/ jueves 11 de abril de 2019

¡¡¡Por fin llegó la Alerta de Género!!!

Y después de varios años, por fin llegó a Puebla la tan esperada, exigida, reclamada y demandada Alerta de Violencia de Género que busca ser un instrumento más para frenar los feminicidios en la entidad, sin embargo estos delitos no se terminarán por un simple decreto.

Tuvieron que cambiar los gobiernos tanto federal como estatal para que llegara la voluntad política de declarar la Alerta de Violencia de Género para Puebla, una entidad que figura en los primeros lugares nacionales por la cantidad de asesinatos de mujeres.

Luego de las trágicas historias de crímenes contra féminas en todo el territorio poblano, varias agrupaciones civiles, colectivos de mujeres, académicas y estudiantes reclamaron sin cesar la citada alerta. También las madres y padres de familia cuyas hijas fueron asesinadas se sumaron a la exigencia pese a que tal declaratoria no les devolvería la vida a sus amadas hijas, sin embargo las gestiones gubernamentales de Enrique Peña Nieto y las estatales de Rafael Moreno Valle y de Antonio Gali simple y sencillamente ignoraron los reclamos porque era un “tache político” a sus administraciones.

Los gobiernos mencionados fueron indolentes a las cifras rojas de asesinatos de mujeres, mostraron oídos sordos a las demandas de seguridad y sus acciones para proteger las vidas de ellas fueron insuficientes.

Hoy que las condiciones políticas son distintas con un gobierno federal de izquierda con pensamiento de avanzada y en el caso de Puebla que tiene un gobierno interino abierto al diálogo y construcción de acuerdos, es como llega la Alerta de Violencia de Género aplicable a los 50 municipios más riesgosos en el estado, incluyendo la capital.

Como en otras ocasiones aquí se ha dicho, la Alerta de Violencia de Género no es un escudo que protegerá a las mujeres en automático. Es mentira que por una simple declaración de alerta se terminarán los feminicidios. No, eso no pasará; pero tal declaratoria sí obligará al gobierno local y a toda la sociedad a ir construyendo a marchas forzadas las bases para que desde los hogares, en las familias, en las escuelas, en los clubes, en centros de trabajo y en las calles haya respeto, cuidado y protección a las mujeres que son nuestras madres, nuestras hijas, nuestras esposas, nuestras hermanas, sobrinas, ahijadas y seres amados que queremos que puedan vivir libres y seguras.


¡¡¡Audios que nos dejaron fríos!!!

¡Cuánta asquerosidad puede verse en la política camotera! Nuevamente queda al descubierto que la ambición por el poder no tiene límites, desconoce el pudor y tampoco respeta ni la vida de sus semejantes.

Los audio escándalos revelados en los que “figuras” políticas poblanas desean y hablan de la muerte de un candidato han dejado fríos y boquiabiertos a los poblanos.

¿Qué puede tener en la mente una persona que se atreve a hablar y maquinar la muerte de otro ser humano?, ¿Cómo puede llegar a dormir a su casa, bajo el mismo techo con su familia; después de haber confabulado -aunque sea de broma- con otras “personas” sobre la muerte de su oponente político?, ¿Qué valores puede tener alguien si tiene el atrevimiento de fraguar como hacerle daño a otro?

Por más que se busque una razón tratando de entender a esos frustrados seres humanos que fueron grabados cuando hablaban de la muerte del candidato a gobernador Miguel Barbosa, simplemente no hay justificación. Lo que sí es un hecho es que la premeditación para privar de la vida a alguien puede ser considerada un delito de tentativa de homicidio, pero ese ya será un tema de los abogados.

¡¡¡Que fácil es gastarse el dinero que no es suyo!!!

Esa es la respuesta más lógica de los electores poblanos que han sido cuestionados sobre el costo de 9.3 millones de pesos que tendrá organizar un solo debate entre los 3 candidatos a la gubernatura de Puebla. Solo como referencia hay que recordar que el primer debate entre los presidenciables en 2018 costó 12 mdp y se entiende la magnitud del gasto por la relevancia y tamaño del ejercicio para todo el país y que ese 22 de abril fue visto solo por 7 millones de mexicanos.

Ahora bien para el caso del debate camotero en donde el despliegue técnico y operativo sí implica erogaciones pero que no será visto ni por 1 millón de poblanos, no puede compararse con el presidencial y por ello la lógica dice que el costo no puede ser superior ni aunque se le sume el índice inflacionario. ¡No cabe dudad que lo que no les cuesta, se les hace fiesta!


Como es costumbre, le recuerdo que tenemos abierto el changarro las 24 horas. Si quiere compartir chismes, ocurrencias y uno que otro tip, siempre son bienvenidos en Twitter @ferabrajan1 y en fabrajan@hotmail.com

Y después de varios años, por fin llegó a Puebla la tan esperada, exigida, reclamada y demandada Alerta de Violencia de Género que busca ser un instrumento más para frenar los feminicidios en la entidad, sin embargo estos delitos no se terminarán por un simple decreto.

