/ lunes 26 de abril de 2021

En Punto

El escándalo no solo sexual sino de presunta pederastia en el que se encuentra involucrado el diputado federal poblano Saúl Huerta Corona podría marcar un antes y un después en el contenido y el tono de las campañas electorales que se realizan en el estado, toda vez que el supuesto agresor de un menor de 15 años de edad, al que se le han comenzado a documentar más casos, era candidato a la reelección por uno de los bandos partidistas más importantes de la contienda: Morena.

Las campañas federales en territorio poblano habían pasado prácticamente inadvertidas para el grueso de la población, pues se habían centrado en desacreditar un tanto el trabajo de las administraciones públicas del pasado reciente y las vigentes para tratar de contrastar las propuestas de cara al futuro, pero sin aterrizar en ofertas concretas para un electorado que de por sí es poco receptivo a escuchar o entender el plan de trabajo de los eventuales legisladores federales.

Dos semanas después del comienzo de las campañas de candidatos a diputados federales ocurrió el escándalo de Huerta Corona, que además era aspirante a la reelección por el distrito 11 de la ciudad de Puebla, provocando la inmediata subida de los candidatos y dirigentes de la alianza Va Por México a una estrategia de descalificación con la que pretenden llevar seguidores y votos a su causa.

Así se encuentra sobre todo el PAN, que además de tener a la candidata de ese distrito en pie de guerra, Carolina Beauregard Martínez, agrega a la dirigente local Genoveva Huerta y ha sumado al presidente del CEN del mismo partido, Marko Cortés Mendoza, que al día siguiente de que se conocieron los hechos vino al estado para sumarse a la condena del personaje caído en desgracia… por presunto delincuente.

En Morena, donde entendieron bien lo que venía, comenzaron a deslindarse pronto del todavía legislador.

De esta forma han cambiado en cuestión de días las campañas de aspirantes a diputados federales en Puebla.


***

¿Imagina al priista o expriista Iván Galindo Castillejos como candidato de la coalición Juntos Hacemos Historia (Morena, PT y Verde) por el distrito 11, en lugar de Saúl Huerta Corona?

Pues hágalo porque por ahí va la apuesta del partido guinda para definir al nuevo abanderado.

El eventual fichaje de Galindo Castillejos surgió como una aparente especulación derivada de un trascendido o de la ocurrencia de algún personaje inmerso en la vida política de Morena, pero es muy posible que este día se convierta en un hecho real y oficializado por los líderes de ese instituto.

Llama la atención, sin embargo, que provocara el rechazo inmediato de uno de los candidatos de esa misma alianza partidista, René Sánchez Galindo.

Ante la pregunta de un reportero acerca de su opinión frente a esa eventual candidatura, el aspirante por el distrito 12 de la capital dijo que no debía ser candidato de Morena ninguna persona que haya criticado en redes sociales al presidente López Obrador, justo como ha hecho Iván Galindo decenas de veces desde Twitter.

La respuesta sonó obvia y natural entre los integrantes de la clase política, pero no entre los miembros del equipo de colaboradores de Claudia Rivera Vivanco.

Hasta donde se sabía, los dos Galindo eran piezas importantes en el grupo de aliados y asesores de la aspirante a la reelección en la ciudad de Puebla, lo cual, a juzgar por las palabras del exsecretario de Gobernación, ya no es así.

Y esa sí es nota.

El escándalo no solo sexual sino de presunta pederastia en el que se encuentra involucrado el diputado federal poblano Saúl Huerta Corona podría marcar un antes y un después en el contenido y el tono de las campañas electorales que se realizan en el estado, toda vez que el supuesto agresor de un menor de 15 años de edad, al que se le han comenzado a documentar más casos, era candidato a la reelección por uno de los bandos partidistas más importantes de la contienda: Morena.

Las campañas federales en territorio poblano habían pasado prácticamente inadvertidas para el grueso de la población, pues se habían centrado en desacreditar un tanto el trabajo de las administraciones públicas del pasado reciente y las vigentes para tratar de contrastar las propuestas de cara al futuro, pero sin aterrizar en ofertas concretas para un electorado que de por sí es poco receptivo a escuchar o entender el plan de trabajo de los eventuales legisladores federales.

Dos semanas después del comienzo de las campañas de candidatos a diputados federales ocurrió el escándalo de Huerta Corona, que además era aspirante a la reelección por el distrito 11 de la ciudad de Puebla, provocando la inmediata subida de los candidatos y dirigentes de la alianza Va Por México a una estrategia de descalificación con la que pretenden llevar seguidores y votos a su causa.

Así se encuentra sobre todo el PAN, que además de tener a la candidata de ese distrito en pie de guerra, Carolina Beauregard Martínez, agrega a la dirigente local Genoveva Huerta y ha sumado al presidente del CEN del mismo partido, Marko Cortés Mendoza, que al día siguiente de que se conocieron los hechos vino al estado para sumarse a la condena del personaje caído en desgracia… por presunto delincuente.

En Morena, donde entendieron bien lo que venía, comenzaron a deslindarse pronto del todavía legislador.

De esta forma han cambiado en cuestión de días las campañas de aspirantes a diputados federales en Puebla.


***

¿Imagina al priista o expriista Iván Galindo Castillejos como candidato de la coalición Juntos Hacemos Historia (Morena, PT y Verde) por el distrito 11, en lugar de Saúl Huerta Corona?

Pues hágalo porque por ahí va la apuesta del partido guinda para definir al nuevo abanderado.

El eventual fichaje de Galindo Castillejos surgió como una aparente especulación derivada de un trascendido o de la ocurrencia de algún personaje inmerso en la vida política de Morena, pero es muy posible que este día se convierta en un hecho real y oficializado por los líderes de ese instituto.

Llama la atención, sin embargo, que provocara el rechazo inmediato de uno de los candidatos de esa misma alianza partidista, René Sánchez Galindo.

Ante la pregunta de un reportero acerca de su opinión frente a esa eventual candidatura, el aspirante por el distrito 12 de la capital dijo que no debía ser candidato de Morena ninguna persona que haya criticado en redes sociales al presidente López Obrador, justo como ha hecho Iván Galindo decenas de veces desde Twitter.

La respuesta sonó obvia y natural entre los integrantes de la clase política, pero no entre los miembros del equipo de colaboradores de Claudia Rivera Vivanco.

Hasta donde se sabía, los dos Galindo eran piezas importantes en el grupo de aliados y asesores de la aspirante a la reelección en la ciudad de Puebla, lo cual, a juzgar por las palabras del exsecretario de Gobernación, ya no es así.

Y esa sí es nota.

ÚLTIMASCOLUMNAS
lunes 17 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

viernes 14 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

jueves 13 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

miércoles 12 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

martes 11 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

lunes 10 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

viernes 07 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

jueves 06 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

miércoles 05 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

martes 04 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

Cargar Más