/ viernes 13 de mayo de 2022

Enemigo silencioso

Cuando uno lee o escucha la frase enemigo silencioso, la asociamos a la salud y, ahora debido al incremento desmedido en los precios de la canasta básica y de los bienes y servicios que consumimos, se prenden las alertas; la finalidad será de no llegar al nivel de aplicar una terapia intensiva a nuestra economía.

Un dato relevante es que durante aproximadamente un año, la canasta básica en nuestro país, ha tenido un incrementó en 13.4%, representa el doble respecto al índice nacional de precios al consumidor, instrumento conocido como inflación.

A manera de ejemplo, “una familia conformada por cuatro integrantes requiere aproximadamente de 7 mil 900 pesos al mes para la adquisición de la canasta básica, en tanto, si fuese en el medio rural, debe destinar 6 mil 072 pesos; este dato establece que, en ambos casos, para adquirir la canasta básica, se supera el salario mínimo mensual de 5 mil 255 pesos, (siendo de 172.87 pesos diarios)”.

Este ejemplo da cuenta objetiva, de cómo la inflación es un grave problema económico que afecta a todos los sectores sociales de la población; en mayor medida a quienes obtienen o perciben menores ingresos situación que provoca un fuerte impacto, el cual lamentablemente deteriora el nivel de vida.

Ante este escenario y ante las presiones inflacionarias, el subsecretario de hacienda Gabriel Yorio, en fecha reciente señalo que “la inflación ya no es considerada transitoria” y que la convergencia al objetivo llevará hasta 18 meses.

Esta declaración, sumada al impacto que genera el conflicto bélico Ruso - Ucraniano en la economía mundial y las presiones inflacionarias internas, complicarán la contención de la inflación, la cual lamentablemente repercutirá en la recuperación económica.

Al respecto la semana pasada, el presidente López Obrador, junto con diversos empresarios y funcionarios, dieron a conocer un plan para bajar los precios de un paquete de 24 productos alimenticios. Con el objetivo de que productores y distribuidores disminuyan los precios en un rango de entre el 10 y 20 %, para mantenerlos durante el resto del año. Esfuerzo que debe reconocerse, debido a que al menos garantiza que una parte de la canasta básica sea más accesible a las personas de menores ingresos.

Sin embargo, la posibilidad de impedir que el alza de los precios impacte negativamente sobre la pobreza depende principalmente de la estructura del empleo; mientras el empleo siga en la economía informal, será difícil impedir que el alza de precios afecte negativamente al poder adquisitivo en los hogares.

Caso contrario, con la recuperación de la economía formal, se recuperara y crecerá el empleo formal, para lograrlo se requerirá, realizar un balance trimestral, que mida su efecto y, que los datos que arroje sirvan para apoyar y financiar a pequeños y micro productores, que les permita incrementar su producción, para alcanzar la meta planteada por el gobierno federal.

México en todo su territorio, cuenta con el potencial humano, ejemplo el que estoy viviendo; al tiempo de realizar una capacitación, hago un recorrido turístico por la región de Chihuahua y Sinaloa, donde he podido constatar el trabajo decidido y profesionalismo de los operadores turístico de la zona en comento.

El cual aprovecho esta magnifico espacio periodístico para externar mi afecto a Edith Margarita, José Luis, Viky y Gaudencio, nuevos amigos con quien compartí parte de esta espectacular experiencia.

Reconozco la entrega puntual y profesional brindada por Gaby Romero y su empresa turística, donde no solo son operadores, sino que están certificados para brindar el servicio turístico profesional de esta hermosa región, como el que recibí de Marco Antonio en la pujante ciudad de Los Mochis Sinaloa.

Ello demuestra que el compromiso, profesionalismo y amor por el trabajo, genera buenos frutos, el cual con apoyo e impulso del gobierno en sus tres niveles hará que el país se aleje de ese enemigo silencioso, e impulse el desarrollo económico y social en nuestro país.

