/ sábado 28 de diciembre de 2019

La distancia entre padres e hijos

A través de los años se han hecho estudios de la distancia que cada vez se incrementa entre los padres de familia y los hijos, que se refleja también en el trabajo escolar de los niños. El acercamiento que tengan los padres con sus hijos podrá ayudar mucho a los maestros que tienen que atender a los niños en una jornada de trabajo que va de varias horas al día.

El acercamiento que realicen los padres con los hijos, será muy benéfico en su estancia dentro de la escuela, porque permite una mejor convivencia con sus compañeros y los maestros, que cada día tienen un trabajo más exigente: administrativo como pedagógico.

Cuando los maestros no encuentran este acercamiento de los padres hacia los hijos, el trabajo escolar es más agotador, haciendo que la impartición de las clases sea superficial, sin profundizar en la enseñanza de los conocimientos académicos.

El gran compromiso de los padres con los hijos es enseñarles a que sean más responsables en sus actividades escolares, ser unos hijos más sociales y amigables, lo que va fortaleciendo su personalidad, definiendo cuáles son sus deseos y como participar en una mejor comunicación dentro del hogar y en la escuela.

Dentro de los consejos prácticos que recomiendan los estudios realizados al respecto y que han dan buenos resultados se encuentra en primer lugar: los padres debe darle un abrazo a los hijos al despedirlos antes de irse al trabajo. Mirarlo a los ojos y decirle lo orgulloso que están de ellos. La confianza y la seguridad de sus hijos le ayudaran a desempeñarse bien tanto en la escuela como en la vida.

Un segundo consejo, es el prepararse para el encuentro con los hijos en el hogar, crear un ritual predecible, como por ejemplo escucharlos por unos 5 o 10 minutos a sus hijos acerca de cómo les fue ese día en la escuela, antes de realizar las labores diarias en casa o comenzar a preparar la comida o cena. De esta forma estará realmente presente a la hora de escuchar a sus hijos en casa y enterarse de las actividades escolares, lo que ayudan mucho a los maestros. Se recomienda que la comida o la cena sean casi a una hora razonable que permita que estén todos para una buena estancia entre padres e hijos.

Otro consejo es, preparar la lonchera de los hijos, con una dieta bien balanceada lo que maximizará el potencial de aprendizaje de los hijos, y en ocasiones añadirle unos dulces o chocolates para fortalecer los lazos familiares, muchos no desayunan o comen algo.

En el siguiente consejo, debe incluir momentos de calma y tranquilidad en la realización de las tareas escolares de sus hijos en las tardes o en las noches. Es recomendable que mantengan un horario para la realización de las tareas, preparar la mochila con las libretas y los libros, los materiales solicitados para las actividades de las clases, tener listo el uniforme, los zapatos y cenar antes de acostarse. Tener el tiempo suficiente para dormir, que les permita ir a la escuela descansados, para aprovechar adecuadamente en cada clase los conocimientos.

El siguiente consejo que recomiendan los expertos, es que se debe recordar que las tareas escolares son para los hijos, no para los padres de familia. Tener siempre un espacio específico en la casa para realizar las tareas, que debe ser ordenado y tranquilo, teniendo todos los implementos y materiales a la mano, para que no distraiga a los niños, buscando alguna cosa en otro lugar. Se debe alentar a los hijos a corregir y revisar los trabajos, pero permítales cometer errores, ya que es la única manera para que los maestros comprueben la comprensión de las clases. También es así como los alumnos aprenden a responsabilizarse por la calidad de su trabajo.

El siguiente consejo a los padres de familia, es que llene la vida de su hijo con amor por el aprendizaje, demostrándole su propia curiosidad, respetando sus preguntas y alentando sus esfuerzos. Lleve a su hogar libros para leer, para ver, para iluminar apropiados a su edad y libros que brinden respuestas a las diversas interrogantes de la vida. Revisar los libros que existen en la casa para conocer la biblioteca que se tiene y los libros que les sean útiles para las tareas.

Acercarse al maestro de los hijos, para conocer el avance escolar y preguntar por los problemas específicos, para buscar alguna recomendación o consejo del docente en el desenvolvimiento de su aprendizaje y su educación.

A veces es recomendable escribir una “nota cariñosa” a los hijos y ponerla en la lonchera o en la bolsa de los alimentos, para que la encuentren en el tiempo del descanso; recreo o receso, y hacerles saber que son unas personas muy especiales.

*Doctor en Educación.

A través de los años se han hecho estudios de la distancia que cada vez se incrementa entre los padres de familia y los hijos, que se refleja también en el trabajo escolar de los niños. El acercamiento que tengan los padres con sus hijos podrá ayudar mucho a los maestros que tienen que atender a los niños en una jornada de trabajo que va de varias horas al día.

