/ jueves 9 de septiembre de 2021

En Punto

Conforme se acerca el final de la administración en el municipio de Puebla parece que se aceleran los conflictos o malos entendidos entre la edil Claudia Rivera Vivanco y el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

Si existía la idea de que con el término del gobierno de Rivera Vivanco acabarían los enfrentamientos entre estos dos políticos, ambos emanados del Movimiento de Regeneración Nacional, fue un error.

Además de dos gritos conmemorativos con el inicio de la Independencia, de dos verbenas populares para complacer a los ciudadanos que puedan vencer los temores a sufrir un contagio por coronavirus, ahora se ha gestado una polémica por las invitaciones y las no invitaciones a las celebraciones.

Miguel Barbosa sorprendió por la mañana dando a conocer que invitaría a celebrar la noche del grito a Eduardo Rivera Pérez, presidente municipal electo de Puebla.

Unas horas más tarde, Claudia Rivera calificó el hecho como una descortesía no solo para ella, sino para todo el gobierno municipal, debido a que el mandatario había decidido hacer una celebración aparte y no solo no la había considerado a ella, sino que convocaba a quien es una autoridad electa y no en funciones.

De paso, la edil dio a conocer que su gobierno hizo la invitación pertinente al mandatario estatal para que acudiera a realizar el grito en el palacio, pero no obtuvo respuesta alguna.

Las diferencias van hasta el último respiro de la gestión de la alcaldesa.

***

Matías Rivero Marines, jefe del equipo de transición de Eduardo Rivera, emitió dos puntos importantes una vez que concluyó la quinta reunión de trabajo de los grupos de trabajo de los presidentes municipales saliente y entrante.

El panista informó que será a partir del 10 de octubre cuando se pueda conocer de posibles irregularidades cometidas en el manejo de las finanzas públicas en el gobierno de Claudia Rivera, debido a que es en esa fecha cuando comienza el proceso formal de entrega- recepción.

Inmediatamente después hizo una acotación para que se acabara, al menos por el momento, lo que comenzaba a parecerse una suerte de enjuiciamiento público en contra de la edil saliente, de Morena.

Esta entrega-recepción no es, ni de lejos, un ejercicio de fiscalización.

Por tanto, subrayó que al momento no se puede generar juicios. Será hasta el 10 de octubre cuando podrán comenzarse a observar puntualmente las irregularidades que se encuentren en las áreas del gobierno municipal:

“Hasta ese día yo empezaré a observar de manera puntual la problemática, si existe, en las distintas áreas (…) ahorita es pura recopilación, nosotros vamos a recibir lo que nos entreguen”.

Eso significa que quienes esperan carnita para irse contra la presidenta municipal tendrán que esperar un poco más, al menos un mes, para enfilar sus baterías.

***

Los funcionarios del actual gobierno municipal en la ciudad de Puebla siguen dando muestras de lo generosos que son con los recursos públicos… a la hora de ahorrar.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana que encabeza Lourdes Rosales Martínez se suma a la lista de dependencias y organismos municipales que terminan el periodo de gestión con economías financieras.

Serán alrededor de 10 millones de pesos los que regrese la secretaría debido a excedentes, confirmó la propia titular.

“Estamos haciendo el cierre de todos los procesos de adquisición… creo que son alrededor de 10 millones de pesos los que se van a devolver, son producto de economías, todos los programas que teníamos nosotros planeados ya se resolvieron, van quedando excedentes, esos excedentes tienen el nombre de economías y es lo que se tiene que reingresar”, explicó.

Interesante que diversas áreas del ayuntamiento no encontraran necesidades para agotar el dinero hasta el último peso.


Conforme se acerca el final de la administración en el municipio de Puebla parece que se aceleran los conflictos o malos entendidos entre la edil Claudia Rivera Vivanco y el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

Si existía la idea de que con el término del gobierno de Rivera Vivanco acabarían los enfrentamientos entre estos dos políticos, ambos emanados del Movimiento de Regeneración Nacional, fue un error.

