/ jueves 8 de agosto de 2019

La sacudida que no vendrá en el gabinete de Claudia Rivera

A dos días de cumplirse los dos meses que dio de plazo la alcaldesa Claudia Rivera a los integrantes de su gabinete para dar resultados o habrá cambios, está casi descartada una sacudida al interior del ayuntamiento para mejorar su funcionamiento.

No importan señalamientos a cargo de actores políticos, organismos empresariales, asociaciones sociales y de regidores de Morena, partido al cual pertenece la presidenta municipal.

Rivera Vivanco tiene previsto mantener sus piezas claves, sin pensar en una revolución interna que calme el clamor popular por mejorar las condiciones de la ciudad en temas, como seguridad pública, obra pública y servicios públicos.

La primera posición donde tendría que darse un relevo tomando en cuenta las críticas, sería en la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal a cargo de Lourdes Rosales Martínez. Sin embargo, se mantendrá dentro del gobierno.

Así lo anticipó la alcaldesa el pasado lunes al considerar que no existen elementos para removerla.

El mensaje vino a desactivar “presiones internas y externas” sobre pedir la cabeza de Lourdes Rosales.

Otro en la lista y que en las últimas semanas vino a la baja señalamientos en su contra, fue René Sánchez Galindo. Se tiene previsto que se mantenga al frente de a Secretaría de Gobernación luego que vino a su rescate el gobierno estatal en el proceso de -medio- reordenar el comercio ambulante en calles del Centro Histórico.

Una tercera funcionaria, por el que suspiran regidores de Morena del llamado G5 y otros personajes externos, tiene relación con Liza Aceves como titular de la Secretaría del ayuntamiento.

Se le culpa de la falta de cabildeo para aterrizar acuerdos entre regidores y ser “mala” consejera de la presidenta municipal.

Claudia Rivera Vivanco, no tiene previsto mover a ninguna de estas tres piezas… por el momento.

Las considera fundamentales y quedarse sin una, significaría dar un paso atrás a su visión de gobierno.

La versión que sale de los pasillos de Palacio Municipal es la siguiente: “se quedarán esperando aquellos que quieran sangre con una sacudida al gabinete en puestos fundamentales”.

Desde luego Claudia Rivera tiene previsto realizar cambios, pero en dependencias cuyo peso no representan el soporte del ayuntamiento.

En la lista negra está Lilia Antonia Martínez, gerente del Centro Histórico y Patrimonio Cultural. Su inexperiencia en la posición, ha generado cuestionamientos sobre la manera de gestionar recursos ante instancias internacionales y la federación.

Otra posición casi cantada, tiene relación con Diana Laura Coraza Castañeda. La directora del Instituto Municipal del Deporte (IMD) suma pifias…desde la falta de mantenimiento a espacios deportivos, pasando por casos de nepotismo y cuestionamientos sobre el manejo administrativo hasta sus ausencias en el cargo por irse a competencias de atletismo.

Un tercer funcionario que se dice estaría en la mira, pero poco probable que sea relevado, está en la figura de José Román Romano como secretario de Infraestructura y Servicios Públicos, por el lento arranque en materia de obra pública como la pavimentación de calles.

Otro rumor apunta a la secretaria de Movilidad, Alejandra Rubio, quien supuestamente no ha logrado arrancar proyectos que se le han encomendado como mejorar la sincronización del sistema de semáforos, así como apuntalar el programa de proteger el peatón.

Así que no se esperan una sacudida en el gabinete municipal. Claudia Rivera mantendrá a su equipo compacto, aunque eso implique reforzar al equipo de asesores.

Comentarios:

anaconda138@hotmail.com

marcomironc@gmail.com

@Marcomironc

A dos días de cumplirse los dos meses que dio de plazo la alcaldesa Claudia Rivera a los integrantes de su gabinete para dar resultados o habrá cambios, está casi descartada una sacudida al interior del ayuntamiento para mejorar su funcionamiento.

