/ jueves 15 de agosto de 2019

Llegando y haciendo

La primera quincena del gobierno de Luis Miguel Barbosa tiene un balance positivo en su equipo y primer círculo de influencia. En 15 días hay valoraciones que resaltan que puso el ejemplo a otras y otros políticos de cómo hacer las cosas. Sin duda la estrellita en la frente fue por iniciar el diálogo directo con los ciudadanos, acción que le sirvió para echarse a la bolsa al respetable.

Al realizar el recuento de las 2 semanas de gestión estatal se resalta el mensaje de que la seguridad es y será prioridad para la gestión morenista y eso quedó asentado en los convenios firmados con los alcaldes de Ajalpan, Tehuacán y Tepeaca. Sumado a ello, el mismo Ejecutivo ordenó -días antes- el ingresó la Guardia Nacional a Texmelucan a fin de poner orden en ese ayuntamiento que está a merced del crimen. El hecho que fue tomando como un respaldo de esferas superiores.

Tras los linchamientos en Cohuecan y Tepexco, cualquier otro gobernador hubiera guardado silencio, hubiera ordenado detener a los responsables y ni por error hubiera acudido a tal escenario del crimen, sin embargo consiente de sus ofrecimientos y compromisos, así como del peso político y mediático de sus acciones ante tal circunstancia, el gobernador tomó la decisión que ir y enfrentar la realidad de donde al final salió con un arqueo a favor.

Otro punto a favor en el balance es la implementación de los “martes ciudadanos” en donde el mismo mandatario escucha y dialoga con los ciudadanos. Tan solo en el segundo ejercicio de esta semana quedó claro que ya se corrió la voz y fue tal la demanda de las y los camoteros, que el mandatario extendió 2 horas más la atención al público.

En más de la política doméstica reflejada hasta hoy, no puede pasarse por alto que el acercamiento de Miguel Barbosa con los jóvenes en plantón en el zócalo no solo fue tomando un acto de empatía, sino de sensibilidad, entendimiento y comprensión. El gobernador demostró que los manifestantes solo querían ser escuchados y atendidos, ese simple pero significativo acto que otros políticos hubieran pasado por alto y evadido, dio paso a que los muchachos levantaran su manifestación y huelga de hambre.

La filosofía de la 4T, del todo nuevo, del llegando y haciendo y de estar cerca de los ciudadanos está marcando su sello en Puebla. Habrá que esperar los primeros 100 días y más adelante ver si toda esta enjundia mostrada hasta el momento se mantiene los 5 años y medio de la administración estatal morenista.

Cohesión y unidad para Morena

Erick Cotoñeto Carmona sigue haciendo su encomienda en Morena y por eso mismo sigue ganando bonos por su labor partidista. Para cumplir con el encargo justo ahora está concentrado en lograr la cohesión de los simpatizantes y militantes a fin de lograr la unidad al interior del partido de cara a los futuros procesos electorales.

La realidad que vivió el partido el pasado 2 de junio en la elección en la que resultó electo el gobernador Miguel Barbosa, también reveló que la fuerza del partido lopezobradorista en la zona metropolitana y particularmente en la capital de Puebla, ha caído. No aceptar tal realidad que es natural para un partido en el poder, sería un error y por eso el ex diputado local mantiene tareas que logren superar esos atorones al interior de Morena.

Aunque algunos morenistas han comenzado a ver a Cotoñeto Carmona como el natural dirigente del partido ante la proximidad del proceso de elección programado para septiembre, Erick ha rechazó que su chamba esté centrada en obtener la presidencia del partido Morena. ¡Ya se verá!

Como es costumbre, le recuerdo que tenemos abierto el changarro las 24 horas. Si quiere compartir chismes, ocurrencias y uno que otro tip, siempre son bienvenidos en Twitter @ferabrajan1 y en fabrajan@hotmail.com

La primera quincena del gobierno de Luis Miguel Barbosa tiene un balance positivo en su equipo y primer círculo de influencia. En 15 días hay valoraciones que resaltan que puso el ejemplo a otras y otros políticos de cómo hacer las cosas. Sin duda la estrellita en la frente fue por iniciar el diálogo directo con los ciudadanos, acción que le sirvió para echarse a la bolsa al respetable.

