/ jueves 7 de noviembre de 2019

¡Habemus ombusman!

Pese a las quejas, acusaciones y después de 5 largos meses; José Félix Cerezo Vélez fue designado nuevo presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos por 7 años. Mientras diputados discutían su elección, en un juzgado Lucio Ramírez Luna, que aspiró al cargo, presentaba un amparo en contra del proceso de selección del ombudsman.

Tras una larga discusión, 29 votos a favor de la propuesta fueron suficientes para ignorar los reclamos de los diputados que denunciaron imposición del nuevo presidente de la CEDH.

Cuando el lunes pasado se conoció la lista de los 6 benditos finalistas elegidos hubo quejas y mentadas, sobre todo cuando vieron el nombre del todavía encargado de la CDH Puebla, Omar Siddhartha Martínez Báez, creyendo que sería el elegido. La citada inclusión indignó porque se especuló un posible continuismo de Adolfo López Badillo. Pero así iba la jugada. Desde mucho antes la decisión ya estaba tomada, pero por la noche del martes y mañana del miércoles ya era del dominio público.

Mientras en el pleno del Congreso del Estado estaban los agarrones y discusiones sobre la elección de Cerezo Vélez, en otro escenario a las 12:06 el ex aspirante a la presidente de los Derechos Humanos, Lucio Ramírez Luna presentaba su demanda de amparo en el Juzgado Primero de Distrito de Amparo en materia civil administrativa y de trabajo y juicios federales en Cholula en contra del proceso de elección de la CDH que quedó registrada con el número 016603/2019.

Por cierto que hoy ya le llaman “ombudsperson” según para no encasillar el cargo a un género, pero guste o no, hoy seguirá siendo “ombudsman”.

¿La inseguridad es un mito?

De qué sirve jactarse de una supuesta disminución de la delincuencia con base en estadísticas sustentadas en denuncias ante el MP, si en los hechos todos sabemos que las víctimas NO presentan sus denuncias.

La creencia de esa disminución delictiva solo está en la cabeza de las autoridades, porque ellos saben muy bien que los ciudadanos no denuncian. Esa supuesta baja criminal –porque la gente NO denuncia- es el consuelo mental de los diferentes niveles de gobierno.

Los últimos datos de la Encuesta Nacional del Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública indican que por cada 100 delitos cometidos en Puebla, solo son denunciados 8, significa que los otros 92 no se reportados; entonces ¿cómo esas estadísticas pueden ser referente para que los gobiernos se auto alaben afirmando la disminución de los delitos?

Lo anterior viene a propósito de la declaración de la secretaria de Igualdad Sustantiva del ayuntamiento de Puebla, Catalina Pérez, quien afirmó que “la inseguridad en Puebla es un mito”.

¿Cómo puede ser un mito la inseguridad diaria en Puebla si todos los días, escuchamos reportes de 2, 3, 4 y 5 robos en el transporte público?, ¿Cómo puede ser un mito la inseguridad cuando vemos el asesinato de un joven estudiante de arquitectura a unas calles de su casa? ¿Cómo puede ser un mito la inseguridad cuando hay robos a tiendas de empeño y departamentales a plena luz del día en zonas como el centro de Puebla? ¿Cómo se afirma que la inseguridad es un mito si hay atracos a mano armada en restaurantes justo cuando los comensales disfrutan en familia y amigos?

Si a eso le llaman mito, ¿cómo le llamarán a la realidad?

Como es costumbre, le recuerdo que tenemos abierto el changarro las 24 horas. Si quiere compartir chismes, ocurrencias y uno que otro tip, siempre son bienvenidos en Twitter @ferabrajan1 y en fabrajan@hotmail.com

Pese a las quejas, acusaciones y después de 5 largos meses; José Félix Cerezo Vélez fue designado nuevo presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos por 7 años. Mientras diputados discutían su elección, en un juzgado Lucio Ramírez Luna, que aspiró al cargo, presentaba un amparo en contra del proceso de selección del ombudsman.

