/ martes 17 de abril de 2018

La campaña de Meade

Los priistas consideran lenta y con poco ánimo el inicio de su campaña federal en territorio poblano debido al factor José Antonio Meade, candidato a la Presidencia de la República.

Salvo los esfuerzos –incipientes- de los contendientes al senado como el caso de Juan Carlos Lastiri y Xitlalic Ceja, no existe demasiado interés por sumar esfuerzos para ganar adeptos rumbo a la elección del primero de julio.

De acuerdo con versiones al interior del PRI, no se observa interés por promover la figura de José Antonio Meade.

¿La razón?

Son pocas por no decir nulas posibilidades que pueda ganar en Puebla el abanderado presidencial.

Aunque se ha especulado que el morenovallismo operará a favor de Meade a cambio de recibir apoyo para la candidata a gobernadora, Martha Erika Alonso, el Revolucionario Institucional no cree esa versión y prácticamente descarta alguna estrategia que impulse las aspiraciones del ex funcionario federal.

En otras palabras, en Puebla prácticamente está borrado José Antonio Meade.

Los priistas refuerzan la idea que la disputa presidencial en la entidad estará entre el primer lugar de las encuestas, Andrés Manuel López Obrador y el panista Ricardo Anaya.

Por tanto no se tiene previsto realizar grandes inversiones para promocionar la imagen del contendiente tricolor y prácticamente lo dejarán a su suerte, aunque la “marca” PRI cumplirá con su función del voto duro tal como ha sido en anteriores procesos.

Hasta el momento es la señal que se está enviando, mientras a nivel local se trata de realizar los ajustes necesarios para enderezar el barco, cuando comiencen el 29 de abril las campañas locales a gobernador, diputados y la renovación de los 217 ayuntamientos.

Para ejemplo está el caso del abanderado a presidente municipal de Puebla, Guillermo Deloya Cobián con el líder de la CTM, Leobardo Soto Martínez.

Tal parece que las diferencias entre ambos quedaron –por el momento- superadas después que en la conformación de la plantilla de regidores, el candidato dejó fuera al líder cetemista al no incluir a ninguno de sus elementos.

El Comité Directivo Estatal del PRI dio a conocer ayer el acuerdo alcanzado luego de la reunión del dirigente estatal, Jorge Estefan Chidiac, con el par de correligionarios.

Sin embargo, las discrepancias cobraron facturas pues Erika Díaz, líder del Consejo Taxista, y cercana a Leobardo Soto, decidió en días pasados sumarse a las aspiraciones de Gonzalo Juárez Méndez, contendiente a edil por el partido Compromiso por Puebla.

El hecho fue difundido ampliamente.

Este efecto cascada a favor del líder sindical con licencia del Ayuntamiento de Puebla se le está favoreciendo porque organismos y asociaciones cuyos nombres se irán conociendo poco a poco, también preparan un pronunciamiento a favor, tal como lo hizo la representante de los taxistas.

**

Un personaje que puede cobrar relevancia en las próximas campañas, se llama Eyerim Espinosa Sosa, candidato del PAN y de Compromiso por Puebla a la presidencia municipal de Tepeyahualco de Hidalgo.

Se trata de la sangre nueva de políticos alejados del perfil tradicional y rancio.

Tepeyahualco de Hidalgo se encuentra en los límites con Veracruz y sin duda Martha Erika Alonso, tiene un buen elemento a favor del proyecto de ganar los comicios de julio próximo.


Comentarios:


anaconda138@hotmnail.com

marcomironc@gmail.com

@Marcomironc

Los priistas consideran lenta y con poco ánimo el inicio de su campaña federal en territorio poblano debido al factor José Antonio Meade, candidato a la Presidencia de la República.

Salvo los esfuerzos –incipientes- de los contendientes al senado como el caso de Juan Carlos Lastiri y Xitlalic Ceja, no existe demasiado interés por sumar esfuerzos para ganar adeptos rumbo a la elección del primero de julio.

De acuerdo con versiones al interior del PRI, no se observa interés por promover la figura de José Antonio Meade.

¿La razón?

Son pocas por no decir nulas posibilidades que pueda ganar en Puebla el abanderado presidencial.

Aunque se ha especulado que el morenovallismo operará a favor de Meade a cambio de recibir apoyo para la candidata a gobernadora, Martha Erika Alonso, el Revolucionario Institucional no cree esa versión y prácticamente descarta alguna estrategia que impulse las aspiraciones del ex funcionario federal.

En otras palabras, en Puebla prácticamente está borrado José Antonio Meade.

Los priistas refuerzan la idea que la disputa presidencial en la entidad estará entre el primer lugar de las encuestas, Andrés Manuel López Obrador y el panista Ricardo Anaya.

Por tanto no se tiene previsto realizar grandes inversiones para promocionar la imagen del contendiente tricolor y prácticamente lo dejarán a su suerte, aunque la “marca” PRI cumplirá con su función del voto duro tal como ha sido en anteriores procesos.

Hasta el momento es la señal que se está enviando, mientras a nivel local se trata de realizar los ajustes necesarios para enderezar el barco, cuando comiencen el 29 de abril las campañas locales a gobernador, diputados y la renovación de los 217 ayuntamientos.

Para ejemplo está el caso del abanderado a presidente municipal de Puebla, Guillermo Deloya Cobián con el líder de la CTM, Leobardo Soto Martínez.

Tal parece que las diferencias entre ambos quedaron –por el momento- superadas después que en la conformación de la plantilla de regidores, el candidato dejó fuera al líder cetemista al no incluir a ninguno de sus elementos.

El Comité Directivo Estatal del PRI dio a conocer ayer el acuerdo alcanzado luego de la reunión del dirigente estatal, Jorge Estefan Chidiac, con el par de correligionarios.

Sin embargo, las discrepancias cobraron facturas pues Erika Díaz, líder del Consejo Taxista, y cercana a Leobardo Soto, decidió en días pasados sumarse a las aspiraciones de Gonzalo Juárez Méndez, contendiente a edil por el partido Compromiso por Puebla.

El hecho fue difundido ampliamente.

Este efecto cascada a favor del líder sindical con licencia del Ayuntamiento de Puebla se le está favoreciendo porque organismos y asociaciones cuyos nombres se irán conociendo poco a poco, también preparan un pronunciamiento a favor, tal como lo hizo la representante de los taxistas.

**

Un personaje que puede cobrar relevancia en las próximas campañas, se llama Eyerim Espinosa Sosa, candidato del PAN y de Compromiso por Puebla a la presidencia municipal de Tepeyahualco de Hidalgo.

Se trata de la sangre nueva de políticos alejados del perfil tradicional y rancio.

Tepeyahualco de Hidalgo se encuentra en los límites con Veracruz y sin duda Martha Erika Alonso, tiene un buen elemento a favor del proyecto de ganar los comicios de julio próximo.


Comentarios:


anaconda138@hotmnail.com

marcomironc@gmail.com

@Marcomironc

martes 17 de julio de 2018

Con miras para el 2024

jueves 12 de julio de 2018

AMLO resucita a Barbosa

martes 03 de julio de 2018

El PRI, al tercer lugar

jueves 21 de junio de 2018

A rendir cuentas PVEM y el PANAL

martes 19 de junio de 2018

Terminan anticipadamente las campañas

martes 05 de junio de 2018

Quieren ganar sin realizar campaña

Cargar Más