/ jueves 12 de mayo de 2022

En Punto

Este miércoles ocurrió un hecho singular en la zona conurbada de la ciudad de Puebla.

Cuatro alcaldes de igual número de municipios: Puebla, San Andrés y San Pedro Cholula, así como Cuautlancingo, se reunieron en un solo acto de gobierno para emprender lo que llamaron una jornada metropolitana de servicios públicos, que consiste en atender de manera conjunta áreas e infraestructura de la zona que compete a todos.

Comenzaron con la Recta a Cholula y se prevé que con el tiempo sean atendidos otros puntos de intersección entre estos cuatro municipios.

Los ediles reunidos para dar marcha al programa fueron Eduardo Rivera, de Puebla, Edmundo Tlatehui, de San Andrés; Paola Angón, de San Pedro, y Filomeno Sarmiento, de Cuautlancingo.

La intención es interesante, porque involucra a las autoridades de cuatro demarcaciones en la solución de problemas comunes para los habitantes de la zona conurbada, en puntos donde el trabajo de una sola serviría de poco si no se cuenta con la adhesión de los demás.

La Recta a Cholula es un buen ejemplo, donde hay tramos correspondientes a cada uno de los ayuntamientos, pero están, además, el Camino Real a Cholula y el Bulevar Forjadores, entre otros sitios de infraestructura, que deberían contar con el trabajo regional, a partir de la suma de diversas autoridades municipales.

Pero no todo debe quedarse en resolver problemas de infraestructura.

El combate a la inseguridad tiene que ser otra de las tareas regionales prioritarias.

Sí, es novedad, en un contexto en el que los ediles se veían más como rivales que como potenciales colaboradores, aunque fuesen del mismo partido político.


*

Seis meses duró el conflicto poselectoral que surgió en el PAN a raíz del triunfo de Augusta Valentina Díaz de Rivera en la contienda de dirigente estatal de ese partido. Genoveva Huerta Villegas, que recurrió a todas las instancias existentes para tratar de echar abajo el resultado, perdió ayer el último recurso que le quedaba para conseguir su propósito.

Eso significa la despedida formal de Huerta Villegas del cargo que en su momento le obsequiaron los Moreno Valle y que trató de conservar en esta nueva etapa histórica del partido, sin éxito.

Lo importante es lo que viene ahora para Díaz de Rivera.

En primer lugar, la presidenta del Comité Directivo Estatal podrá estar completamente confiada, sin el temor de que surja una resolución judicial que la remueva del cargo, solo concentrada en sus actividades como presidenta del partido.

Y en segundo, muy importante, incluir dentro de esas actividades una que tenga que ver con la unidad partidista.

Genoveva Huerta no es una sola persona.

La diputada federal representa un grupo que requiere ser incluido (pero de verdad) en el partido, para sentirse tomado en cuenta y respaldar las decisiones institucionales cuando haga falta.

Así que la reconstrucción de esa unidad perdida es necesaria, con todo y que la expresidenta o algunos de sus aliados, como Eduardo Alcántara Montiel, no sean del agrado del inquilino del Palacio Municipal.


*

A propósito de Alcántara Montiel.

Después de alborotar a sus compañeros de partido con la presentación de una propuesta para eliminar juntas auxiliares del municipio de Puebla, el coordinador de los diputados locales del PAN en el Congreso metió ahora una iniciativa para recortar el número de regidores en los ayuntamientos.

La propuesta suena bien, pues, de concretarse, le ahorraría recursos públicos al erario, pero al no ser consultada con la dirigencia del blanquiazul ni con el alcalde de Puebla seguramente encontrará un triste desenlace.

El líder del PRI y diputado local, Néstor Camarillo, le dio un voto de confianza y opinó que habrá que leer a detalle la iniciativa para saber si procede o no. A ver qué comentan en el PAN.


Este miércoles ocurrió un hecho singular en la zona conurbada de la ciudad de Puebla.

Cuatro alcaldes de igual número de municipios: Puebla, San Andrés y San Pedro Cholula, así como Cuautlancingo, se reunieron en un solo acto de gobierno para emprender lo que llamaron una jornada metropolitana de servicios públicos, que consiste en atender de manera conjunta áreas e infraestructura de la zona que compete a todos.

