/ martes 20 de julio de 2021

Nos salen debiendo

El proceso electoral se debe convertir en una auténtica fiesta democrática, en donde existan las condiciones para dar certeza a la ciudadanía de que su voto será cuidado y respetado; a los funcionarios de casilla, la seguridad de que recibirán la paquetería electoral en tiempo y forma y a los partidos políticos, las garantías de un proceso transparente.

Sin embargo, la participación del Instituto Electoral del Estado de Puebla en la pasada contienda electoral dejó mucho que desear y como dirigente del Partido Acción Nacional me atrevo a señalar que nos salió debiendo; y no es para menos, las irregularidades fueron la constante en todo el proceso, desde el registro de nuestras candidatas y candidatos, en donde se extravió documentación importante, como decenas de constancias de vecindad, que al cuarto para la hora tuvieron que presentarse nuevamente, hasta la aprobación tardía del registro de las planillas.

El 5 de junio, a las 23:00 horas, un día antes de la jornada electoral, lo señalé en mis redes sociales con toda claridad: “Me parece inadmisible que en distritos de la capital no haya llegado la paquetería electoral… Si así estamos en la ciudad, no quiero ni imaginarme cómo están en el interior del estado. Totalmente rebasada la autoridad electoral”.

En el caso de San Martín Texmelucan, el proceso resultó muy atropellado y carente de legitimidad, desde el día de la jornada electoral hubo inconsistencias en el PREP, además de la manipulación de la paquetería; por lo que en el PAN nos vimos en la necesidad de impugnar el resultado que le dio un triunfo ficticio a la morenista Norma Layón.

Asimismo, mientras se efectuaba un recuento de la paquetería del distrito 9 local, la autoridad electoral amenazó con suspender una sesión que debería ser permanente. Tuvimos que alzar la voz con nuestros representantes y ante los medios de comunicación para que continuara como lo marca la ley. La victoria en ese distrito fue para la panista Mónica Rodríguez Della Vecchia y seguiremos defendiendo su triunfo.

El 8 de junio, mientras se estaba llevando el cómputo y escrutinio de las actas, el Instituto Electoral del Estado notificó que se suspendían las mesas de trabajo de los Consejos Distritales y Municipales para actualizar el sistema de captura de los resultados electorales. Ya sólo faltaba que saliera Manuel Bartlett a decir que se les había caído el sistema.

No podemos permitir estas inconsistencias en el 2024, necesitamos garantizar que las elecciones locales serán pulcras y transparentes. Hago un llamado al Instituto Electoral del Estado de Puebla a efectuar un autoanálisis que les permita reinventarse y no cometer los mismos errores que empañan la legitimidad del proceso; de lo contrario, el PAN está muy a tiempo de solicitarle al INE que en el caso de Puebla, atraiga toda la elección.

Dirigente estatal del PAN.

El proceso electoral se debe convertir en una auténtica fiesta democrática, en donde existan las condiciones para dar certeza a la ciudadanía de que su voto será cuidado y respetado; a los funcionarios de casilla, la seguridad de que recibirán la paquetería electoral en tiempo y forma y a los partidos políticos, las garantías de un proceso transparente.

Sin embargo, la participación del Instituto Electoral del Estado de Puebla en la pasada contienda electoral dejó mucho que desear y como dirigente del Partido Acción Nacional me atrevo a señalar que nos salió debiendo; y no es para menos, las irregularidades fueron la constante en todo el proceso, desde el registro de nuestras candidatas y candidatos, en donde se extravió documentación importante, como decenas de constancias de vecindad, que al cuarto para la hora tuvieron que presentarse nuevamente, hasta la aprobación tardía del registro de las planillas.

El 5 de junio, a las 23:00 horas, un día antes de la jornada electoral, lo señalé en mis redes sociales con toda claridad: “Me parece inadmisible que en distritos de la capital no haya llegado la paquetería electoral… Si así estamos en la ciudad, no quiero ni imaginarme cómo están en el interior del estado. Totalmente rebasada la autoridad electoral”.

En el caso de San Martín Texmelucan, el proceso resultó muy atropellado y carente de legitimidad, desde el día de la jornada electoral hubo inconsistencias en el PREP, además de la manipulación de la paquetería; por lo que en el PAN nos vimos en la necesidad de impugnar el resultado que le dio un triunfo ficticio a la morenista Norma Layón.

Asimismo, mientras se efectuaba un recuento de la paquetería del distrito 9 local, la autoridad electoral amenazó con suspender una sesión que debería ser permanente. Tuvimos que alzar la voz con nuestros representantes y ante los medios de comunicación para que continuara como lo marca la ley. La victoria en ese distrito fue para la panista Mónica Rodríguez Della Vecchia y seguiremos defendiendo su triunfo.

El 8 de junio, mientras se estaba llevando el cómputo y escrutinio de las actas, el Instituto Electoral del Estado notificó que se suspendían las mesas de trabajo de los Consejos Distritales y Municipales para actualizar el sistema de captura de los resultados electorales. Ya sólo faltaba que saliera Manuel Bartlett a decir que se les había caído el sistema.

No podemos permitir estas inconsistencias en el 2024, necesitamos garantizar que las elecciones locales serán pulcras y transparentes. Hago un llamado al Instituto Electoral del Estado de Puebla a efectuar un autoanálisis que les permita reinventarse y no cometer los mismos errores que empañan la legitimidad del proceso; de lo contrario, el PAN está muy a tiempo de solicitarle al INE que en el caso de Puebla, atraiga toda la elección.

Dirigente estatal del PAN.

ÚLTIMASCOLUMNAS