El acercamiento que realicen los padres con los hijos, será muy benéfico en su estancia dentro de la escuela, porque permite una mejor convivencia con sus compañeros y los maestros, que cada día tienen un trabajo más exigente: administrativo como pedagógico.

Cuando los maestros no encuentran este acercamiento de los padres hacia los hijos, el trabajo escolar es más agotador, haciendo que la impartición de las clases sea superficial, sin profundizar en la enseñanza de los conocimientos académicos.

El gran compromiso de los padres con los hijos es enseñarles a que sean más responsables en sus actividades escolares, ser unos hijos más sociales y amigables, lo que va fortaleciendo su personalidad, definiendo cuáles son sus deseos y como participar en una mejor comunicación dentro del hogar y en la escuela.

Dentro de los consejos prácticos que recomiendan los estudios realizados al respecto y que han dan buenos resultados se encuentra en primer lugar: los padres debe darle un abrazo a los hijos al despedirlos antes de irse al trabajo. Mirarlo a los ojos y decirle lo orgulloso que están de ellos. La confianza y la seguridad de sus hijos le ayudaran a desempeñarse bien tanto en la escuela como en la vida.

Un segundo consejo, es el prepararse para el encuentro con los hijos en el hogar, crear un ritual predecible, como por ejemplo escucharlos por unos 5 o 10 minutos a sus hijos acerca de cómo les fue ese día en la escuela, antes de realizar las labores diarias en casa o comenzar a preparar la comida o cena. De esta forma estará realmente presente a la hora de escuchar a sus hijos en casa y enterarse de las actividades escolares, lo que ayudan mucho a los maestros. Se recomienda que la comida o la cena sean casi a una hora razonable que permita que estén todos para una buena estancia entre padres e hijos.

Otro consejo es, preparar la lonchera de los hijos, con una dieta bien balanceada lo que maximizará el potencial de aprendizaje de los hijos, y en ocasiones añadirle unos dulces o chocolates para fortalecer los lazos familiares, muchos no desayunan o comen algo.

En el siguiente consejo, debe incluir momentos de calma y tranquilidad en la realización de las tareas escolares de sus hijos en las tardes o en las noches. Es recomendable que mantengan un horario para la realización de las tareas, preparar la mochila con las libretas y los libros, los materiales solicitados para las actividades de las clases, tener listo el uniforme, los zapatos y cenar antes de acostarse. Tener el tiempo suficiente para dormir, que les permita ir a la escuela descansados, para aprovechar adecuadamente en cada clase los conocimientos.

El siguiente consejo que recomiendan los expertos, es que se debe recordar que las tareas escolares son para los hijos, no para los padres de familia. Tener siempre un espacio específico en la casa para realizar las tareas, que debe ser ordenado y tranquilo, teniendo todos los implementos y materiales a la mano, para que no distraiga a los niños, buscando alguna cosa en otro lugar. Se debe alentar a los hijos a corregir y revisar los trabajos, pero permítales cometer errores, ya que es la única manera para que los maestros comprueben la comprensión de las clases. También es así como los alumnos aprenden a responsabilizarse por la calidad de su trabajo.

El siguiente consejo a los padres de familia, es que llene la vida de su hijo con amor por el aprendizaje, demostrándole su propia curiosidad, respetando sus preguntas y alentando sus esfuerzos. Lleve a su hogar libros para leer, para ver, para iluminar apropiados a su edad y libros que brinden respuestas a las diversas interrogantes de la vida. Revisar los libros que existen en la casa para conocer la biblioteca que se tiene y los libros que les sean útiles para las tareas.

Acercarse al maestro de los hijos, para conocer el avance escolar y preguntar por los problemas específicos, para buscar alguna recomendación o consejo del docente en el desenvolvimiento de su aprendizaje y su educación.

A veces es recomendable escribir una “nota cariñosa” a los hijos y ponerla en la lonchera o en la bolsa de los alimentos, para que la encuentren en el tiempo del descanso; recreo o receso, y hacerles saber que son unas personas muy especiales.

*Doctor en Educación.

martes 25 de febrero de 2020

La lectura, un débil hábito

jueves 13 de febrero de 2020

El lenguaje en nuestra vida

jueves 06 de febrero de 2020

Trabajo para la casa

sábado 01 de febrero de 2020

Compromiso educativo

jueves 23 de enero de 2020

Empezando bien el día

sábado 18 de enero de 2020

La calidad educativa

sábado 11 de enero de 2020

Recuperar la figura física

sábado 04 de enero de 2020

Los proyectos de un año nuevo

sábado 28 de diciembre de 2019

La distancia entre padres e hijos

jueves 19 de diciembre de 2019

Algo muy especial, los regalos

Cargar Más