/ jueves 24 de junio de 2021

En Punto

¿Y si hubiera un tercero, alguien distinto a Claudia Rivera Vivanco y Genoveva Huerta Villegas, interesado en poner a pelear a la dirigente del PAN con el presidente municipal electo de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, que haya sido el auténtico autor intelectual de esa falsa encuesta que causó revuelo a principios de semana?

El contenido de las tres preguntas con que llamadas anónimas pretendieron “encuestar” a los panistas el lunes sigue dando de qué hablar en el partido blanquiazul, sobre todo porque parece haber quedado claro que su divulgación obedece a la pelea interna que ya se da en ese instituto político por la próxima renovación de dirigencia.

Descartada la supuesta autoría de Rivera Vivanco, una tercera vía le resta posibilidades también a Huerta Villegas, debido, principalmente, a que una confrontación de esta última con Rivera Pérez podría ser muy prematura en el contexto de las negociaciones que aún debe sostener con el edil electo, antes de comenzar la disputa por la dirigencia.

Parece extraño que la líder del PAN empiece un frente de batalla contra Eduardo Rivera, considerando, uno, que ella también se reunió con Miguel Barbosa, y dos, que todavía no negocia ninguna posición de los panistas en el ayuntamiento.

Tal vez el autor intelectual es un panista que quiere alzar la mano para venderse como la alternativa, alguien que se le ofrezca a Eduardo Rivera como aliado, pero que no sea identificado con su grupo ni como un personaje cercano a la actual dirigente.

Es posible.

En lo que todos coinciden es que la existencia de esa “encuesta” obedece a un conflicto exclusivamente panista.

***

Ya hubo reunión con el dirigente partidista que faltaba, el que faltaba de los importantes.

No se trató de un encuentro personal y privado, como el que tuvo con la presidenta del Comité Directivo Estatal del PAN, Genoveva Huerta Villegas, pero este miércoles el gobernador Miguel Barbosa pudo platicar en un cara a cara con el líder del partido Movimiento de Regeneración Nacional, Edgar Garmendia de los Santos.

Barbosa y Garmendia conversaron en el marco de una reunión que el mandatario estatal sostuvo con los diputados locales electos emanados de la coalición Juntos Hacemos Historia, integrada por Morena, PT y el Verde.

La realización del encuentro había generado expectativas debido a la conocida diferencia de opiniones que existió entre estos dos personajes en el pasado proceso electoral, principalmente por la postulación de candidatos --como Claudia Rivera Vivanco-- que fueron apoyados por el presidente del partido, pero no por el gobernador.

El mandatario y el dirigente partidista, que podría dejar ese cargo a finales del año en curso, publicaron fotografías de su saludo en redes sociales, acompañadas de textos corteses y, en cierto punto, hasta amigables, en sintonía con ese tono que ha empleado Barbosa después de las elecciones del 6 de junio para mandar el mensaje de que Puebla ha entrado en una fase de reconciliación.

***

A propósito del gobernador.

En la mañanera del miércoles, a pregunta expresa de los reporteros, el mandatario estatal le dio un raspón a los dirigentes de las cámaras empresariales.

“Los alcaldes electos, los diputados, ellos construyen sus propuestas con los grupos que consideran importantes, prioritarios desde su visión y es la visión que está desarrollando cada alcalde electo. Yo respetaré y apoyaré y el día que me quiera reunir con los organismos empresariales, que por cierto no tengo buena opinión de ellos, lo digo claramente, pues los convoco, pero, para qué, como que no son útiles”, lanzó, después de que le preguntaran si valoraba sumarse a las reuniones de trabajo que ya realiza Rivera Pérez con ellos.

¿Será esto el primer motivo de diferendo público entre el mandatario y el futuro alcalde de Puebla?

¿Y si hubiera un tercero, alguien distinto a Claudia Rivera Vivanco y Genoveva Huerta Villegas, interesado en poner a pelear a la dirigente del PAN con el presidente municipal electo de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, que haya sido el auténtico autor intelectual de esa falsa encuesta que causó revuelo a principios de semana?