No importan señalamientos a cargo de actores políticos, organismos empresariales, asociaciones sociales y de regidores de Morena, partido al cual pertenece la presidenta municipal.

Rivera Vivanco tiene previsto mantener sus piezas claves, sin pensar en una revolución interna que calme el clamor popular por mejorar las condiciones de la ciudad en temas, como seguridad pública, obra pública y servicios públicos.

La primera posición donde tendría que darse un relevo tomando en cuenta las críticas, sería en la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal a cargo de Lourdes Rosales Martínez. Sin embargo, se mantendrá dentro del gobierno.

Así lo anticipó la alcaldesa el pasado lunes al considerar que no existen elementos para removerla.

El mensaje vino a desactivar “presiones internas y externas” sobre pedir la cabeza de Lourdes Rosales.

Otro en la lista y que en las últimas semanas vino a la baja señalamientos en su contra, fue René Sánchez Galindo. Se tiene previsto que se mantenga al frente de a Secretaría de Gobernación luego que vino a su rescate el gobierno estatal en el proceso de -medio- reordenar el comercio ambulante en calles del Centro Histórico.

Una tercera funcionaria, por el que suspiran regidores de Morena del llamado G5 y otros personajes externos, tiene relación con Liza Aceves como titular de la Secretaría del ayuntamiento.

Se le culpa de la falta de cabildeo para aterrizar acuerdos entre regidores y ser “mala” consejera de la presidenta municipal.

Claudia Rivera Vivanco, no tiene previsto mover a ninguna de estas tres piezas… por el momento.

Las considera fundamentales y quedarse sin una, significaría dar un paso atrás a su visión de gobierno.

La versión que sale de los pasillos de Palacio Municipal es la siguiente: “se quedarán esperando aquellos que quieran sangre con una sacudida al gabinete en puestos fundamentales”.

Desde luego Claudia Rivera tiene previsto realizar cambios, pero en dependencias cuyo peso no representan el soporte del ayuntamiento.

En la lista negra está Lilia Antonia Martínez, gerente del Centro Histórico y Patrimonio Cultural. Su inexperiencia en la posición, ha generado cuestionamientos sobre la manera de gestionar recursos ante instancias internacionales y la federación.

Otra posición casi cantada, tiene relación con Diana Laura Coraza Castañeda. La directora del Instituto Municipal del Deporte (IMD) suma pifias…desde la falta de mantenimiento a espacios deportivos, pasando por casos de nepotismo y cuestionamientos sobre el manejo administrativo hasta sus ausencias en el cargo por irse a competencias de atletismo.

Un tercer funcionario que se dice estaría en la mira, pero poco probable que sea relevado, está en la figura de José Román Romano como secretario de Infraestructura y Servicios Públicos, por el lento arranque en materia de obra pública como la pavimentación de calles.

Otro rumor apunta a la secretaria de Movilidad, Alejandra Rubio, quien supuestamente no ha logrado arrancar proyectos que se le han encomendado como mejorar la sincronización del sistema de semáforos, así como apuntalar el programa de proteger el peatón.

Así que no se esperan una sacudida en el gabinete municipal. Claudia Rivera mantendrá a su equipo compacto, aunque eso implique reforzar al equipo de asesores.

Comentarios:

anaconda138@hotmail.com

marcomironc@gmail.com

@Marcomironc

jueves 12 de diciembre de 2019

La promesa del Ayuntamiento de Puebla

martes 10 de diciembre de 2019

¿Quién para resucitar al PRI?

jueves 05 de diciembre de 2019

El Cabildo dividido de Claudia Rivera

jueves 28 de noviembre de 2019

Misma imagen del pasado en el congreso local

martes 26 de noviembre de 2019

De quejas e incumplimiento de convenio

jueves 21 de noviembre de 2019

Los dolores de cabeza de Gabriel Biestro

martes 12 de noviembre de 2019

Rumbo al 2021… ¿alianzas impensables?

jueves 07 de noviembre de 2019

La felicidad en el PAN

martes 05 de noviembre de 2019

¿Quién para la ASE?

Cargar Más