/ jueves 6 de enero de 2022

En Punto

Por segunda ocasión en lo que va de su mandato, el gobernador Miguel Barbosa deslizó la posibilidad de derribar la ciclovía del bulevar Hermanos Serdán para dejar la zona como se encontraba antes de que se colocara esa obra realizada por el fallecido Rafael Moreno Valle.

El objetivo principal, expuso en su mañanera del miércoles, será recuperar la vialidad y salvar los árboles que fueron afectados por un monumento a la soberbia, la arrogancia y la presencia del poder.

Así lo dijo.

A diferencia de la vez pasada, sin embargo, el gobernador reveló que ya trae en cartera un proyecto para destinar el acero que se quitaría de la ciclovía al mejoramiento de infraestructura en las escuelas públicas, y algo más, interesante, que no procederá a la demolición si no cuenta con el aval del presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez.

Esas dos características sirven para anticipar la celebración de un acuerdo que culmine con el retiro.

El mandatario ya tiene un plan para reutilizar parte del material que sería quitado y seguramente Rivera Pérez no tendrá ningún interés ni motivo para objetar la decisión.

Lo que quedará por pedir será la opinión de los usuarios de esa infraestructura.

Aunque en mucho menor medida que la ciclovía de Angelópolis y el Periférico, también tiene ciclistas, corredores y peatones que la utilizan.


*

En eso de medir fuerzas, otra vez los vendedores ambulantes del centro histórico de la ciudad de Puebla demostraron ser más rudos y eficaces que la autoridad municipal, sea del partido político que sea.

Un día después de que el secretario de Gobernación del ayuntamiento de Puebla, Jorge Antonio Cruz Lepe, diera un “informe” pormenorizado de los avances de la nueva administración en el reordenamiento del comercio informal, vinieron los ambulantes a plantarle la realidad en el resto.

Pero no solo al funcionario, sino en general a los poblanos, principalmente comerciantes establecidos del primer cuadro de la ciudad, quienes no tienen más que resignarse a la convivencia cotidiana con el comercio informal en la vía pública.

Ayer, en la víspera del Día de Reyes, un numeroso grupo de ambulantes ocupó a la fuerza la emblemática calle 5 de Mayo, con todo y que los colaboradores de Cruz Lepe habían sentenciado que esa arteria no volvería a ser invadida por ellos en esta administración, bajo ninguna circunstancia.

Personal de Gobernación acudió a la zona con la supuesta consigna de retirarlos de esa calle, sin lograrlo, por lo que ahí se quedaron durante el resto del día y seguramente hoy lo harán de nueva cuenta para poder vender sus juguetes.

Cruz Lepe fue chamaqueado.

Lidiar con los ambulantes no será tan fácil como creyó.

O como transmitió a los ciudadanos.


*

Eduardo Alcántara Montiel tiene toda la razón.

El diputado y coordinador de la bancada del PAN en el Congreso del Estado advierte que el blanquiazul se juega el 2024 en este 2022 y si no logra acuerdos internos para terminar con las diferencias entre grupos perderá la oportunidad de ser una alternativa para los electores.

Esto no lo asienta Alcántara, pero será consecuencia natural: si deja de ser alternativa para los electores, dejará de recibir votos y perderá el poder.

Al margen de las impugnaciones derivadas del proceso de renovación de dirigencia, añade, se debe comenzar a trabajar para que tanto las autoridades del partido como los representantes populares emanados del mismo logren acuerdos.

Muy bien por Alcántara.

Lo raro es que no le diga eso mismo a su aliada Genoveva Huerta Villegas.

La diputada federal se ha negado a hacer justo eso que recomienda el legislador local.

Así que bien haría en comenzar por los personajes de su grupo político para, como se dice, predicar con el ejemplo.


Por segunda ocasión en lo que va de su mandato, el gobernador Miguel Barbosa deslizó la posibilidad de derribar la ciclovía del bulevar Hermanos Serdán para dejar la zona como se encontraba antes de que se colocara esa obra realizada por el fallecido Rafael Moreno Valle.