Sus comentarios jrobertofl2021@outlook.com


Cuando uno lee o escucha la frase enemigo silencioso, la asociamos a la salud y, ahora debido al incremento desmedido en los precios de la canasta básica y de los bienes y servicios que consumimos, se prenden las alertas; la finalidad será de no llegar al nivel de aplicar una terapia intensiva a nuestra economía.

Un dato relevante es que durante aproximadamente un año, la canasta básica en nuestro país, ha tenido un incrementó en 13.4%, representa el doble respecto al índice nacional de precios al consumidor, instrumento conocido como inflación.

A manera de ejemplo, “una familia conformada por cuatro integrantes requiere aproximadamente de 7 mil 900 pesos al mes para la adquisición de la canasta básica, en tanto, si fuese en el medio rural, debe destinar 6 mil 072 pesos; este dato establece que, en ambos casos, para adquirir la canasta básica, se supera el salario mínimo mensual de 5 mil 255 pesos, (siendo de 172.87 pesos diarios)”.

Este ejemplo da cuenta objetiva, de cómo la inflación es un grave problema económico que afecta a todos los sectores sociales de la población; en mayor medida a quienes obtienen o perciben menores ingresos situación que provoca un fuerte impacto, el cual lamentablemente deteriora el nivel de vida.

Ante este escenario y ante las presiones inflacionarias, el subsecretario de hacienda Gabriel Yorio, en fecha reciente señalo que “la inflación ya no es considerada transitoria” y que la convergencia al objetivo llevará hasta 18 meses.

Esta declaración, sumada al impacto que genera el conflicto bélico Ruso - Ucraniano en la economía mundial y las presiones inflacionarias internas, complicarán la contención de la inflación, la cual lamentablemente repercutirá en la recuperación económica.

Al respecto la semana pasada, el presidente López Obrador, junto con diversos empresarios y funcionarios, dieron a conocer un plan para bajar los precios de un paquete de 24 productos alimenticios. Con el objetivo de que productores y distribuidores disminuyan los precios en un rango de entre el 10 y 20 %, para mantenerlos durante el resto del año. Esfuerzo que debe reconocerse, debido a que al menos garantiza que una parte de la canasta básica sea más accesible a las personas de menores ingresos.

Sin embargo, la posibilidad de impedir que el alza de los precios impacte negativamente sobre la pobreza depende principalmente de la estructura del empleo; mientras el empleo siga en la economía informal, será difícil impedir que el alza de precios afecte negativamente al poder adquisitivo en los hogares.

Caso contrario, con la recuperación de la economía formal, se recuperara y crecerá el empleo formal, para lograrlo se requerirá, realizar un balance trimestral, que mida su efecto y, que los datos que arroje sirvan para apoyar y financiar a pequeños y micro productores, que les permita incrementar su producción, para alcanzar la meta planteada por el gobierno federal.

México en todo su territorio, cuenta con el potencial humano, ejemplo el que estoy viviendo; al tiempo de realizar una capacitación, hago un recorrido turístico por la región de Chihuahua y Sinaloa, donde he podido constatar el trabajo decidido y profesionalismo de los operadores turístico de la zona en comento.

El cual aprovecho esta magnifico espacio periodístico para externar mi afecto a Edith Margarita, José Luis, Viky y Gaudencio, nuevos amigos con quien compartí parte de esta espectacular experiencia.

Reconozco la entrega puntual y profesional brindada por Gaby Romero y su empresa turística, donde no solo son operadores, sino que están certificados para brindar el servicio turístico profesional de esta hermosa región, como el que recibí de Marco Antonio en la pujante ciudad de Los Mochis Sinaloa.

Ello demuestra que el compromiso, profesionalismo y amor por el trabajo, genera buenos frutos, el cual con apoyo e impulso del gobierno en sus tres niveles hará que el país se aleje de ese enemigo silencioso, e impulse el desarrollo económico y social en nuestro país.

Sus comentarios jrobertofl2021@outlook.com