Comenzaron con la Recta a Cholula y se prevé que con el tiempo sean atendidos otros puntos de intersección entre estos cuatro municipios.

Los ediles reunidos para dar marcha al programa fueron Eduardo Rivera, de Puebla, Edmundo Tlatehui, de San Andrés; Paola Angón, de San Pedro, y Filomeno Sarmiento, de Cuautlancingo.

La intención es interesante, porque involucra a las autoridades de cuatro demarcaciones en la solución de problemas comunes para los habitantes de la zona conurbada, en puntos donde el trabajo de una sola serviría de poco si no se cuenta con la adhesión de los demás.

La Recta a Cholula es un buen ejemplo, donde hay tramos correspondientes a cada uno de los ayuntamientos, pero están, además, el Camino Real a Cholula y el Bulevar Forjadores, entre otros sitios de infraestructura, que deberían contar con el trabajo regional, a partir de la suma de diversas autoridades municipales.

Pero no todo debe quedarse en resolver problemas de infraestructura.

El combate a la inseguridad tiene que ser otra de las tareas regionales prioritarias.

Sí, es novedad, en un contexto en el que los ediles se veían más como rivales que como potenciales colaboradores, aunque fuesen del mismo partido político.


*

Seis meses duró el conflicto poselectoral que surgió en el PAN a raíz del triunfo de Augusta Valentina Díaz de Rivera en la contienda de dirigente estatal de ese partido. Genoveva Huerta Villegas, que recurrió a todas las instancias existentes para tratar de echar abajo el resultado, perdió ayer el último recurso que le quedaba para conseguir su propósito.

Eso significa la despedida formal de Huerta Villegas del cargo que en su momento le obsequiaron los Moreno Valle y que trató de conservar en esta nueva etapa histórica del partido, sin éxito.

Lo importante es lo que viene ahora para Díaz de Rivera.

En primer lugar, la presidenta del Comité Directivo Estatal podrá estar completamente confiada, sin el temor de que surja una resolución judicial que la remueva del cargo, solo concentrada en sus actividades como presidenta del partido.

Y en segundo, muy importante, incluir dentro de esas actividades una que tenga que ver con la unidad partidista.

Genoveva Huerta no es una sola persona.

La diputada federal representa un grupo que requiere ser incluido (pero de verdad) en el partido, para sentirse tomado en cuenta y respaldar las decisiones institucionales cuando haga falta.

Así que la reconstrucción de esa unidad perdida es necesaria, con todo y que la expresidenta o algunos de sus aliados, como Eduardo Alcántara Montiel, no sean del agrado del inquilino del Palacio Municipal.


*

A propósito de Alcántara Montiel.

Después de alborotar a sus compañeros de partido con la presentación de una propuesta para eliminar juntas auxiliares del municipio de Puebla, el coordinador de los diputados locales del PAN en el Congreso metió ahora una iniciativa para recortar el número de regidores en los ayuntamientos.

La propuesta suena bien, pues, de concretarse, le ahorraría recursos públicos al erario, pero al no ser consultada con la dirigencia del blanquiazul ni con el alcalde de Puebla seguramente encontrará un triste desenlace.

El líder del PRI y diputado local, Néstor Camarillo, le dio un voto de confianza y opinó que habrá que leer a detalle la iniciativa para saber si procede o no. A ver qué comentan en el PAN.


ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 25 de mayo de 2022

En Punto

En Punto

martes 24 de mayo de 2022

En Punto

En Punto

lunes 23 de mayo de 2022

En Punto

En Punto

viernes 20 de mayo de 2022

En Punto

En Punto

jueves 19 de mayo de 2022

En Punto

En Punto

miércoles 18 de mayo de 2022

En Punto

En Punto

martes 17 de mayo de 2022

En Punto

En Punto

lunes 16 de mayo de 2022

En Punto

En Punto

viernes 13 de mayo de 2022

En Punto

En Punto

jueves 12 de mayo de 2022

En Punto

En Punto

Cargar Más