Al realizar el recuento de las 2 semanas de gestión estatal se resalta el mensaje de que la seguridad es y será prioridad para la gestión morenista y eso quedó asentado en los convenios firmados con los alcaldes de Ajalpan, Tehuacán y Tepeaca. Sumado a ello, el mismo Ejecutivo ordenó -días antes- el ingresó la Guardia Nacional a Texmelucan a fin de poner orden en ese ayuntamiento que está a merced del crimen. El hecho que fue tomando como un respaldo de esferas superiores.

Tras los linchamientos en Cohuecan y Tepexco, cualquier otro gobernador hubiera guardado silencio, hubiera ordenado detener a los responsables y ni por error hubiera acudido a tal escenario del crimen, sin embargo consiente de sus ofrecimientos y compromisos, así como del peso político y mediático de sus acciones ante tal circunstancia, el gobernador tomó la decisión que ir y enfrentar la realidad de donde al final salió con un arqueo a favor.

Otro punto a favor en el balance es la implementación de los “martes ciudadanos” en donde el mismo mandatario escucha y dialoga con los ciudadanos. Tan solo en el segundo ejercicio de esta semana quedó claro que ya se corrió la voz y fue tal la demanda de las y los camoteros, que el mandatario extendió 2 horas más la atención al público.

En más de la política doméstica reflejada hasta hoy, no puede pasarse por alto que el acercamiento de Miguel Barbosa con los jóvenes en plantón en el zócalo no solo fue tomando un acto de empatía, sino de sensibilidad, entendimiento y comprensión. El gobernador demostró que los manifestantes solo querían ser escuchados y atendidos, ese simple pero significativo acto que otros políticos hubieran pasado por alto y evadido, dio paso a que los muchachos levantaran su manifestación y huelga de hambre.

La filosofía de la 4T, del todo nuevo, del llegando y haciendo y de estar cerca de los ciudadanos está marcando su sello en Puebla. Habrá que esperar los primeros 100 días y más adelante ver si toda esta enjundia mostrada hasta el momento se mantiene los 5 años y medio de la administración estatal morenista.

Cohesión y unidad para Morena

Erick Cotoñeto Carmona sigue haciendo su encomienda en Morena y por eso mismo sigue ganando bonos por su labor partidista. Para cumplir con el encargo justo ahora está concentrado en lograr la cohesión de los simpatizantes y militantes a fin de lograr la unidad al interior del partido de cara a los futuros procesos electorales.

La realidad que vivió el partido el pasado 2 de junio en la elección en la que resultó electo el gobernador Miguel Barbosa, también reveló que la fuerza del partido lopezobradorista en la zona metropolitana y particularmente en la capital de Puebla, ha caído. No aceptar tal realidad que es natural para un partido en el poder, sería un error y por eso el ex diputado local mantiene tareas que logren superar esos atorones al interior de Morena.

Aunque algunos morenistas han comenzado a ver a Cotoñeto Carmona como el natural dirigente del partido ante la proximidad del proceso de elección programado para septiembre, Erick ha rechazó que su chamba esté centrada en obtener la presidencia del partido Morena. ¡Ya se verá!

Como es costumbre, le recuerdo que tenemos abierto el changarro las 24 horas. Si quiere compartir chismes, ocurrencias y uno que otro tip, siempre son bienvenidos en Twitter @ferabrajan1 y en fabrajan@hotmail.com

jueves 05 de diciembre de 2019

El run-run de Carrancá

jueves 28 de noviembre de 2019

Bandas de grueso calibre

jueves 21 de noviembre de 2019

Castigos en tiempos de la 4T

jueves 07 de noviembre de 2019

¡Habemus ombusman!

jueves 24 de octubre de 2019

Ganó Jesús Zaldívar, pero…

jueves 17 de octubre de 2019

Reversa al tarifazo

jueves 03 de octubre de 2019

Inviable aumentar pasaje justo ahora

jueves 26 de septiembre de 2019

Urge voluntad para reestructurar el transporte

jueves 12 de septiembre de 2019

¡¡¡Siéntese señor!!!

Cargar Más