/ lunes 17 de enero de 2022

En Punto

La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y su rectora Lilia Cedillo Ramírez decidieron posponer el regreso presencial y escalonado a las aulas, como una medida de protección a la salud y vidas en la comunidad universitaria, frente a la cuarta ola de contagios por la que atraviesa la entidad.

Aunque la máxima casa de estudios se preparaba para reactivar sus clases presenciales a partir del próximo 24 de enero, el pasado viernes se anunció que esta medida se postergará hasta que existan mejores condiciones sanitarias.

Y aunque algunos estudiantes amagan con hacer paros, lo cierto es que solamente se está postergando un poco el plan, que no tiene otra intención que la de salvaguardar a estudiantes, profesores y demás trabajadores ante una pandemia mundial.

Otras instituciones como la UPAEP, tomaron o tomarán medidas de protección frente a la cuarta ola, por lo que no debería ser objeto de protesta o de debate ante un fenómeno externo que lo mismo afecta a universidades, industrias, negocios u oficinas gubernamentales

*

En medio de hermetismo y sin invitación a medios de comunicación, la secretaria federal de Educación Pública, Delfina Gómez Álvarez, apareció el viernes pasado en los municipios de Zacapoaxtla y Teziutlán, donde acudió a supervisar las acciones de vacunación contra Covid-19 a personal docente.

Algunos reporteros de la región que lograron enterarse de la visita, acudieron para tratar de entrevistarla en torno a la sanción del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) al partido Morena, derivado del cobro de “diezmos” que ella realizó cuando fue alcaldesa de Texcoco, entre 2012 y 2015, sin embargo, en cuanto se apareció la prensa, su equipo únicamente dio espacio para unas preguntas relacionadas con su visita al municipio y el regreso a clases, para luego prácticamente llevársela.

Desde que estalló el escándalo a nivel nacional, la funcionaria se ha refugiado en el estado de Puebla, donde ha aparecido en eventos cerrados y reuniones institucionales, sin permitir mayor contacto con reporteros o medios de comunicación. Incluso, espera quedarse en Puebla el resto del año o del sexenio.

La sanción que enfrenta el Movimiento Regeneración Nacional asciende a 4.5 millones de pesos, tras confirmarse que ella aplicó descuentos a los trabajadores municipales a fin de financiar a Morena cuando aún buscaba ser un partido político, pero que, además, la organización política omitió informarlo al Instituto Nacional Electoral (INE). Con todo, la funcionaria sigue en el cargo federal como una de las piezas claves del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

*

Al fin, el ayuntamiento dio una buena noticia, aunque a medias.

Ayer domingo, el secretario de gobernación de la ciudad de Puebla, Jorge Arturo Cruz Lepe, descartó que los parques públicos y áreas verdes alberguen a los ambulantes.

El Paseo Bravo era el espacio más mencionado, tanto por la autoridad como por los propios vendedores, para ser el lugar ideal para reubicarlos y acomodarlos.

Este lugar emblemático del Centro Histórico de la capital poblana luciría aún peor que en la actualidad pues los informales ya lo usan para ofertar todo tipo de productos (comida, ropa, calzado, accesorios y chácharas), y lo hacen más en fin de semana.

La razón que da Jorge Arturo Cruz Lepe es que después de un análisis hecho en coordinación con la Secretaría de Medio Ambiente se concluyó que dañan el mobiliario urbano y las especies arbóreas al colocar sus carpas para cubrirse del sol.

Así que confirmó que siempre sí se quedarán en las calles. Lo que falta es saber en cuáles y si, de verdad, habrá un control o todo seguirá en las mismas. Pues a casi 100 días de gobierno de Eduardo Rivera, el ambulantaje sigue siendo un pendiente.

La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y su rectora Lilia Cedillo Ramírez decidieron posponer el regreso presencial y escalonado a las aulas, como una medida de protección a la salud y vidas en la comunidad universitaria, frente a la cuarta ola de contagios por la que atraviesa la entidad.

