/ sábado 14 de septiembre de 2019

Impulsar a la clase media en México

En México, el gobierno en sus tres niveles, ha acostumbrado a la sociedad, a escuchar cosas que suenan bien, pues satisfacer prioritariamente las demandas populares, da legitimidad a los gobiernos y, en la actualidad a través de los apoyos económicos directos, se espera que ésa lealtad se traduzca en votos.

Por el contario, cuando ya dar no es posible, surgen los conflictos; el que recibía ahora se torna violento, razón por la cual es determinante que la prioridad de los gobiernos tiene que reflejarse en un adecuado manejo presupuestal, que debe ir acorde con la planeación, mediante acciones que prioricen el desarrollo social.

Sin embargo y a pesar de los apoyos sociales, el no tener buenos resultados, frustra la esperanza de un gran número de mexicanos. Ante ello es relevante la presentación en este tiempo de tener un presupuesto, que sea la base de sustento de sus ideas, donde las acciones emprendidas pueden tener un mejor resultado, atendiendo a los consejos y análisis de técnicos y expertos.

Los cuales señalan como principal reto, vencer la desigualdad del desempeño económico que se observa en diversas regiones del país, meta que es posible cumplirla, fundamentalmente porque contamos con un país mayoritariamente de clases medias, siendo muchas las personas que vivimos por encima de los niveles de pobreza que las que se encuentran en ella, lo cual demanda su consolidación.

Aunado a que el tema de mayor preocupación en México, lo es la inseguridad, y el crecimiento económico, temas que son ineludible abordar por los tres niveles de gobierno debido a que la riqueza que se genera, queda en poder de unos cuantos, lo ubica como país entre los más inequitativos.

Insisto debe analizarse con todo rigor, las dificultades que enfrentamos y poder reactivar el desarrollo económico, reto para el gobierno mexicano, principalmente para la generación de empleos productivos bien remunerados.

Por su parte, el desarrollo regional equilibrado requerirá dotar fundamentalmente a los municipios, de bajo desarrollo, de servicios básicos de calidad.

Ejercer un gobierno cercano a la gente refleja dos connotaciones importantes, la primera que se debe actuar con gran sensibilidad dando respuesta inmediata, la segunda referida a la evaluación administrativa; independientemente del que la sociedad realiza con sus conocimientos, capacidad, e información que cuentan.

La inquietud se manifiesta de cómo nos ira, después de un complicado 2018, donde la economía creció impulsada principalmente por la industria automotriz y el sector servicios, pues hace prácticamente un año, los criterios generales de política económica proyectaban para el 2019, que la economía mexicana crecerá 2% y de acuerdo a las proyecciones esta crecerá por debajo del 1%, totalmente lejana del prometido 4%, en la presente administración.

En esta materia, el mayor riesgo para nuestro país será que el crecimiento de la economía estadounidense se debilite, lo cual generará un efecto alarmante para el país, pues a pesar de estar blindada la economía, los criterios de política económica, para el 2020 establecen que de darse este escenario, afectarían el crecimiento y se tendría que recurrir a un ajuste de tasas y de reducción del gasto público.

Este escenario, obligará a seguir manteniendo un mejor control en las finanzas públicas, pues de no hacerlo cada año será más complicado y, aunado a la resolución del sistema de pensiones; se debe mantener una férrea disciplina y tomar decisiones acertadas para superar los obstáculos que presenta el 2020.

Y desde el gobierno no seguir abriendo otros frentes que poco o nada tienen que ver con las tres principales promesas que desde la campaña se prometió; la eliminación de la desigualdad, la inseguridad y la corrupción.

Por ello es que debe reconsiderar el próximo presupuesto en destinar mayores recursos, para la investigación, el desarrollo tecnológico, la capacitación y coordinación, lo cual permita hacer frente a la inseguridad, la delincuencia y el crimen organizado; para que las reformas tengan éxito y, cuando se garantice un clima de seguridad, se podrá cimentar un México más justo y productivo, con igualdad de oportunidades y desarrollo para todos.

Sus comentarios jrobertofl@hotmail.com



En México, el gobierno en sus tres niveles, ha acostumbrado a la sociedad, a escuchar cosas que suenan bien, pues satisfacer prioritariamente las demandas populares, da legitimidad a los gobiernos y, en la actualidad a través de los apoyos económicos directos, se espera que ésa lealtad se traduzca en votos.

