/ jueves 29 de noviembre de 2018

Indefinición electoral I

La moneda sigue en el aire respecto a la decisión final de la elección del 1 de julio. A 5 meses de distancia cuando los poblanos acudieron a las urnas, a estas horas aún no sabemos quién gobernará la entidad el próximo sexenio. Mientras algunos rezan y hasta hacen ayuno por sus conveniencias para que se ratifique el triunfo de Martha Erika Alonso, otros tienen encendido su cirio bendito para que las elecciones se repitan.

El desenlace de tal incertidumbre debería ser con base en una decisión jurídica y así se vería si el TEPJF toma una decisión final antes del 1 de diciembre, pero si el fallo se emite posterior a la toma de protesta del presidente AMLO, no habrá otra interpretación más que la decisión de que al final pesó la política y para bien o para mal, ¿quién creen que será el responsable? Exacto, adivinó.

Aunque en una elección extraordinaria por Casa Puebla todo puede pasar. Hay una hipótesis que pone como el ganón al mismísimo tricolor. Sí, el PRI, que quedó en tercer lugar y de quien se dijo que ya no valía nada, hoy podría tomar nuevos bríos y enjundia.

Pensar en una elección extraordinaria pone al priismo camotero como un real competidor, bueno, quizá no tanto, pero sí como el fiel de la balanza. En suma, el PRI tiene 2 posibilidades: puede dar la lucha con un candidato con peso de oro y dar la sorpresa o simplemente convertirse en La Aventurera electoral y vender caro su amor a quien más le convenga.

En caso de que haya una nueva elección, se ha dicho hasta el cansancio que las coaliciones Juntos Haremos Historia y Por Puebla al Frente repetirían con sus candidat@s; sin embargo, hay que apuntar que tal afirmación no es ley. Es ahí donde aparece el PRI. Aunque en su momento coqueteó con el PAN y su séquito, hoy no ha reiterado que Enrique Doger repetiría como su candidato en caso necesario y por eso ahí podría hacer su relevo competitivo. Además de ello, hoy en la jugada aparece el grupo de rebeldes llamado Renovación que bien podría jugar a favor o en contra según sea el escenario, por lo que, si el priismo se pone trucha, al final la elección le serviría para caer parado cuando ya todo lo tenía perdido.


Indefinición electoral II

Las condiciones de una elección extraordinaria en Puebla en 2019 no serán las mismas que en 2018, por lo que los posibles resultados son una incógnita.

Morena sostiene y afirma que ganó con Luis Miguel Barbosa. El próximo año ¿Barbosa garantiza el triunfo a Morena? Será una contienda en donde el factor AMLO ya no influirá y en donde la estructura morenista tampoco estará apasionada por una elección.

Si Martha Erika Alonso repite como abanderada del PAN en una cancha política supervigilada y sin el margen de maniobra que significa tener un apoyo como Antonio Gali, ¿podría ganar la elección solo con su estructura?

En esos potenciales escenarios es en donde el PRI se frota las manos. Si la dirigencia nacional abre su mente y analiza las posibilidades de ir en competencia real con otro candidato podría ver luz en su camino, pero si el mismo expartidazo ambiciona y se divide, a lo más que podría jugar es a hacerle segunda a quien hábilmente le haya ofrecido algo a cambio.

Guste o no, el partido tricolor tiene una estructura organizada que le hizo ganar más de 500 mil votos el pasado 1 de julio. Esa cantidad quizá no sea suficiente para ganar una elección gubernamental, pero sí puede ser atractivo para los otros en contienda. Incluso significa más estructura de lo que otros tienen.

¿Hacia dónde se inclinaría el tricolor? ¿El PRI eventualmente apoyaría proyectos de una candidatura que más tarde derive en un gobierno de coalición con el PAN y su cortejo de partidos? ¿O el PRI apoyaría la sorpresiva nominación de un ex riista que se convirtiera en candidato gubernamental de Morena? ¿El PRI será el ganón? ¿Qué papel jugará el tricolor en 2019?


Curiosidad

Si la regidora del PRI e integrante de Antorcha Campesina en Santa Clara Ocoyucan, María del Pilar Norberta Varela Flores, le habla con puras leperadas a los policías, los maltrata y los zarandea, ¿cómo le hablará a sus pares? ¿Cómo tratará a su esposo o a sus hijos? ¿Qué valores cívicos promoverá entre la población? ¡Ah, pa’ representantes populares!


Le recuerdo que, como siempre, tenemos el changarro abierto las 24 horas. Si quiere compartir chismes, tips o cualquier ocurrencia son bienvenidos en Twitter @ferabrajan1 y en fabrajan@hotmail.com

La moneda sigue en el aire respecto a la decisión final de la elección del 1 de julio. A 5 meses de distancia cuando los poblanos acudieron a las urnas, a estas horas aún no sabemos quién gobernará la entidad el próximo sexenio. Mientras algunos rezan y hasta hacen ayuno por sus conveniencias para que se ratifique el triunfo de Martha Erika Alonso, otros tienen encendido su cirio bendito para que las elecciones se repitan.