Tuvieron que cambiar los gobiernos tanto federal como estatal para que llegara la voluntad política de declarar la Alerta de Violencia de Género para Puebla, una entidad que figura en los primeros lugares nacionales por la cantidad de asesinatos de mujeres.

Luego de las trágicas historias de crímenes contra féminas en todo el territorio poblano, varias agrupaciones civiles, colectivos de mujeres, académicas y estudiantes reclamaron sin cesar la citada alerta. También las madres y padres de familia cuyas hijas fueron asesinadas se sumaron a la exigencia pese a que tal declaratoria no les devolvería la vida a sus amadas hijas, sin embargo las gestiones gubernamentales de Enrique Peña Nieto y las estatales de Rafael Moreno Valle y de Antonio Gali simple y sencillamente ignoraron los reclamos porque era un “tache político” a sus administraciones.

Los gobiernos mencionados fueron indolentes a las cifras rojas de asesinatos de mujeres, mostraron oídos sordos a las demandas de seguridad y sus acciones para proteger las vidas de ellas fueron insuficientes.

Hoy que las condiciones políticas son distintas con un gobierno federal de izquierda con pensamiento de avanzada y en el caso de Puebla que tiene un gobierno interino abierto al diálogo y construcción de acuerdos, es como llega la Alerta de Violencia de Género aplicable a los 50 municipios más riesgosos en el estado, incluyendo la capital.

Como en otras ocasiones aquí se ha dicho, la Alerta de Violencia de Género no es un escudo que protegerá a las mujeres en automático. Es mentira que por una simple declaración de alerta se terminarán los feminicidios. No, eso no pasará; pero tal declaratoria sí obligará al gobierno local y a toda la sociedad a ir construyendo a marchas forzadas las bases para que desde los hogares, en las familias, en las escuelas, en los clubes, en centros de trabajo y en las calles haya respeto, cuidado y protección a las mujeres que son nuestras madres, nuestras hijas, nuestras esposas, nuestras hermanas, sobrinas, ahijadas y seres amados que queremos que puedan vivir libres y seguras.


¡¡¡Audios que nos dejaron fríos!!!

¡Cuánta asquerosidad puede verse en la política camotera! Nuevamente queda al descubierto que la ambición por el poder no tiene límites, desconoce el pudor y tampoco respeta ni la vida de sus semejantes.

Los audio escándalos revelados en los que “figuras” políticas poblanas desean y hablan de la muerte de un candidato han dejado fríos y boquiabiertos a los poblanos.

¿Qué puede tener en la mente una persona que se atreve a hablar y maquinar la muerte de otro ser humano?, ¿Cómo puede llegar a dormir a su casa, bajo el mismo techo con su familia; después de haber confabulado -aunque sea de broma- con otras “personas” sobre la muerte de su oponente político?, ¿Qué valores puede tener alguien si tiene el atrevimiento de fraguar como hacerle daño a otro?

Por más que se busque una razón tratando de entender a esos frustrados seres humanos que fueron grabados cuando hablaban de la muerte del candidato a gobernador Miguel Barbosa, simplemente no hay justificación. Lo que sí es un hecho es que la premeditación para privar de la vida a alguien puede ser considerada un delito de tentativa de homicidio, pero ese ya será un tema de los abogados.

¡¡¡Que fácil es gastarse el dinero que no es suyo!!!

Esa es la respuesta más lógica de los electores poblanos que han sido cuestionados sobre el costo de 9.3 millones de pesos que tendrá organizar un solo debate entre los 3 candidatos a la gubernatura de Puebla. Solo como referencia hay que recordar que el primer debate entre los presidenciables en 2018 costó 12 mdp y se entiende la magnitud del gasto por la relevancia y tamaño del ejercicio para todo el país y que ese 22 de abril fue visto solo por 7 millones de mexicanos.

Ahora bien para el caso del debate camotero en donde el despliegue técnico y operativo sí implica erogaciones pero que no será visto ni por 1 millón de poblanos, no puede compararse con el presidencial y por ello la lógica dice que el costo no puede ser superior ni aunque se le sume el índice inflacionario. ¡No cabe dudad que lo que no les cuesta, se les hace fiesta!


Como es costumbre, le recuerdo que tenemos abierto el changarro las 24 horas. Si quiere compartir chismes, ocurrencias y uno que otro tip, siempre son bienvenidos en Twitter @ferabrajan1 y en fabrajan@hotmail.com

jueves 22 de agosto de 2019

¿Reventarán asamblea panista I?

jueves 15 de agosto de 2019

Llegando y haciendo

jueves 08 de agosto de 2019

Dilema azul

jueves 01 de agosto de 2019

¡¡¡Tiempos de cambio!!!

jueves 18 de julio de 2019

¡Lo mal hecho da más trabajo!

jueves 11 de julio de 2019

Los bajan antes de llegar a la esquina

jueves 04 de julio de 2019

El reto del pasaje

jueves 27 de junio de 2019

¡Apretar las tuercas morenitas!

jueves 20 de junio de 2019

Cambio de estafeta 1

Cargar Más