/ miércoles 14 de julio de 2021

En Punto

Genoveva Huerta Villegas tal vez --solo tal vez-- logre reelegirse como presidenta del Comité Directivo Estatal del PAN en noviembre próximo, siempre que consiga el visto bueno de Marko Cortés por encima de los deseos de Eduardo Rivera Pérez, pero Rafael Micalco Méndez se ha iniciado en una aventura prácticamente imposible.

Micalco Méndez, que arribará el Congreso del Estado por vía de la representación proporcional, está muy por detrás de Genoveva Huerta en la lista de afectos del presidente nacional del partido blanquiazul, que probablemente conseguirá la reelección como líder del CEN, pero, por encima de eso, cuenta en su haber con el veto del presidente municipal electo de Puebla.

El eventual enfrentamiento de Huerta Villegas con Marcos Castro para hacerse de la dirigencia estatal del partido en el siguiente periodo de gestión podría, como algunos prevén, ocasionar el surgimiento de una tercera vía, una que sume los intereses más o menos empatados de los grupos de poder más influyentes en ese instituto: el de Genoveva Huerta y el de Eduardo Rivera, pero ese no será Micalco.

Rivera Pérez supo en tiempo real las expresiones negativas que Micalco profirió acerca de sus aspiraciones políticas gracias a esos espontáneos mensajeros que le informaban de todo lo que podían en la etapa de precampaña, incluso antes de que el ahora edil electo recibiera la candidatura por parte del PAN.

Los agravios, pues, aseguran, son muchos, y no se olvidan.

Por ello, incluso antes que la negativa de la actual dirigente del CDE, pesará el veto del alcalde a su persona.

***

Por lo visto, el zócalo de la ciudad de Puebla está condenado a permanecer sin el flujo habitual de visitantes a mediano plazo.

Como si no hubieran sido suficientes los más de tres meses que la plaza principal permaneció amurallada por obras del gobierno federal, que finalmente no se concretaron y que causaron afectaciones económicas a los comercios de la zona, hoy una tercera ola de covid-19 obliga al ayuntamiento a restringir este espacio de la concentración de gente.

La medida no se antoja temporal puesto que la ciudad es la que concentra la mayor cantidad de casos y al igual que toda la entidad registra un estado de alerta en color amarillo con tendencia ascendente.

De no frenar esta ola de contagios, ascendente, lo más probable es que tengamos, de nueva cuenta, una celebración de Grito de Independencia sin asistentes.

Pero si se cumple el pronóstico de que el pico de esta tercera ola llegue hacia finales de septiembre o principios de octubre, tenga por seguro que el cierre de la plancha central seguirá para el fin de año.

***

¿Dónde están las posturas de los partidos políticos, todos, en torno a los acontecimientos ocurridos en las últimas dos semanas en la UDLAP?

En efecto, se trata de una institución privada, que vive con recursos privados, pero la importancia educativa y económica de la institución en la entidad, sus alcances incluso internacionales, obligan a los actores políticos del estado a pronunciarse al respecto.

A favor o en contra del bando que sea, en apoyo o rechazo de la incursión policial, en respaldo o condena del perfil del nuevo --y presuntamente provisional--rector, pero nada.

Ni el PAN, ni el PRI, ni el PRD, ni Morena, ni ningún otro partido político ha dicho nada al respecto.

¿Por qué será?

¿Se acabó la contienda electoral y todos sus dirigentes andan de vacaciones?

¿No entienden la importancia de lo que ocurre y de la relevancia de hacer pronunciamientos inteligentes sobre esos acontecimientos?

Es una institución privada, sí, pero al mismo tiempo uno de los mayores activos de Puebla.

Quizá no lo entienden.

Genoveva Huerta Villegas tal vez --solo tal vez-- logre reelegirse como presidenta del Comité Directivo Estatal del PAN en noviembre próximo, siempre que consiga el visto bueno de Marko Cortés por encima de los deseos de Eduardo Rivera Pérez, pero Rafael Micalco Méndez se ha iniciado en una aventura prácticamente imposible.

