/ viernes 16 de octubre de 2020

Pobre democracia

El año 2021 será pésimo para las finanzas públicas del país, en especial para los estados y los municipios. La próxima semana se aprobará el Presupuesto de Egresos de la federación, en el cual Puebla tendrá una reducción más severa de lo que se estimó en septiembre pasado, cuando fue enviado al Congreso

Hay hechos contundentes que confirman que la federación no ve a la poblana como una entidad importante en los proyectos de la Cuarta Transformación.

No la contempló dentro los 39 de infraestructura y energía que llevará a cabo con el sector privado; las medicinas para los tratamientos contra el cáncer no llegan al estado, como explicó esta semana el secretario de Salud; y se redujeron drásticamente recursos federales para la Seguridad Pública.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha visitado el estado, pero fundamentalmente para revisar los proyectos federales, en especial los que tienen que ver con la reconstrucción por los daños ocasionados por los sismos de 2017.

El mismo gobernador, Miguel Barbosa Huerta, elevó la voz más de uno vez, no sólo para respaldar al presidente, cuando otros evitan hacerlo, el poblano pide y reclama la falta de respaldo federal.

Ha dicho públicamente que no ha recibido apoyo suficiente para atender la pandemia del Coronavirus y que no hay recursos suficientes para proyectos de infraestructura en la entidad.

El próximo año habrá una reducción drástica del presupuesto para Puebla y sus municipios. Las transferencias que llegaron en los tres últimos sexenios serán recortadas y cuando manden recursos serán aplicados por los delegados federales, por ejemplo, los programas sociales.

El próximo año será dramáticamente difícil para las finanzas públicas de Puebla y una decisión derivada de ello es la centralización de los salarios y gasto de las dependencias y organismos autónomos, como establece la propuesta de presupuesto estatal para 2021.

Todo en un año electoral, en lo que desde hoy puede considerarse será una pobre democracia.

De las anécdotas que se cuentan

De repente, la fortuna de Christian Macip Rodríguez dio un giro inesperado.

Había financiado hasta estos momentos su incorporación a la política y la sociedad poblana en dos pilares: 1) el nuevo partido de la Maestra Elba Esther Gordillo —Redes Sociales Progresistas (RSP) que preside formalmente en Puebla, Ramón Fernández Solana—; y 2) en el patrimonio de su familia política, los Larrea.

Sin embargo, en los últimos días ambas bases sociales y financieras se han cerrado para él.

A pesar del registro de RSP otorgado el miércoles pasado por el Tribunal Electoral ha perdido la confianza de los dirigentes; y su esposa Elena, una importante influencer local, con 115 mil seguidores en Instagram y Facebook, cerró sus cuentas por las críticas a Macip en las redes sociales.

Las dificultades de transitar de un perfil tradicionalmente bajo con el que ha operado Christian- primero para Mario Marín y después para Manlio Fabio Beltrones- a uno público, buscando dirigir un partido político e incursionar personalmente en temas electorales, no es nada fácil.

Macip ya se dio cuenta de ello, y sus causas y deudas se han acumulado y están por vencerse.

Con el registro del partido de la maestra, los marinistas en el estado tendrán una plataforma, pero no será Macip su representante. Por su parte los empresarios que confiaron en Christian Macip para abrir un frente para hacer política al margen del gobierno de Miguel Barbosa Huerta e incluso en el ámbito federal, verán como se les cierran las puertas. La mala fortuna lo acompaña.

fcrisanto00@yahoo.com.mx

Twitter @fercrisanto

Facebook: Fernando Alberto Crisanto

El año 2021 será pésimo para las finanzas públicas del país, en especial para los estados y los municipios. La próxima semana se aprobará el Presupuesto de Egresos de la federación, en el cual Puebla tendrá una reducción más severa de lo que se estimó en septiembre pasado, cuando fue enviado al Congreso

Hay hechos contundentes que confirman que la federación no ve a la poblana como una entidad importante en los proyectos de la Cuarta Transformación.

