/ viernes 9 de abril de 2021

En Punto

La oferta que hizo el secretario general del CEN del PAN, Héctor Larios Córdova, para atender las quejas de los aspirantes inconformes con la designación de candidaturas en Puebla, parece más una respuesta de cortesía que una posibilidad real de que se reviertan algunas de las decisiones ya tomadas por el partido.

Gran parte de las designaciones fueron avaladas desde el CEN, y la prueba es la elección de Eduardo Rivera Pérez como candidato a la presidencia municipal de Puebla, quien antes de iniciar el proceso interno ya presumía la foto donde se confirmó el espaldarazo del dirigente nacional, Marko Cortés.

Mientras el secretario general ofrece apertura y diálogo, la dirigencia nacional se negó a resolver las decenas de juicios acumulados en la Comisión Nacional de Justicia por parte de inconformes.

En las sentencias, los magistrados exhiben que el CEN fue omiso para resolver dichos juicios y le da un plazo de tres días para dar respuesta, con el fin de que los interesados tengan tiempo de acudir a tribunales federales, en caso de que quieran o conformarse.

Así que quien espere un cambio en las designaciones, que acuda a los tribunales electorales porque no se ve que las buenas intenciones del secretario general contradigan las decisiones del partido.

***

Los consejeros de Morena que mantienen un plantón en el Instituto Electoral del Estado por fin desenmascararon la verdadera razón de su protesta: quieren impedir el registro de Claudia Rivera Vivanco como candidata a la presidencia municipal de Puebla.

Con esto confirman que son enviados de Gabriel Biestro Medinilla, el diputado que (todavía) quiere ser presidente municipal y no cumplió los acuerdos que tenía con los colectivos feministas que con justa razón han criticado su falta de capacidad y oficio político.

Desde que Morena eligió a Claudia Rivera como candidata a la reelección, el diputado en cuestión pasa día y noche presumiendo que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación le dará la razón y quitará la candidatura a la presidenta municipal con licencia porque según él hubo “fraude” y mano negra en la designación.

Sin pruebas, Biestro, que llegó al Congreso por la vía plurinominal, acusa que el senador Alejandro Armenta Mier y el enlace del CEN en Puebla, Carlos Evangelista Aniceto, son los responsables de su derrota porque manipularon la encuesta del partido.

Habrá que ver si esas “pruebas” son suficientes para que el tribunal federal resuelva a su favor o confirme la postulación de Rivera Vivanco.

***

A horas de vencer el plazo para el registro de candidaturas ante el Instituto Electoral del Estado, los grupos internos de Morena no solo pelean por el boleto para competir por la alcaldía de Puebla, sino por muchos otros ayuntamientos del estado.

Por más democrático que quiera venderse el partido presidencial, lo único que se percibe es la falta de consensos y una lucha encarnizada entre afines al grupo de Claudia Rivera y Alejandro Armenta en contra de los allegados al grupo barbosista.

Estos desencuentros seguramente se profundizarán conforme se resuelvan las candidaturas a diputados locales, lo cual ocurrirá el domingo, debido a que de éstas depende si el grupo de Miguel Barbosa Huerta mantiene o no el control del Poder Legislativo local.

La oferta que hizo el secretario general del CEN del PAN, Héctor Larios Córdova, para atender las quejas de los aspirantes inconformes con la designación de candidaturas en Puebla, parece más una respuesta de cortesía que una posibilidad real de que se reviertan algunas de las decisiones ya tomadas por el partido.

Gran parte de las designaciones fueron avaladas desde el CEN, y la prueba es la elección de Eduardo Rivera Pérez como candidato a la presidencia municipal de Puebla, quien antes de iniciar el proceso interno ya presumía la foto donde se confirmó el espaldarazo del dirigente nacional, Marko Cortés.

Mientras el secretario general ofrece apertura y diálogo, la dirigencia nacional se negó a resolver las decenas de juicios acumulados en la Comisión Nacional de Justicia por parte de inconformes.

En las sentencias, los magistrados exhiben que el CEN fue omiso para resolver dichos juicios y le da un plazo de tres días para dar respuesta, con el fin de que los interesados tengan tiempo de acudir a tribunales federales, en caso de que quieran o conformarse.

Así que quien espere un cambio en las designaciones, que acuda a los tribunales electorales porque no se ve que las buenas intenciones del secretario general contradigan las decisiones del partido.

***

Los consejeros de Morena que mantienen un plantón en el Instituto Electoral del Estado por fin desenmascararon la verdadera razón de su protesta: quieren impedir el registro de Claudia Rivera Vivanco como candidata a la presidencia municipal de Puebla.

Con esto confirman que son enviados de Gabriel Biestro Medinilla, el diputado que (todavía) quiere ser presidente municipal y no cumplió los acuerdos que tenía con los colectivos feministas que con justa razón han criticado su falta de capacidad y oficio político.

Desde que Morena eligió a Claudia Rivera como candidata a la reelección, el diputado en cuestión pasa día y noche presumiendo que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación le dará la razón y quitará la candidatura a la presidenta municipal con licencia porque según él hubo “fraude” y mano negra en la designación.

Sin pruebas, Biestro, que llegó al Congreso por la vía plurinominal, acusa que el senador Alejandro Armenta Mier y el enlace del CEN en Puebla, Carlos Evangelista Aniceto, son los responsables de su derrota porque manipularon la encuesta del partido.

Habrá que ver si esas “pruebas” son suficientes para que el tribunal federal resuelva a su favor o confirme la postulación de Rivera Vivanco.

***

A horas de vencer el plazo para el registro de candidaturas ante el Instituto Electoral del Estado, los grupos internos de Morena no solo pelean por el boleto para competir por la alcaldía de Puebla, sino por muchos otros ayuntamientos del estado.

Por más democrático que quiera venderse el partido presidencial, lo único que se percibe es la falta de consensos y una lucha encarnizada entre afines al grupo de Claudia Rivera y Alejandro Armenta en contra de los allegados al grupo barbosista.

Estos desencuentros seguramente se profundizarán conforme se resuelvan las candidaturas a diputados locales, lo cual ocurrirá el domingo, debido a que de éstas depende si el grupo de Miguel Barbosa Huerta mantiene o no el control del Poder Legislativo local.

ÚLTIMASCOLUMNAS
lunes 19 de abril de 2021

En Punto

En Punto

viernes 16 de abril de 2021

En Punto

En Punto

jueves 15 de abril de 2021

En Punto

En Punto

miércoles 14 de abril de 2021

En Punto

En Punto

martes 13 de abril de 2021

En Punto

En Punto

lunes 12 de abril de 2021

En Punto

En Punto

viernes 09 de abril de 2021

En Punto

En Punto

jueves 08 de abril de 2021

En Punto

En Punto

miércoles 07 de abril de 2021

En Punto

En Punto

martes 06 de abril de 2021

En Punto

En Punto

Cargar Más