Tras una larga discusión, 29 votos a favor de la propuesta fueron suficientes para ignorar los reclamos de los diputados que denunciaron imposición del nuevo presidente de la CEDH.

Cuando el lunes pasado se conoció la lista de los 6 benditos finalistas elegidos hubo quejas y mentadas, sobre todo cuando vieron el nombre del todavía encargado de la CDH Puebla, Omar Siddhartha Martínez Báez, creyendo que sería el elegido. La citada inclusión indignó porque se especuló un posible continuismo de Adolfo López Badillo. Pero así iba la jugada. Desde mucho antes la decisión ya estaba tomada, pero por la noche del martes y mañana del miércoles ya era del dominio público.

Mientras en el pleno del Congreso del Estado estaban los agarrones y discusiones sobre la elección de Cerezo Vélez, en otro escenario a las 12:06 el ex aspirante a la presidente de los Derechos Humanos, Lucio Ramírez Luna presentaba su demanda de amparo en el Juzgado Primero de Distrito de Amparo en materia civil administrativa y de trabajo y juicios federales en Cholula en contra del proceso de elección de la CDH que quedó registrada con el número 016603/2019.

Por cierto que hoy ya le llaman “ombudsperson” según para no encasillar el cargo a un género, pero guste o no, hoy seguirá siendo “ombudsman”.

¿La inseguridad es un mito?

De qué sirve jactarse de una supuesta disminución de la delincuencia con base en estadísticas sustentadas en denuncias ante el MP, si en los hechos todos sabemos que las víctimas NO presentan sus denuncias.

La creencia de esa disminución delictiva solo está en la cabeza de las autoridades, porque ellos saben muy bien que los ciudadanos no denuncian. Esa supuesta baja criminal –porque la gente NO denuncia- es el consuelo mental de los diferentes niveles de gobierno.

Los últimos datos de la Encuesta Nacional del Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública indican que por cada 100 delitos cometidos en Puebla, solo son denunciados 8, significa que los otros 92 no se reportados; entonces ¿cómo esas estadísticas pueden ser referente para que los gobiernos se auto alaben afirmando la disminución de los delitos?

Lo anterior viene a propósito de la declaración de la secretaria de Igualdad Sustantiva del ayuntamiento de Puebla, Catalina Pérez, quien afirmó que “la inseguridad en Puebla es un mito”.

¿Cómo puede ser un mito la inseguridad diaria en Puebla si todos los días, escuchamos reportes de 2, 3, 4 y 5 robos en el transporte público?, ¿Cómo puede ser un mito la inseguridad cuando vemos el asesinato de un joven estudiante de arquitectura a unas calles de su casa? ¿Cómo puede ser un mito la inseguridad cuando hay robos a tiendas de empeño y departamentales a plena luz del día en zonas como el centro de Puebla? ¿Cómo se afirma que la inseguridad es un mito si hay atracos a mano armada en restaurantes justo cuando los comensales disfrutan en familia y amigos?

Si a eso le llaman mito, ¿cómo le llamarán a la realidad?

Como es costumbre, le recuerdo que tenemos abierto el changarro las 24 horas. Si quiere compartir chismes, ocurrencias y uno que otro tip, siempre son bienvenidos en Twitter @ferabrajan1 y en fabrajan@hotmail.com

jueves 05 de diciembre de 2019

El run-run de Carrancá

jueves 28 de noviembre de 2019

Bandas de grueso calibre

jueves 21 de noviembre de 2019

Castigos en tiempos de la 4T

jueves 07 de noviembre de 2019

¡Habemus ombusman!

jueves 24 de octubre de 2019

Ganó Jesús Zaldívar, pero…

jueves 17 de octubre de 2019

Reversa al tarifazo

jueves 03 de octubre de 2019

Inviable aumentar pasaje justo ahora

jueves 26 de septiembre de 2019

Urge voluntad para reestructurar el transporte

jueves 12 de septiembre de 2019

¡¡¡Siéntese señor!!!

Cargar Más