Por el contario, cuando ya dar no es posible, surgen los conflictos; el que recibía ahora se torna violento, razón por la cual es determinante que la prioridad de los gobiernos tiene que reflejarse en un adecuado manejo presupuestal, que debe ir acorde con la planeación, mediante acciones que prioricen el desarrollo social.

Sin embargo y a pesar de los apoyos sociales, el no tener buenos resultados, frustra la esperanza de un gran número de mexicanos. Ante ello es relevante la presentación en este tiempo de tener un presupuesto, que sea la base de sustento de sus ideas, donde las acciones emprendidas pueden tener un mejor resultado, atendiendo a los consejos y análisis de técnicos y expertos.

Los cuales señalan como principal reto, vencer la desigualdad del desempeño económico que se observa en diversas regiones del país, meta que es posible cumplirla, fundamentalmente porque contamos con un país mayoritariamente de clases medias, siendo muchas las personas que vivimos por encima de los niveles de pobreza que las que se encuentran en ella, lo cual demanda su consolidación.

Aunado a que el tema de mayor preocupación en México, lo es la inseguridad, y el crecimiento económico, temas que son ineludible abordar por los tres niveles de gobierno debido a que la riqueza que se genera, queda en poder de unos cuantos, lo ubica como país entre los más inequitativos.

Insisto debe analizarse con todo rigor, las dificultades que enfrentamos y poder reactivar el desarrollo económico, reto para el gobierno mexicano, principalmente para la generación de empleos productivos bien remunerados.

Por su parte, el desarrollo regional equilibrado requerirá dotar fundamentalmente a los municipios, de bajo desarrollo, de servicios básicos de calidad.

Ejercer un gobierno cercano a la gente refleja dos connotaciones importantes, la primera que se debe actuar con gran sensibilidad dando respuesta inmediata, la segunda referida a la evaluación administrativa; independientemente del que la sociedad realiza con sus conocimientos, capacidad, e información que cuentan.

La inquietud se manifiesta de cómo nos ira, después de un complicado 2018, donde la economía creció impulsada principalmente por la industria automotriz y el sector servicios, pues hace prácticamente un año, los criterios generales de política económica proyectaban para el 2019, que la economía mexicana crecerá 2% y de acuerdo a las proyecciones esta crecerá por debajo del 1%, totalmente lejana del prometido 4%, en la presente administración.

En esta materia, el mayor riesgo para nuestro país será que el crecimiento de la economía estadounidense se debilite, lo cual generará un efecto alarmante para el país, pues a pesar de estar blindada la economía, los criterios de política económica, para el 2020 establecen que de darse este escenario, afectarían el crecimiento y se tendría que recurrir a un ajuste de tasas y de reducción del gasto público.

Este escenario, obligará a seguir manteniendo un mejor control en las finanzas públicas, pues de no hacerlo cada año será más complicado y, aunado a la resolución del sistema de pensiones; se debe mantener una férrea disciplina y tomar decisiones acertadas para superar los obstáculos que presenta el 2020.

Y desde el gobierno no seguir abriendo otros frentes que poco o nada tienen que ver con las tres principales promesas que desde la campaña se prometió; la eliminación de la desigualdad, la inseguridad y la corrupción.

Por ello es que debe reconsiderar el próximo presupuesto en destinar mayores recursos, para la investigación, el desarrollo tecnológico, la capacitación y coordinación, lo cual permita hacer frente a la inseguridad, la delincuencia y el crimen organizado; para que las reformas tengan éxito y, cuando se garantice un clima de seguridad, se podrá cimentar un México más justo y productivo, con igualdad de oportunidades y desarrollo para todos.

Sus comentarios jrobertofl@hotmail.com



viernes 11 de octubre de 2019

¿Y el respeto a los habitantes en México?

viernes 04 de octubre de 2019

El reto, reducir la desigualdad social

sábado 28 de septiembre de 2019

Impulsar la calidad de vida en México

jueves 26 de septiembre de 2019

Impulsar la calidad de vida en México

sábado 21 de septiembre de 2019

Trato digno

sábado 14 de septiembre de 2019

Impulsar a la clase media en México

viernes 23 de agosto de 2019

La precarización laboral en México

Cargar Más