/ viernes 18 de octubre de 2019

La expectativa del 1er informe de gobierno municipal

El pasado 14 de octubre se cumplió el primer año de los gobiernos municipales en la entidad poblana, actualmente esta acción se identifica como el espacio para la rendición de cuentas, donde el primer regidor presenta ante el cabildo y a los habitantes, el estado que guarda su administración municipal.

Destaca Puebla capital, por ser el municipio donde se asientan los poderes legislativo y judicial, además de ser la 4ta ciudad más importante en materia de desarrollo económico y social, genera una importante derrama económica en materia turística y por su legado histórico, riqueza arquitectónica, religiosa, cultural y gastronómica, mantiene la denominación de ciudad patrimonio de la humanidad.

Es loable la autocrítica que la presidenta Claudia Rivera Vivanco realizó en su primer informe de gobierno, lo cual significa que la curva de aprendizaje ha sido superada, sin embargo, lo lamentable es que siga insistiendo en señalar la existencia de fuerzas del pasado, pues menciona que buscan afectar su mandato.

Un servidor público debe actuar en el marco de un gobierno responsable y apegado a derecho, debe aceptar la crítica y la pluralidad de las distinta interpretación y o visiones para enfrentar retos comunes que permitan transformar favorablemente el entorno social y responsabilizarse con toda la sociedad, para atender sus retos; como la inseguridad y el ambulantaje se han salido de control.

Debe centrarse en reorientar las acciones consideradas en su plan de desarrollo, el cual debe a partir de este momento en que inicia su segundo año, de gobierno, tener resultados tangibles y definir de manera clara la denominada 4ta transformación.

Ahora bien, Un régimen de gobierno es a final de cuentas un modelo de organización constitucional que tiene que adoptar el Estado, donde debe considerarse la manera de ejercer la soberanía, la cual tiene que darse a través de la relación de los poderes constituidos y la forma institucional de cómo se tiene que estructurar el poder político, para el beneficio colectivo.

Luego entonces es momento de concretar los deseos, atender las demandas y las aspiraciones de todos los sectores sociales que conformamos la sociedad poblana, su plan rector de gobierno municipal debe desarrollarse y ponerse en práctica, mediante el uso de sus atribuciones y cumplir con sus responsabilidades.

Sin duda, los nuevos tiempos exigen a los servidores públicos trabajar mediante una mayor participación con la sociedad, por tanto, no se deben mantener modelos donde las decisiones sean tomadas de manera unilateral o desde el escritorio, la presidente municipal debe ser la coordinadora de las acciones y esfuerzos de la ciudadanía, buscando en todo momento el beneficio permanente de la comunidad que la llevo al poder.

Por lo cual es necesario ver materializada la infraestructura urbana, social y productiva, a fin de alcanzar niveles competitivos, las cuales compitan con las ciudades más desarrolladas del país y del mundo; es decir, se debe estar a la altura de una ciudad pujante y en constante evolución.

Sin duda, debe tener presente la Presidente Municipal Claudia Rivera Vivanco que este enorme desafío debe superarse involucrando a la totalidad de los sectores y actores sociales, pues debe responder a la confianza de los poblanos que mediante el voto depositamos en ella.

Resolver los problemas que van desde la inseguridad, los baches, la falta de alumbrado público, la vialidad y movilidad; al llegar a su primer año de gobierno, debe evaluar el desempeño, resultados, efectividad y atención a las demandas ciudadanas de las diversas áreas de su administración y decidir su permanencia o en su caso el relevo. Contrariamente, impulsar a quienes destacan por un eficiente desempeño como el Secretario de Administración y el experimentado Contralor.

Los servidores públicos deben tener presente que en cada acción que ejecuten y desarrollen, tienen que generar confianza en la ciudadanía, deben actuar con miras de largo alcance y, aplicar eficientemente y de manera transparente los instrumentos y herramientas contenidas en el Plan Municipal de Desarrollo.

Las instituciones gubernamentales, por tanto, deben ser sensibles a las demandas sociales y a sus grupos de interés, por esta razón, las estructuras que conforman la administración deben tener presente y sensibilizarse que por sus decisiones acciones u omisiones, pueden dañar la buena gobernanza y afectar no solo la percepción social sino ampliar las diferencias sociales de la ciudadanía.

Sus comentarios jrobertofl@hotmail.com

El pasado 14 de octubre se cumplió el primer año de los gobiernos municipales en la entidad poblana, actualmente esta acción se identifica como el espacio para la rendición de cuentas, donde el primer regidor presenta ante el cabildo y a los habitantes, el estado que guarda su administración municipal.