Además de dos gritos conmemorativos con el inicio de la Independencia, de dos verbenas populares para complacer a los ciudadanos que puedan vencer los temores a sufrir un contagio por coronavirus, ahora se ha gestado una polémica por las invitaciones y las no invitaciones a las celebraciones.

Miguel Barbosa sorprendió por la mañana dando a conocer que invitaría a celebrar la noche del grito a Eduardo Rivera Pérez, presidente municipal electo de Puebla.

Unas horas más tarde, Claudia Rivera calificó el hecho como una descortesía no solo para ella, sino para todo el gobierno municipal, debido a que el mandatario había decidido hacer una celebración aparte y no solo no la había considerado a ella, sino que convocaba a quien es una autoridad electa y no en funciones.

De paso, la edil dio a conocer que su gobierno hizo la invitación pertinente al mandatario estatal para que acudiera a realizar el grito en el palacio, pero no obtuvo respuesta alguna.

Las diferencias van hasta el último respiro de la gestión de la alcaldesa.

***

Matías Rivero Marines, jefe del equipo de transición de Eduardo Rivera, emitió dos puntos importantes una vez que concluyó la quinta reunión de trabajo de los grupos de trabajo de los presidentes municipales saliente y entrante.

El panista informó que será a partir del 10 de octubre cuando se pueda conocer de posibles irregularidades cometidas en el manejo de las finanzas públicas en el gobierno de Claudia Rivera, debido a que es en esa fecha cuando comienza el proceso formal de entrega- recepción.

Inmediatamente después hizo una acotación para que se acabara, al menos por el momento, lo que comenzaba a parecerse una suerte de enjuiciamiento público en contra de la edil saliente, de Morena.

Esta entrega-recepción no es, ni de lejos, un ejercicio de fiscalización.

Por tanto, subrayó que al momento no se puede generar juicios. Será hasta el 10 de octubre cuando podrán comenzarse a observar puntualmente las irregularidades que se encuentren en las áreas del gobierno municipal:

“Hasta ese día yo empezaré a observar de manera puntual la problemática, si existe, en las distintas áreas (…) ahorita es pura recopilación, nosotros vamos a recibir lo que nos entreguen”.

Eso significa que quienes esperan carnita para irse contra la presidenta municipal tendrán que esperar un poco más, al menos un mes, para enfilar sus baterías.

***

Los funcionarios del actual gobierno municipal en la ciudad de Puebla siguen dando muestras de lo generosos que son con los recursos públicos… a la hora de ahorrar.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana que encabeza Lourdes Rosales Martínez se suma a la lista de dependencias y organismos municipales que terminan el periodo de gestión con economías financieras.

Serán alrededor de 10 millones de pesos los que regrese la secretaría debido a excedentes, confirmó la propia titular.

“Estamos haciendo el cierre de todos los procesos de adquisición… creo que son alrededor de 10 millones de pesos los que se van a devolver, son producto de economías, todos los programas que teníamos nosotros planeados ya se resolvieron, van quedando excedentes, esos excedentes tienen el nombre de economías y es lo que se tiene que reingresar”, explicó.

Interesante que diversas áreas del ayuntamiento no encontraran necesidades para agotar el dinero hasta el último peso.


ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 23 de septiembre de 2021

En Punto

En Punto

miércoles 22 de septiembre de 2021

En Punto

En Punto

martes 21 de septiembre de 2021

En Punto

En Punto

lunes 20 de septiembre de 2021

En Punto

En Punto

viernes 17 de septiembre de 2021

En Punto

En Punto

miércoles 15 de septiembre de 2021

En Punto

En Punto

martes 14 de septiembre de 2021

En Punto

En Punto

lunes 13 de septiembre de 2021

En Punto

En Punto

viernes 10 de septiembre de 2021

En Punto 

En Punto

jueves 09 de septiembre de 2021

En Punto

En Punto

Cargar Más