No la contempló dentro los 39 de infraestructura y energía que llevará a cabo con el sector privado; las medicinas para los tratamientos contra el cáncer no llegan al estado, como explicó esta semana el secretario de Salud; y se redujeron drásticamente recursos federales para la Seguridad Pública.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha visitado el estado, pero fundamentalmente para revisar los proyectos federales, en especial los que tienen que ver con la reconstrucción por los daños ocasionados por los sismos de 2017.

El mismo gobernador, Miguel Barbosa Huerta, elevó la voz más de uno vez, no sólo para respaldar al presidente, cuando otros evitan hacerlo, el poblano pide y reclama la falta de respaldo federal.

Ha dicho públicamente que no ha recibido apoyo suficiente para atender la pandemia del Coronavirus y que no hay recursos suficientes para proyectos de infraestructura en la entidad.

El próximo año habrá una reducción drástica del presupuesto para Puebla y sus municipios. Las transferencias que llegaron en los tres últimos sexenios serán recortadas y cuando manden recursos serán aplicados por los delegados federales, por ejemplo, los programas sociales.

El próximo año será dramáticamente difícil para las finanzas públicas de Puebla y una decisión derivada de ello es la centralización de los salarios y gasto de las dependencias y organismos autónomos, como establece la propuesta de presupuesto estatal para 2021.

Todo en un año electoral, en lo que desde hoy puede considerarse será una pobre democracia.

De las anécdotas que se cuentan

De repente, la fortuna de Christian Macip Rodríguez dio un giro inesperado.

Había financiado hasta estos momentos su incorporación a la política y la sociedad poblana en dos pilares: 1) el nuevo partido de la Maestra Elba Esther Gordillo —Redes Sociales Progresistas (RSP) que preside formalmente en Puebla, Ramón Fernández Solana—; y 2) en el patrimonio de su familia política, los Larrea.

Sin embargo, en los últimos días ambas bases sociales y financieras se han cerrado para él.

A pesar del registro de RSP otorgado el miércoles pasado por el Tribunal Electoral ha perdido la confianza de los dirigentes; y su esposa Elena, una importante influencer local, con 115 mil seguidores en Instagram y Facebook, cerró sus cuentas por las críticas a Macip en las redes sociales.

Las dificultades de transitar de un perfil tradicionalmente bajo con el que ha operado Christian- primero para Mario Marín y después para Manlio Fabio Beltrones- a uno público, buscando dirigir un partido político e incursionar personalmente en temas electorales, no es nada fácil.

Macip ya se dio cuenta de ello, y sus causas y deudas se han acumulado y están por vencerse.

Con el registro del partido de la maestra, los marinistas en el estado tendrán una plataforma, pero no será Macip su representante. Por su parte los empresarios que confiaron en Christian Macip para abrir un frente para hacer política al margen del gobierno de Miguel Barbosa Huerta e incluso en el ámbito federal, verán como se les cierran las puertas. La mala fortuna lo acompaña.

fcrisanto00@yahoo.com.mx

Twitter @fercrisanto

Facebook: Fernando Alberto Crisanto

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 30 de octubre de 2020

El PRI, tercera fuerza

Fernando Crisanto

viernes 23 de octubre de 2020

¿Dónde está el PAN?

Fernando Crisanto

viernes 16 de octubre de 2020

Pobre democracia

Fernando Crisanto

viernes 09 de octubre de 2020

Relaciones tóxicas

Fernando Crisanto

viernes 02 de octubre de 2020

Quieren el PRI

Fernando Crisanto

viernes 25 de septiembre de 2020

Una guerra sin cuartel

Fernando Crisanto

viernes 18 de septiembre de 2020

Dante y sus coqueteos

Fernando Crisanto

viernes 11 de septiembre de 2020

Los uniformes chiapanecos

Fernando Crisanto

viernes 28 de agosto de 2020

Entre Tuxtla y Boston

Fernando Crisanto

Cargar Más