/ martes 19 de octubre de 2021

Octubre rosa: unidas contra el cáncer de mama

Cada 19 de octubre nos unimos en una misma voz para hacer un fuerte llamado para prevenir el cáncer de mama, un padecimiento que lamentablemente cada año cobra cientos de vidas en nuestro país. En este Octubre Rosa, debemos estar unidas contra el cáncer de mama, porque es tiempo de las mujeres, de cuidarnos y protegernos.

Lamentablemente el cáncer de mama ha dejado de ser atendido ante las nuevas políticas públicas establecidas por el Gobierno Federal. De acuerdo al INEGI, en 2020, fallecieron 7 mil 880 personas por cáncer de mama en México, situación que claramente se agravó con la pandemia por Covid - 19 y la falta de medicamentos, lo cual se suma a la detección tardía que se realiza en gran parte de los casos.

En México, este padecimiento representa la primera causa de muerte por cáncer en las mujeres, lamentablemente en los últimos años, el número de muertes causadas por esta enfermedad ha aumentado de forma alarmante, principalmente, por el retraso en el inicio del tratamiento.

Tan solo durante 2019 se registraron 15 mil 286 nuevos casos de cáncer de mama en la población de 20 años y más. De estos, 167 corresponden a hombres y 15 mil 119 a mujeres. La tasa de incidencia de tumor maligno de mama a nivel nacional es de 18.55 casos nuevos por cada 100 mil.

De manera histórica las mujeres solemos preocupamos por la familia, el trabajo, los amigos; por todos, menos por nosotras, de ahí la importancia de generar conciencia sobre lo trascendental que es prevenir y cuidar nuestra salud.

Como mujer y madre creo que la lucha contra el cáncer de mama debe ser causa de todos por igual, porque si de algo estoy convencida es que la atención oportuna, es la mejor apuesta que podemos hacer para cuidarnos.

Desde la trinchera en la que nos encontremos, impulsemos la prevención, aprendamos a conocer nuestro cuerpo y amarlo; a no tener pena para autoexplorarnos, y así detectar cualquier irregularidad y poder tomar medidas al respecto.

Mi admiración a todas aquellas guerreras que han enfrentado con valentía este padecimiento, su fuerza y ganas de salir adelante, nos contagian su amor a la vida.

Hoy más que nunca cuídate, explórate y tócate.


Cada 19 de octubre nos unimos en una misma voz para hacer un fuerte llamado para prevenir el cáncer de mama, un padecimiento que lamentablemente cada año cobra cientos de vidas en nuestro país. En este Octubre Rosa, debemos estar unidas contra el cáncer de mama, porque es tiempo de las mujeres, de cuidarnos y protegernos.

Lamentablemente el cáncer de mama ha dejado de ser atendido ante las nuevas políticas públicas establecidas por el Gobierno Federal. De acuerdo al INEGI, en 2020, fallecieron 7 mil 880 personas por cáncer de mama en México, situación que claramente se agravó con la pandemia por Covid - 19 y la falta de medicamentos, lo cual se suma a la detección tardía que se realiza en gran parte de los casos.

En México, este padecimiento representa la primera causa de muerte por cáncer en las mujeres, lamentablemente en los últimos años, el número de muertes causadas por esta enfermedad ha aumentado de forma alarmante, principalmente, por el retraso en el inicio del tratamiento.

Tan solo durante 2019 se registraron 15 mil 286 nuevos casos de cáncer de mama en la población de 20 años y más. De estos, 167 corresponden a hombres y 15 mil 119 a mujeres. La tasa de incidencia de tumor maligno de mama a nivel nacional es de 18.55 casos nuevos por cada 100 mil.

De manera histórica las mujeres solemos preocupamos por la familia, el trabajo, los amigos; por todos, menos por nosotras, de ahí la importancia de generar conciencia sobre lo trascendental que es prevenir y cuidar nuestra salud.

Como mujer y madre creo que la lucha contra el cáncer de mama debe ser causa de todos por igual, porque si de algo estoy convencida es que la atención oportuna, es la mejor apuesta que podemos hacer para cuidarnos.

Desde la trinchera en la que nos encontremos, impulsemos la prevención, aprendamos a conocer nuestro cuerpo y amarlo; a no tener pena para autoexplorarnos, y así detectar cualquier irregularidad y poder tomar medidas al respecto.

Mi admiración a todas aquellas guerreras que han enfrentado con valentía este padecimiento, su fuerza y ganas de salir adelante, nos contagian su amor a la vida.

Hoy más que nunca cuídate, explórate y tócate.