/ miércoles 9 de diciembre de 2020

Pemex, se asume, quebrada

Los proveedores que en las últimas dos semanas han tenido la suerte de que les contesten en la Torre de Pemex en la Ciudad de México en las oficinas del director de Finanzas, Alberto Velázquez; o en la de Administración, con Manuel Herrería; han recibido la misma respuesta: debo no niego, pago, no tengo. No hay dinero para pagar nada de lo que se haya hecho durante este año, no hay manera o forma alguna de que al menos en lo que queda de 2021 haya una nueva serie de pagos, los últimos, a algunos contratos, se los hicieron en septiembre y ya.

Bancos que estaban trabajando con los proveedores de Pemex en el factoraje de sus cuentas se han retirado del negocio porque Pemex no les paga, hablamos de instituciones que han dejado pasar facturas con Pemex, según los empresarios, los bancos, de manera amable, han declinado seguir haciendo negocios. No son cualquier banco, hablamos de Santader, Banorte, Citibanamex, BBVA, que estaban operando con los clientes de toda la vida y ahora declinan participar.

No importa que se tengan las facturas emitidas por el sistema de Pemex, que estén dentro de la Codificación de Pagos y Descuentos (Copade) el caso es el mismo: no hay dinero para pagarles.

La empresa productiva del Estado, Petróleos Mexicanos, se asume como una empresa que, en este momento, está prácticamente quebrada y aunque reconoce los adeudos con los proveedores pues no les va a pagar.

A los empresarios les dicen la realidad: no hay dinero porque todo el recurso se va a la construcción de la refinería de Dos Bocas, no se puede planear nada porque no hay recursos.

El tamaño de la crisis es tan grande que este año es la primera vez que no se hace mantenimiento alguno a la infraestructura de la petrolera, es más, ni siquiera se hizo una libranza en todo Pemex Exploración y Producción.

La libranza, vale la pena recordarlo, es una desviación que se hace para sustituir de manera temporal un ducto al que se le hace mantenimiento preventivo o correctivo.

El caso este año no se hizo ninguna por falta de dinero.

No se hizo el trabajo en Pemex Transformación Industrial y no se hizo en Pemex Exploración y Producción; la petrolera esta parada en una bomba de tiempo.

BUZOS

1. En la refinería de Dos Bocas las cosas van caminando. El desastre que dejó Grupo Hosto y por supuesto lo que dejó botado KBR lo arreglará, de acuerdo con la secretaria de Energía, Rocío Nahle, una empresa que se llama IDINSA para hacerse cargo del contrato, por cierto, con esa empresa va otra asociada que se llama Proyecta, aunque la primera es la titular del contrato. Hasta ahora, siguen terminando la ingeniería del proyecto y luego, en unas semanas más, firmarán la ejecución, retomando el contrato que se tenía en marcha.

2. Una buena noticia para la agenda de la eficiencia energética, y para los recibos de luz del IMSS en particular, es el ahorro de hasta 40 por ciento que va a lograr servicio de impresión y consumibles en diversas delegaciones del país de la institución. El instituto imprime poco más de 460 millones de recetas médicas y análisis por año, más los trámites administrativos, y el ahorro es logrado por la mexicana SourceToner de México, de Itzae Gómez Rosette, que mantiene alianzas con fabricantes como HP, Samsung, Okidata, Kyocera y Lenovo, entre otras.

Los proveedores que en las últimas dos semanas han tenido la suerte de que les contesten en la Torre de Pemex en la Ciudad de México en las oficinas del director de Finanzas, Alberto Velázquez; o en la de Administración, con Manuel Herrería; han recibido la misma respuesta: debo no niego, pago, no tengo. No hay dinero para pagar nada de lo que se haya hecho durante este año, no hay manera o forma alguna de que al menos en lo que queda de 2021 haya una nueva serie de pagos, los últimos, a algunos contratos, se los hicieron en septiembre y ya.

Bancos que estaban trabajando con los proveedores de Pemex en el factoraje de sus cuentas se han retirado del negocio porque Pemex no les paga, hablamos de instituciones que han dejado pasar facturas con Pemex, según los empresarios, los bancos, de manera amable, han declinado seguir haciendo negocios. No son cualquier banco, hablamos de Santader, Banorte, Citibanamex, BBVA, que estaban operando con los clientes de toda la vida y ahora declinan participar.

No importa que se tengan las facturas emitidas por el sistema de Pemex, que estén dentro de la Codificación de Pagos y Descuentos (Copade) el caso es el mismo: no hay dinero para pagarles.

La empresa productiva del Estado, Petróleos Mexicanos, se asume como una empresa que, en este momento, está prácticamente quebrada y aunque reconoce los adeudos con los proveedores pues no les va a pagar.

A los empresarios les dicen la realidad: no hay dinero porque todo el recurso se va a la construcción de la refinería de Dos Bocas, no se puede planear nada porque no hay recursos.

El tamaño de la crisis es tan grande que este año es la primera vez que no se hace mantenimiento alguno a la infraestructura de la petrolera, es más, ni siquiera se hizo una libranza en todo Pemex Exploración y Producción.

La libranza, vale la pena recordarlo, es una desviación que se hace para sustituir de manera temporal un ducto al que se le hace mantenimiento preventivo o correctivo.

El caso este año no se hizo ninguna por falta de dinero.

No se hizo el trabajo en Pemex Transformación Industrial y no se hizo en Pemex Exploración y Producción; la petrolera esta parada en una bomba de tiempo.

BUZOS

1. En la refinería de Dos Bocas las cosas van caminando. El desastre que dejó Grupo Hosto y por supuesto lo que dejó botado KBR lo arreglará, de acuerdo con la secretaria de Energía, Rocío Nahle, una empresa que se llama IDINSA para hacerse cargo del contrato, por cierto, con esa empresa va otra asociada que se llama Proyecta, aunque la primera es la titular del contrato. Hasta ahora, siguen terminando la ingeniería del proyecto y luego, en unas semanas más, firmarán la ejecución, retomando el contrato que se tenía en marcha.

2. Una buena noticia para la agenda de la eficiencia energética, y para los recibos de luz del IMSS en particular, es el ahorro de hasta 40 por ciento que va a lograr servicio de impresión y consumibles en diversas delegaciones del país de la institución. El instituto imprime poco más de 460 millones de recetas médicas y análisis por año, más los trámites administrativos, y el ahorro es logrado por la mexicana SourceToner de México, de Itzae Gómez Rosette, que mantiene alianzas con fabricantes como HP, Samsung, Okidata, Kyocera y Lenovo, entre otras.

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 07 de abril de 2021

El costoso miedo a AMLO

Luis Carriles

miércoles 24 de febrero de 2021

#LeyCombustóleo

Luis Carriles

miércoles 20 de enero de 2021

Braskem demanda a Pemex

Luis Carriles

miércoles 06 de enero de 2021

CFE miente y Pemex se quema

Luis Carriles

miércoles 30 de diciembre de 2020

Las chicanadas de Sener

Luis Carriles

miércoles 09 de diciembre de 2020

Pemex, se asume, quebrada

Luis Carriles

miércoles 25 de noviembre de 2020

Pemex no quiere pagar aguinaldos

Luis Carriles

Cargar Más