/ jueves 29 de abril de 2021

En Punto

La respuesta que la Comisión Nacional de Elecciones de Morena mandó a los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para explicar la postulación de Claudia Rivera Vivanco como candidata a la reelección en el municipio de Puebla sorprendió.

Pero no porque se confirmara lo que muchos ya sospechaban con razones de sobra, que en ese partido político nunca se han realizado encuestas reales para definir a sus candidatos a puestos de elección popular, sino porque no hicieran el esfuerzo para al menos simular que sí habían llevado a cabo estudios de opinión entre los electores para ungir al ganador, que en este caso fue ganadora.

Desde su aparición en la vida política del país, Morena ha presumido que recurre a las encuestas para seleccionar candidatos, como en su momento afirmó que lo había hecho para la definición -por ejemplo- de su aspirante a gobernador de Puebla en las contiendas de 2028 y 2019.

En aquellos años, los dirigentes del partido presidencial, con Yeidckol Polevnsky a la cabeza, aseguraron que Miguel Barbosa había sido el gran ganador de los estudios, pero nadie vio las famosas encuestas, lo que alimentó más la duda sobre su autenticidad.

Para la elección de candidato a edil de Puebla en este año se dijo que habría una encuesta que, ahora se sabe, no existió.

Eso no es novedad, sino el hecho de que no se inventara alguna en el escritorio de alguna oficina en el partido para justificar y ayudar a Rivera Vivanco, lo cual no pasó y llevará rato entender por qué.

***

Ahora resulta que los diputados locales, de mayoría morenista, también pretenden sacar beneficio político del escándalo en que se ha metido uno de sus (ex)compañeros de partido a partir del escándalo por abuso sexual y pederastia que sacudió a la clase política hace una semana, Saúl Huerta Corona.

La diputada Mónica Lara Chávez, del PT, es decir, aliada de la mayoría de Morena en el Congreso del Estado, promovió un acuerdo para exigirle a Saúl Huerta que abandone la diputación federal que aún ostenta, y el fuero que ello le obsequia, para enfrentar la acusación que existe en su contra por presunto abuso sexual de menores.

Los legisladores integrantes de la Comisión Permanente, donde además de la petista hay morenistas, votaron a favor, por unanimidad, y le exigieron a su ahora excorreligionario que sea congruente en su actuar, se separe del cargo de forma definitiva y enfrente a la justicia.

Queda claro que algunos miembros del grupo en el poder han caído en la cuenta de que el escándalo le ha beneficiado -sin querer- a los candidatos de la alianza Va Por México y pretenden ahora hacerse también de la condena pública del presunto delincuente.

Todo sea por las campañas electorales.

***

Morena, por cierto, sigue entrampado en la definición de su candidato o candidata que habrá de sustituir a Huerta Corona en el distrito federal 11.

De Iván Galindo Castillejos pasó a Lizeth Mejorada como virtual candidata, pero no ha podido reunir los consensos necesarios ni el visto bueno de los diferentes grupos para hacer el anuncio formal, cuando, cuidado, la campaña de candidatos a diputados federales se encuentra justo a la mitad.

La respuesta que la Comisión Nacional de Elecciones de Morena mandó a los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para explicar la postulación de Claudia Rivera Vivanco como candidata a la reelección en el municipio de Puebla sorprendió.

Pero no porque se confirmara lo que muchos ya sospechaban con razones de sobra, que en ese partido político nunca se han realizado encuestas reales para definir a sus candidatos a puestos de elección popular, sino porque no hicieran el esfuerzo para al menos simular que sí habían llevado a cabo estudios de opinión entre los electores para ungir al ganador, que en este caso fue ganadora.

Desde su aparición en la vida política del país, Morena ha presumido que recurre a las encuestas para seleccionar candidatos, como en su momento afirmó que lo había hecho para la definición -por ejemplo- de su aspirante a gobernador de Puebla en las contiendas de 2028 y 2019.

En aquellos años, los dirigentes del partido presidencial, con Yeidckol Polevnsky a la cabeza, aseguraron que Miguel Barbosa había sido el gran ganador de los estudios, pero nadie vio las famosas encuestas, lo que alimentó más la duda sobre su autenticidad.

Para la elección de candidato a edil de Puebla en este año se dijo que habría una encuesta que, ahora se sabe, no existió.

Eso no es novedad, sino el hecho de que no se inventara alguna en el escritorio de alguna oficina en el partido para justificar y ayudar a Rivera Vivanco, lo cual no pasó y llevará rato entender por qué.

***

Ahora resulta que los diputados locales, de mayoría morenista, también pretenden sacar beneficio político del escándalo en que se ha metido uno de sus (ex)compañeros de partido a partir del escándalo por abuso sexual y pederastia que sacudió a la clase política hace una semana, Saúl Huerta Corona.

La diputada Mónica Lara Chávez, del PT, es decir, aliada de la mayoría de Morena en el Congreso del Estado, promovió un acuerdo para exigirle a Saúl Huerta que abandone la diputación federal que aún ostenta, y el fuero que ello le obsequia, para enfrentar la acusación que existe en su contra por presunto abuso sexual de menores.

Los legisladores integrantes de la Comisión Permanente, donde además de la petista hay morenistas, votaron a favor, por unanimidad, y le exigieron a su ahora excorreligionario que sea congruente en su actuar, se separe del cargo de forma definitiva y enfrente a la justicia.

Queda claro que algunos miembros del grupo en el poder han caído en la cuenta de que el escándalo le ha beneficiado -sin querer- a los candidatos de la alianza Va Por México y pretenden ahora hacerse también de la condena pública del presunto delincuente.

Todo sea por las campañas electorales.

***

Morena, por cierto, sigue entrampado en la definición de su candidato o candidata que habrá de sustituir a Huerta Corona en el distrito federal 11.

De Iván Galindo Castillejos pasó a Lizeth Mejorada como virtual candidata, pero no ha podido reunir los consensos necesarios ni el visto bueno de los diferentes grupos para hacer el anuncio formal, cuando, cuidado, la campaña de candidatos a diputados federales se encuentra justo a la mitad.

ÚLTIMASCOLUMNAS
lunes 17 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

viernes 14 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

jueves 13 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

miércoles 12 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

martes 11 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

lunes 10 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

viernes 07 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

jueves 06 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

miércoles 05 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

martes 04 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

Cargar Más