Destaca Puebla capital, por ser el municipio donde se asientan los poderes legislativo y judicial, además de ser la 4ta ciudad más importante en materia de desarrollo económico y social, genera una importante derrama económica en materia turística y por su legado histórico, riqueza arquitectónica, religiosa, cultural y gastronómica, mantiene la denominación de ciudad patrimonio de la humanidad.

Es loable la autocrítica que la presidenta Claudia Rivera Vivanco realizó en su primer informe de gobierno, lo cual significa que la curva de aprendizaje ha sido superada, sin embargo, lo lamentable es que siga insistiendo en señalar la existencia de fuerzas del pasado, pues menciona que buscan afectar su mandato.

Un servidor público debe actuar en el marco de un gobierno responsable y apegado a derecho, debe aceptar la crítica y la pluralidad de las distinta interpretación y o visiones para enfrentar retos comunes que permitan transformar favorablemente el entorno social y responsabilizarse con toda la sociedad, para atender sus retos; como la inseguridad y el ambulantaje se han salido de control.

Debe centrarse en reorientar las acciones consideradas en su plan de desarrollo, el cual debe a partir de este momento en que inicia su segundo año, de gobierno, tener resultados tangibles y definir de manera clara la denominada 4ta transformación.

Ahora bien, Un régimen de gobierno es a final de cuentas un modelo de organización constitucional que tiene que adoptar el Estado, donde debe considerarse la manera de ejercer la soberanía, la cual tiene que darse a través de la relación de los poderes constituidos y la forma institucional de cómo se tiene que estructurar el poder político, para el beneficio colectivo.

Luego entonces es momento de concretar los deseos, atender las demandas y las aspiraciones de todos los sectores sociales que conformamos la sociedad poblana, su plan rector de gobierno municipal debe desarrollarse y ponerse en práctica, mediante el uso de sus atribuciones y cumplir con sus responsabilidades.

Sin duda, los nuevos tiempos exigen a los servidores públicos trabajar mediante una mayor participación con la sociedad, por tanto, no se deben mantener modelos donde las decisiones sean tomadas de manera unilateral o desde el escritorio, la presidente municipal debe ser la coordinadora de las acciones y esfuerzos de la ciudadanía, buscando en todo momento el beneficio permanente de la comunidad que la llevo al poder.

Por lo cual es necesario ver materializada la infraestructura urbana, social y productiva, a fin de alcanzar niveles competitivos, las cuales compitan con las ciudades más desarrolladas del país y del mundo; es decir, se debe estar a la altura de una ciudad pujante y en constante evolución.

Sin duda, debe tener presente la Presidente Municipal Claudia Rivera Vivanco que este enorme desafío debe superarse involucrando a la totalidad de los sectores y actores sociales, pues debe responder a la confianza de los poblanos que mediante el voto depositamos en ella.

Resolver los problemas que van desde la inseguridad, los baches, la falta de alumbrado público, la vialidad y movilidad; al llegar a su primer año de gobierno, debe evaluar el desempeño, resultados, efectividad y atención a las demandas ciudadanas de las diversas áreas de su administración y decidir su permanencia o en su caso el relevo. Contrariamente, impulsar a quienes destacan por un eficiente desempeño como el Secretario de Administración y el experimentado Contralor.

Los servidores públicos deben tener presente que en cada acción que ejecuten y desarrollen, tienen que generar confianza en la ciudadanía, deben actuar con miras de largo alcance y, aplicar eficientemente y de manera transparente los instrumentos y herramientas contenidas en el Plan Municipal de Desarrollo.

Las instituciones gubernamentales, por tanto, deben ser sensibles a las demandas sociales y a sus grupos de interés, por esta razón, las estructuras que conforman la administración deben tener presente y sensibilizarse que por sus decisiones acciones u omisiones, pueden dañar la buena gobernanza y afectar no solo la percepción social sino ampliar las diferencias sociales de la ciudadanía.

Sus comentarios jrobertofl@hotmail.com

viernes 13 de diciembre de 2019

Evaluación educativa; su importancia

viernes 06 de diciembre de 2019

Gobernar sin privilegios ni distingos

sábado 30 de noviembre de 2019

La Capilla Sixtina en Puebla

viernes 22 de noviembre de 2019

Pueblo contra pueblo

sábado 16 de noviembre de 2019

Ejercer un gobierno para todos

sábado 02 de noviembre de 2019

El valor de las instituciones

sábado 26 de octubre de 2019

Estado de derecho

viernes 11 de octubre de 2019

¿Y el respeto a los habitantes en México?

Cargar Más