El contenido de las tres preguntas con que llamadas anónimas pretendieron “encuestar” a los panistas el lunes sigue dando de qué hablar en el partido blanquiazul, sobre todo porque parece haber quedado claro que su divulgación obedece a la pelea interna que ya se da en ese instituto político por la próxima renovación de dirigencia.

Descartada la supuesta autoría de Rivera Vivanco, una tercera vía le resta posibilidades también a Huerta Villegas, debido, principalmente, a que una confrontación de esta última con Rivera Pérez podría ser muy prematura en el contexto de las negociaciones que aún debe sostener con el edil electo, antes de comenzar la disputa por la dirigencia.

Parece extraño que la líder del PAN empiece un frente de batalla contra Eduardo Rivera, considerando, uno, que ella también se reunió con Miguel Barbosa, y dos, que todavía no negocia ninguna posición de los panistas en el ayuntamiento.

Tal vez el autor intelectual es un panista que quiere alzar la mano para venderse como la alternativa, alguien que se le ofrezca a Eduardo Rivera como aliado, pero que no sea identificado con su grupo ni como un personaje cercano a la actual dirigente.

Es posible.

En lo que todos coinciden es que la existencia de esa “encuesta” obedece a un conflicto exclusivamente panista.

***

Ya hubo reunión con el dirigente partidista que faltaba, el que faltaba de los importantes.

No se trató de un encuentro personal y privado, como el que tuvo con la presidenta del Comité Directivo Estatal del PAN, Genoveva Huerta Villegas, pero este miércoles el gobernador Miguel Barbosa pudo platicar en un cara a cara con el líder del partido Movimiento de Regeneración Nacional, Edgar Garmendia de los Santos.

Barbosa y Garmendia conversaron en el marco de una reunión que el mandatario estatal sostuvo con los diputados locales electos emanados de la coalición Juntos Hacemos Historia, integrada por Morena, PT y el Verde.

La realización del encuentro había generado expectativas debido a la conocida diferencia de opiniones que existió entre estos dos personajes en el pasado proceso electoral, principalmente por la postulación de candidatos --como Claudia Rivera Vivanco-- que fueron apoyados por el presidente del partido, pero no por el gobernador.

El mandatario y el dirigente partidista, que podría dejar ese cargo a finales del año en curso, publicaron fotografías de su saludo en redes sociales, acompañadas de textos corteses y, en cierto punto, hasta amigables, en sintonía con ese tono que ha empleado Barbosa después de las elecciones del 6 de junio para mandar el mensaje de que Puebla ha entrado en una fase de reconciliación.

***

A propósito del gobernador.

En la mañanera del miércoles, a pregunta expresa de los reporteros, el mandatario estatal le dio un raspón a los dirigentes de las cámaras empresariales.

“Los alcaldes electos, los diputados, ellos construyen sus propuestas con los grupos que consideran importantes, prioritarios desde su visión y es la visión que está desarrollando cada alcalde electo. Yo respetaré y apoyaré y el día que me quiera reunir con los organismos empresariales, que por cierto no tengo buena opinión de ellos, lo digo claramente, pues los convoco, pero, para qué, como que no son útiles”, lanzó, después de que le preguntaran si valoraba sumarse a las reuniones de trabajo que ya realiza Rivera Pérez con ellos.

¿Será esto el primer motivo de diferendo público entre el mandatario y el futuro alcalde de Puebla?

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 30 de julio de 2021

En Punto

En Punto

jueves 29 de julio de 2021

En Punto

En Punto

miércoles 28 de julio de 2021

En Punto

En Punto

martes 27 de julio de 2021

En Punto

En Punto

lunes 26 de julio de 2021

En Punto

En Punto

viernes 23 de julio de 2021

En Punto

En Punto

jueves 22 de julio de 2021

En Punto

En Punto

miércoles 21 de julio de 2021

En Punto

En Punto

martes 20 de julio de 2021

En Punto

En Punto

lunes 19 de julio de 2021

En Punto

En Punto

Cargar Más