadano (JDC) contra las irregularidades de la Comisión Permanente Estatal y la Comisión Permanente Nacional en el proceso interno de selección de candidaturas.

No hay quien lo pare, al menos hasta ahora.

Al mismo tiempo que los grandes definidores del partido Movimiento de Regeneración Nacional se han quebrado la cabeza en sesudos análisis para determinar quiénes serán los candidatos y candidatas a diputados locales y presidentes municipales de Puebla, lo que podría encontrar su punto culminante este fin de semana (¿ahora sí?), un numeroso grupo de aspirantes inconformes que vaticinaba un final negativo para ellos emprendió una batalla legal.

Es decir, la ruta política para definir abanderados a puestos de elección popular arrastra en paralelo un camino jurídico que podría no solo entorpecer los plazos establecidos en Morena para llegar preparado y cohesionado a la contienda electoral que ya se avecina, sino que podría tirar candidatos ya designados y obligar a los líderes de ese partido a reponer procesos que dilaten aún más su ingreso en la puja por diputaciones y alcaldías.

Revise usted:

Al menos 192 medios de impugnación ingresaron a la Sala Regional Ciudad de México del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) en contra de la supuesta omisión de la Comisión Nacional de Elecciones de Morena de transparentar el proceso de selección de candidaturas a diputaciones locales y presidencias municipales de Puebla.

Los juicios para la protección de los derechos político-electorales de la ciudadanía fueron presentados por aspirantes como los diputados locales con licencia, Tonantzin Fernández Díaz, Olga Lucía Romero Garci-Crespo, Fernando Sánchez Sasia y el mismísimo (y ajonjolí de todos los conflictos en Morena) Gabriel Biestro Medinilla.

También figuran en la lista de caso 200 quejosos Karla Vázquez Martagón, Mónica Silva Ruiz y Jaime Barbosa Puertos.

Evidentemente, todos ellos pensaron en su momento que no recibirían la “bendición” del Comité Ejecutivo Nacional de Morena para ser candidatos y adoptaron una ruta jurídica para echar abajo las decisiones que les resulten inconvenientes.

Quizá lo logren, una vez que las denuncias siguen su cauce en el máximo tribunal judicial electoral del país.

***

¿Claudia Rivera Vivanco o Gabriel Biestro Medinilla?

En el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador no existe más que de estas dos sopas para elegir abanderado a al alcaldía de Puebla.

Lo de José Luis Sánchez Solá fue una ocurrencia que no cristalizará de ninguna manera.

Haga un pronóstico y cruce apuestas, porque, finalmente, la decisión se anunciará este fin de semana.

***

En el otro bando partidista, el que lidera el PAN en la alianza Va por México (o Va por Puebla, según sea el caso), no existe tal magnitud de impugnaciones como el que se ha dado en Morena, pero, basta con la disputa que continúa latente en la principal de las candidaturas para meter en aprietos, también, a ese partido.

En efecto, se trata de la candidatura a la presidencia municipal de Puebla, donde los inconformes no dejan descansar a Eduardo Rivera Pérez del proceso interno para que pueda enfocarse al cien por ciento en lo que será (o sería) su campaña a la alcaldía.

Pedro Gutiérrez Varela está dispuesto a convertirse en un severo dolor de cabeza para el expresidente municipal.

El panista impugnó ante la Sala Regional Ciudad de México del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) el proceso donde se eligió a Rivera Pérez.

En redes sociales reveló haber acudido al Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del partido blanquiazul para presentar el primero de una serie de juicios para la protección de los derechos político-electorales del ciudadano (JDC) contra las irregularidades de la Comisión Permanente Estatal y la Comisión Permanente Nacional en el proceso interno de selección de candidaturas.

No hay quien lo pare, al menos hasta ahora.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 09 de abril de 2021

En Punto

En Punto

jueves 08 de abril de 2021

En Punto

En Punto

miércoles 07 de abril de 2021

En Punto

En Punto

martes 06 de abril de 2021

En Punto

En Punto

lunes 05 de abril de 2021

En Punto

En Punto

jueves 01 de abril de 2021

En Punto

En Punto

miércoles 31 de marzo de 2021

En Punto

En Punto

martes 30 de marzo de 2021

En Punto

En Punto

lunes 29 de marzo de 2021

En Punto

En Punto

viernes 26 de marzo de 2021

En Punto

En Punto

Cargar Más