El desenlace de tal incertidumbre debería ser con base en una decisión jurídica y así se vería si el TEPJF toma una decisión final antes del 1 de diciembre, pero si el fallo se emite posterior a la toma de protesta del presidente AMLO, no habrá otra interpretación más que la decisión de que al final pesó la política y para bien o para mal, ¿quién creen que será el responsable? Exacto, adivinó.

Aunque en una elección extraordinaria por Casa Puebla todo puede pasar. Hay una hipótesis que pone como el ganón al mismísimo tricolor. Sí, el PRI, que quedó en tercer lugar y de quien se dijo que ya no valía nada, hoy podría tomar nuevos bríos y enjundia.

Pensar en una elección extraordinaria pone al priismo camotero como un real competidor, bueno, quizá no tanto, pero sí como el fiel de la balanza. En suma, el PRI tiene 2 posibilidades: puede dar la lucha con un candidato con peso de oro y dar la sorpresa o simplemente convertirse en La Aventurera electoral y vender caro su amor a quien más le convenga.

En caso de que haya una nueva elección, se ha dicho hasta el cansancio que las coaliciones Juntos Haremos Historia y Por Puebla al Frente repetirían con sus candidat@s; sin embargo, hay que apuntar que tal afirmación no es ley. Es ahí donde aparece el PRI. Aunque en su momento coqueteó con el PAN y su séquito, hoy no ha reiterado que Enrique Doger repetiría como su candidato en caso necesario y por eso ahí podría hacer su relevo competitivo. Además de ello, hoy en la jugada aparece el grupo de rebeldes llamado Renovación que bien podría jugar a favor o en contra según sea el escenario, por lo que, si el priismo se pone trucha, al final la elección le serviría para caer parado cuando ya todo lo tenía perdido.


Indefinición electoral II

Las condiciones de una elección extraordinaria en Puebla en 2019 no serán las mismas que en 2018, por lo que los posibles resultados son una incógnita.

Morena sostiene y afirma que ganó con Luis Miguel Barbosa. El próximo año ¿Barbosa garantiza el triunfo a Morena? Será una contienda en donde el factor AMLO ya no influirá y en donde la estructura morenista tampoco estará apasionada por una elección.

Si Martha Erika Alonso repite como abanderada del PAN en una cancha política supervigilada y sin el margen de maniobra que significa tener un apoyo como Antonio Gali, ¿podría ganar la elección solo con su estructura?

En esos potenciales escenarios es en donde el PRI se frota las manos. Si la dirigencia nacional abre su mente y analiza las posibilidades de ir en competencia real con otro candidato podría ver luz en su camino, pero si el mismo expartidazo ambiciona y se divide, a lo más que podría jugar es a hacerle segunda a quien hábilmente le haya ofrecido algo a cambio.

Guste o no, el partido tricolor tiene una estructura organizada que le hizo ganar más de 500 mil votos el pasado 1 de julio. Esa cantidad quizá no sea suficiente para ganar una elección gubernamental, pero sí puede ser atractivo para los otros en contienda. Incluso significa más estructura de lo que otros tienen.

¿Hacia dónde se inclinaría el tricolor? ¿El PRI eventualmente apoyaría proyectos de una candidatura que más tarde derive en un gobierno de coalición con el PAN y su cortejo de partidos? ¿O el PRI apoyaría la sorpresiva nominación de un ex riista que se convirtiera en candidato gubernamental de Morena? ¿El PRI será el ganón? ¿Qué papel jugará el tricolor en 2019?


Curiosidad

Si la regidora del PRI e integrante de Antorcha Campesina en Santa Clara Ocoyucan, María del Pilar Norberta Varela Flores, le habla con puras leperadas a los policías, los maltrata y los zarandea, ¿cómo le hablará a sus pares? ¿Cómo tratará a su esposo o a sus hijos? ¿Qué valores cívicos promoverá entre la población? ¡Ah, pa’ representantes populares!


Le recuerdo que, como siempre, tenemos el changarro abierto las 24 horas. Si quiere compartir chismes, tips o cualquier ocurrencia son bienvenidos en Twitter @ferabrajan1 y en fabrajan@hotmail.com

jueves 25 de abril de 2019

¡¡¡De los dichos a los hechos!!!

jueves 04 de abril de 2019

¡¡¡Campañas camoteras!!!

jueves 28 de marzo de 2019

Crece bancada independiente

jueves 21 de marzo de 2019

¡¡¡Checking candidatos!!!

jueves 14 de marzo de 2019

PAN obligado a apoyar a Cárdenas

jueves 21 de febrero de 2019

Apasionamientos morenos

jueves 14 de febrero de 2019

AMLO batea bien

jueves 07 de febrero de 2019

¿Contienda interna en Morena?

Cargar Más