Micalco Méndez, que arribará el Congreso del Estado por vía de la representación proporcional, está muy por detrás de Genoveva Huerta en la lista de afectos del presidente nacional del partido blanquiazul, que probablemente conseguirá la reelección como líder del CEN, pero, por encima de eso, cuenta en su haber con el veto del presidente municipal electo de Puebla.

El eventual enfrentamiento de Huerta Villegas con Marcos Castro para hacerse de la dirigencia estatal del partido en el siguiente periodo de gestión podría, como algunos prevén, ocasionar el surgimiento de una tercera vía, una que sume los intereses más o menos empatados de los grupos de poder más influyentes en ese instituto: el de Genoveva Huerta y el de Eduardo Rivera, pero ese no será Micalco.

Rivera Pérez supo en tiempo real las expresiones negativas que Micalco profirió acerca de sus aspiraciones políticas gracias a esos espontáneos mensajeros que le informaban de todo lo que podían en la etapa de precampaña, incluso antes de que el ahora edil electo recibiera la candidatura por parte del PAN.

Los agravios, pues, aseguran, son muchos, y no se olvidan.

Por ello, incluso antes que la negativa de la actual dirigente del CDE, pesará el veto del alcalde a su persona.

***

Por lo visto, el zócalo de la ciudad de Puebla está condenado a permanecer sin el flujo habitual de visitantes a mediano plazo.

Como si no hubieran sido suficientes los más de tres meses que la plaza principal permaneció amurallada por obras del gobierno federal, que finalmente no se concretaron y que causaron afectaciones económicas a los comercios de la zona, hoy una tercera ola de covid-19 obliga al ayuntamiento a restringir este espacio de la concentración de gente.

La medida no se antoja temporal puesto que la ciudad es la que concentra la mayor cantidad de casos y al igual que toda la entidad registra un estado de alerta en color amarillo con tendencia ascendente.

De no frenar esta ola de contagios, ascendente, lo más probable es que tengamos, de nueva cuenta, una celebración de Grito de Independencia sin asistentes.

Pero si se cumple el pronóstico de que el pico de esta tercera ola llegue hacia finales de septiembre o principios de octubre, tenga por seguro que el cierre de la plancha central seguirá para el fin de año.

***

¿Dónde están las posturas de los partidos políticos, todos, en torno a los acontecimientos ocurridos en las últimas dos semanas en la UDLAP?

En efecto, se trata de una institución privada, que vive con recursos privados, pero la importancia educativa y económica de la institución en la entidad, sus alcances incluso internacionales, obligan a los actores políticos del estado a pronunciarse al respecto.

A favor o en contra del bando que sea, en apoyo o rechazo de la incursión policial, en respaldo o condena del perfil del nuevo --y presuntamente provisional--rector, pero nada.

Ni el PAN, ni el PRI, ni el PRD, ni Morena, ni ningún otro partido político ha dicho nada al respecto.

¿Por qué será?

¿Se acabó la contienda electoral y todos sus dirigentes andan de vacaciones?

¿No entienden la importancia de lo que ocurre y de la relevancia de hacer pronunciamientos inteligentes sobre esos acontecimientos?

Es una institución privada, sí, pero al mismo tiempo uno de los mayores activos de Puebla.

Quizá no lo entienden.

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 04 de agosto de 2021

En Punto

En Punto

martes 03 de agosto de 2021

En Punto

En Punto

lunes 02 de agosto de 2021

En Punto

En Punto

viernes 30 de julio de 2021

En Punto

En Punto

jueves 29 de julio de 2021

En Punto

En Punto

miércoles 28 de julio de 2021

En Punto

En Punto

martes 27 de julio de 2021

En Punto

En Punto

lunes 26 de julio de 2021

En Punto

En Punto

viernes 23 de julio de 2021

En Punto

En Punto

jueves 22 de julio de 2021

En Punto

En Punto

Cargar Más