/ viernes 1 de octubre de 2021

En Punto

A la batalla por las posiciones de los panistas aliados de Genoveva Huerta Villegas, presidenta del Comité Directivo Estatal del partido blanquiazul, en el ayuntamiento de Puebla, se han sumado los diputados locales Mónica Rodríguez y Oswaldo Jiménez, quienes, seguramente para sorpresa del presidente municipal electo, le pusieron una cifra precisa a los puestos que desean.

Según Rodríguez y Jiménez, quienes forman parte del grupo que apoya las aspiraciones de reelección de Huerta Villegas, el casi edil Eduardo Rivera Pérez debe darles 120 posiciones, cantidad que equivale al 25 por ciento de los cargos que se acordaron repartir en las horas previas a la definición del candidato a presidente municipal, en febrero pasado.

“Para mí, mi palabra y mi firma tienen un peso, entonces pienso que todo mundo puede decidir cuánto vale su firma”, lanzó Mónica Rodríguez como reto a Rivera Pérez, reiterándole la afirmación que ha sostenido este grupo desde entonces: que se trata de un acuerdo explícito y escrito firmado ante Héctor Larios como representante del CEN.

“Este acuerdo está por escrito y establece que los militantes que propusiera este grupo del PAN pudieran ser tomados en cuenta en una proporción de hasta el 25 por ciento, así está establecido, fue firmado por el propio alcalde electo”, añadió Jiménez, en la misma lógica de tratar de poner contra las cuerdas (en la arena mediática) al próximo alcalde.

La guerra, está claro, no parará, y solo faltan dos semanas para que entre en funciones ese gobierno municipal en el que todos quieren meter mano, incluidos priistas y perredistas, por tratarse de un pretendido ayuntamiento de coalición.

***

Los diputados del PAN en el Congreso del Estado presentaron una propuesta que muy probablemente no gustará a los legisladores de Morena, empezando por el líder de la bancada y expresidente municipal de Tepeaca, Sergio Salomón Céspedes Peregrina.

Los panistas propusieron modificar la Ley Orgánica del Poder Legislativo para que la Junta de Gobierno y Coordinación Política vuelva a ser rotativa y no se quede en Morena en los tres años que durará la LXI Legislatura.

El razonamiento de los blanquiazules es el siguiente:

Debido a que ningún partido cuenta con la mayoría absoluta, la presidencia de la Junta de Gobierno tendría que rotarse entre las fuerzas que tienen más diputados, como se establece en el Congreso de la Unión para las dos cámaras, de diputados y de senadores.

Según esta misma idea, el PAN tendría que presidir el segundo año de la legislatura y el PRI el tercero y último.

Será difícil que la iniciativa prospere, pero al menos el intento ya le hicieron.


***

A propósito de la integración del futuro gobierno municipal de la ciudad de Puebla.

Eduardo Rivera aprovechó la firma de un convenio con representantes de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) y del Infonavit para anunciar la suma de un colaborador que asumirá responsabilidades hasta ahora inexistentes en el organigrama del ayuntamiento.

Felipe Mojarro Arroyo, ex delegado del Infonavit y expresidente municipal de Tehuacán, se incorporará a la administración del panista como encargado de un proyecto de reactivación de vivienda en la capital poblana, del que forma parte el acuerdo signado con la Canadevi.

Mojarro tiene amplia experiencia en el tema, como servidor público y como empresario de la construcción, por lo que seguramente ayudará a desarrollar de manera eficiente los planes que trae el edil electo en la agenda de trabajo.


A la batalla por las posiciones de los panistas aliados de Genoveva Huerta Villegas, presidenta del Comité Directivo Estatal del partido blanquiazul, en el ayuntamiento de Puebla, se han sumado los diputados locales Mónica Rodríguez y Oswaldo Jiménez, quienes, seguramente para sorpresa del presidente municipal electo, le pusieron una cifra precisa a los puestos que desean.

Según Rodríguez y Jiménez, quienes forman parte del grupo que apoya las aspiraciones de reelección de Huerta Villegas, el casi edil Eduardo Rivera Pérez debe darles 120 posiciones, cantidad que equivale al 25 por ciento de los cargos que se acordaron repartir en las horas previas a la definición del candidato a presidente municipal, en febrero pasado.

“Para mí, mi palabra y mi firma tienen un peso, entonces pienso que todo mundo puede decidir cuánto vale su firma”, lanzó Mónica Rodríguez como reto a Rivera Pérez, reiterándole la afirmación que ha sostenido este grupo desde entonces: que se trata de un acuerdo explícito y escrito firmado ante Héctor Larios como representante del CEN.

“Este acuerdo está por escrito y establece que los militantes que propusiera este grupo del PAN pudieran ser tomados en cuenta en una proporción de hasta el 25 por ciento, así está establecido, fue firmado por el propio alcalde electo”, añadió Jiménez, en la misma lógica de tratar de poner contra las cuerdas (en la arena mediática) al próximo alcalde.

La guerra, está claro, no parará, y solo faltan dos semanas para que entre en funciones ese gobierno municipal en el que todos quieren meter mano, incluidos priistas y perredistas, por tratarse de un pretendido ayuntamiento de coalición.

***

Los diputados del PAN en el Congreso del Estado presentaron una propuesta que muy probablemente no gustará a los legisladores de Morena, empezando por el líder de la bancada y expresidente municipal de Tepeaca, Sergio Salomón Céspedes Peregrina.

Los panistas propusieron modificar la Ley Orgánica del Poder Legislativo para que la Junta de Gobierno y Coordinación Política vuelva a ser rotativa y no se quede en Morena en los tres años que durará la LXI Legislatura.

El razonamiento de los blanquiazules es el siguiente:

Debido a que ningún partido cuenta con la mayoría absoluta, la presidencia de la Junta de Gobierno tendría que rotarse entre las fuerzas que tienen más diputados, como se establece en el Congreso de la Unión para las dos cámaras, de diputados y de senadores.

Según esta misma idea, el PAN tendría que presidir el segundo año de la legislatura y el PRI el tercero y último.

Será difícil que la iniciativa prospere, pero al menos el intento ya le hicieron.


***

A propósito de la integración del futuro gobierno municipal de la ciudad de Puebla.

Eduardo Rivera aprovechó la firma de un convenio con representantes de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) y del Infonavit para anunciar la suma de un colaborador que asumirá responsabilidades hasta ahora inexistentes en el organigrama del ayuntamiento.

Felipe Mojarro Arroyo, ex delegado del Infonavit y expresidente municipal de Tehuacán, se incorporará a la administración del panista como encargado de un proyecto de reactivación de vivienda en la capital poblana, del que forma parte el acuerdo signado con la Canadevi.

Mojarro tiene amplia experiencia en el tema, como servidor público y como empresario de la construcción, por lo que seguramente ayudará a desarrollar de manera eficiente los planes que trae el edil electo en la agenda de trabajo.


ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 22 de octubre de 2021

En Punto

En Punto

jueves 21 de octubre de 2021

En Punto

En Punto

miércoles 20 de octubre de 2021

En Punto

En Punto

martes 19 de octubre de 2021

En Punto

En Punto

lunes 18 de octubre de 2021

En Punto

En Punto

viernes 15 de octubre de 2021

En Punto

En Punto

jueves 14 de octubre de 2021

En Punto

En Punto

miércoles 13 de octubre de 2021

En Punto

En Punto

martes 12 de octubre de 2021

En Punto

En Punto

lunes 11 de octubre de 2021

En Punto

En Punto

Cargar Más