Aunque la máxima casa de estudios se preparaba para reactivar sus clases presenciales a partir del próximo 24 de enero, el pasado viernes se anunció que esta medida se postergará hasta que existan mejores condiciones sanitarias.

Y aunque algunos estudiantes amagan con hacer paros, lo cierto es que solamente se está postergando un poco el plan, que no tiene otra intención que la de salvaguardar a estudiantes, profesores y demás trabajadores ante una pandemia mundial.

Otras instituciones como la UPAEP, tomaron o tomarán medidas de protección frente a la cuarta ola, por lo que no debería ser objeto de protesta o de debate ante un fenómeno externo que lo mismo afecta a universidades, industrias, negocios u oficinas gubernamentales

*

En medio de hermetismo y sin invitación a medios de comunicación, la secretaria federal de Educación Pública, Delfina Gómez Álvarez, apareció el viernes pasado en los municipios de Zacapoaxtla y Teziutlán, donde acudió a supervisar las acciones de vacunación contra Covid-19 a personal docente.

Algunos reporteros de la región que lograron enterarse de la visita, acudieron para tratar de entrevistarla en torno a la sanción del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) al partido Morena, derivado del cobro de “diezmos” que ella realizó cuando fue alcaldesa de Texcoco, entre 2012 y 2015, sin embargo, en cuanto se apareció la prensa, su equipo únicamente dio espacio para unas preguntas relacionadas con su visita al municipio y el regreso a clases, para luego prácticamente llevársela.

Desde que estalló el escándalo a nivel nacional, la funcionaria se ha refugiado en el estado de Puebla, donde ha aparecido en eventos cerrados y reuniones institucionales, sin permitir mayor contacto con reporteros o medios de comunicación. Incluso, espera quedarse en Puebla el resto del año o del sexenio.

La sanción que enfrenta el Movimiento Regeneración Nacional asciende a 4.5 millones de pesos, tras confirmarse que ella aplicó descuentos a los trabajadores municipales a fin de financiar a Morena cuando aún buscaba ser un partido político, pero que, además, la organización política omitió informarlo al Instituto Nacional Electoral (INE). Con todo, la funcionaria sigue en el cargo federal como una de las piezas claves del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

*

Al fin, el ayuntamiento dio una buena noticia, aunque a medias.

Ayer domingo, el secretario de gobernación de la ciudad de Puebla, Jorge Arturo Cruz Lepe, descartó que los parques públicos y áreas verdes alberguen a los ambulantes.

El Paseo Bravo era el espacio más mencionado, tanto por la autoridad como por los propios vendedores, para ser el lugar ideal para reubicarlos y acomodarlos.

Este lugar emblemático del Centro Histórico de la capital poblana luciría aún peor que en la actualidad pues los informales ya lo usan para ofertar todo tipo de productos (comida, ropa, calzado, accesorios y chácharas), y lo hacen más en fin de semana.

La razón que da Jorge Arturo Cruz Lepe es que después de un análisis hecho en coordinación con la Secretaría de Medio Ambiente se concluyó que dañan el mobiliario urbano y las especies arbóreas al colocar sus carpas para cubrirse del sol.

Así que confirmó que siempre sí se quedarán en las calles. Lo que falta es saber en cuáles y si, de verdad, habrá un control o todo seguirá en las mismas. Pues a casi 100 días de gobierno de Eduardo Rivera, el ambulantaje sigue siendo un pendiente.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 20 de mayo de 2022

En Punto

En Punto

jueves 19 de mayo de 2022

En Punto

En Punto

miércoles 18 de mayo de 2022

En Punto

En Punto

martes 17 de mayo de 2022

En Punto

En Punto

lunes 16 de mayo de 2022

En Punto

En Punto

viernes 13 de mayo de 2022

En Punto

En Punto

jueves 12 de mayo de 2022

En Punto

En Punto

miércoles 11 de mayo de 2022

En Punto

En Punto

martes 10 de mayo de 2022

En Punto

En Punto

lunes 09 de mayo de 2022

En Punto

En Punto

Cargar Más