El objetivo principal, expuso en su mañanera del miércoles, será recuperar la vialidad y salvar los árboles que fueron afectados por un monumento a la soberbia, la arrogancia y la presencia del poder.

Así lo dijo.

A diferencia de la vez pasada, sin embargo, el gobernador reveló que ya trae en cartera un proyecto para destinar el acero que se quitaría de la ciclovía al mejoramiento de infraestructura en las escuelas públicas, y algo más, interesante, que no procederá a la demolición si no cuenta con el aval del presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez.

Esas dos características sirven para anticipar la celebración de un acuerdo que culmine con el retiro.

El mandatario ya tiene un plan para reutilizar parte del material que sería quitado y seguramente Rivera Pérez no tendrá ningún interés ni motivo para objetar la decisión.

Lo que quedará por pedir será la opinión de los usuarios de esa infraestructura.

Aunque en mucho menor medida que la ciclovía de Angelópolis y el Periférico, también tiene ciclistas, corredores y peatones que la utilizan.


*

En eso de medir fuerzas, otra vez los vendedores ambulantes del centro histórico de la ciudad de Puebla demostraron ser más rudos y eficaces que la autoridad municipal, sea del partido político que sea.

Un día después de que el secretario de Gobernación del ayuntamiento de Puebla, Jorge Antonio Cruz Lepe, diera un “informe” pormenorizado de los avances de la nueva administración en el reordenamiento del comercio informal, vinieron los ambulantes a plantarle la realidad en el resto.

Pero no solo al funcionario, sino en general a los poblanos, principalmente comerciantes establecidos del primer cuadro de la ciudad, quienes no tienen más que resignarse a la convivencia cotidiana con el comercio informal en la vía pública.

Ayer, en la víspera del Día de Reyes, un numeroso grupo de ambulantes ocupó a la fuerza la emblemática calle 5 de Mayo, con todo y que los colaboradores de Cruz Lepe habían sentenciado que esa arteria no volvería a ser invadida por ellos en esta administración, bajo ninguna circunstancia.

Personal de Gobernación acudió a la zona con la supuesta consigna de retirarlos de esa calle, sin lograrlo, por lo que ahí se quedaron durante el resto del día y seguramente hoy lo harán de nueva cuenta para poder vender sus juguetes.

Cruz Lepe fue chamaqueado.

Lidiar con los ambulantes no será tan fácil como creyó.

O como transmitió a los ciudadanos.


*

Eduardo Alcántara Montiel tiene toda la razón.

El diputado y coordinador de la bancada del PAN en el Congreso del Estado advierte que el blanquiazul se juega el 2024 en este 2022 y si no logra acuerdos internos para terminar con las diferencias entre grupos perderá la oportunidad de ser una alternativa para los electores.

Esto no lo asienta Alcántara, pero será consecuencia natural: si deja de ser alternativa para los electores, dejará de recibir votos y perderá el poder.

Al margen de las impugnaciones derivadas del proceso de renovación de dirigencia, añade, se debe comenzar a trabajar para que tanto las autoridades del partido como los representantes populares emanados del mismo logren acuerdos.

Muy bien por Alcántara.

Lo raro es que no le diga eso mismo a su aliada Genoveva Huerta Villegas.

La diputada federal se ha negado a hacer justo eso que recomienda el legislador local.

Así que bien haría en comenzar por los personajes de su grupo político para, como se dice, predicar con el ejemplo.


ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 18 de enero de 2022

En Punto

En Punto

lunes 17 de enero de 2022

En Punto

En Punto

viernes 14 de enero de 2022

En Punto

En Punto

jueves 13 de enero de 2022

En Punto

En Punto

miércoles 12 de enero de 2022

En Punto

En Punto

martes 11 de enero de 2022

En Punto

En Punto

lunes 10 de enero de 2022

En Punto

En Punto

viernes 07 de enero de 2022

En Punto

En Punto

jueves 06 de enero de 2022

En Punto

En Punto

miércoles 05 de enero de 2022

En Punto

En Punto

Cargar Más