/ lunes 12 de octubre de 2020

Practicar el lenguaje en el hogar

El lenguaje es la herramienta que desarrolla todas las prácticas sociales pues permite a los individuos manifestar sus emociones, pensamiento, sentimientos, reflexiones y deseos, en el seno de las sociedades.

Por eso, hablar de prácticas del lenguaje en el hogar tiene lógica cuando la escuela por ahora está cerrada por la pandemia. Si ésta no prepara a sus alumnos para los variados intercambios significativos que los educandos enfrentarán en la vida, el crecimiento integral de los jóvenes de modo general se ve afectado.

La práctica del lenguaje en el hogar, es importante para que el alumno siga en fortalecer sus destrezas de comunicación, para después complementarlas en la escuela.

El problema es saber detonarlas en el hogar articulándolas con los aprendizajes que están recibiendo los educandos por los medios de comunicación en todos los niveles de la educación: preescolar, primaria, secundaria y bachillerato.

La práctica del lenguaje es un reto cognitivo que parece repleto de obviedades, sin embargo, es sorprendente que su explicación en cualquier usuario de la lengua se colme de múltiples dudas.

En las escuelas Normales formadoras de maestros se le dice a los estudiantes que tengan comunicación con sus alumnos con los cuales realizan sus primeras clases de jardines de niños, primarias o secundarias, apliquen sus conocimientos aprendidos en la teoría del lenguaje para que obtengan resultados favorables de prácticas del lenguaje.

La práctica del lenguaje se conecta de modo muy directo con la vida activa de la sociedad, constituye un efecto ideológico, es decir, surgido de un sistema de ideas, creencias, pensamientos, imágenes, conocimientos, sentimientos, actitudes y experiencias de los individuos que se aplican tanto para lograr o impedir, transformaciones sociales.

Una práctica como acciones instrumentales, versa sobre el dominio técnico de la productividad de objetos requeridos por la sociedad ya sea por su utilidad, los objetos requeridos y surgidos en todas las sociedades, o por su disfrute, tal cual las obras artísticas.

Es muy común decir que se aprende con la práctica y desde los puntos de vista. Por otro lado, una práctica siempre se da como una interrelación dinámica entre los objetos o los sujetos en pos de un desarrollo sociocultural personal o comunitario, esto es, con una intención precisa.

La práctica del lenguaje se constituye, siempre como un fenómeno humano. Los animales no practican; obran instintivamente. No someten sus actos a la reflexión sobre los mismos ni a intenciones mayores que satisfacer sus necesidades biológicas para conservar su especie.

En cambio, los seres humanos poseen esquemas cognitivos, ideología y maneras de actuar en las comunidades donde viven, pero sobre todo, poseen sistemas de lenguajes, sin confundir lo que es lenguaje y lo que es una lengua.

Para negociar significaciones, interactuar simbólicamente y realizar conversaciones que los hacen o debían hacerlo, llegar a acuerdos.

La práctica del lenguaje en el hogar, ayuda mucho a los alumnos en sus actividades escolares del aprendizaje y preparándolos para la vida.


Doctor en Educación.

El lenguaje es la herramienta que desarrolla todas las prácticas sociales pues permite a los individuos manifestar sus emociones, pensamiento, sentimientos, reflexiones y deseos, en el seno de las sociedades.

Por eso, hablar de prácticas del lenguaje en el hogar tiene lógica cuando la escuela por ahora está cerrada por la pandemia. Si ésta no prepara a sus alumnos para los variados intercambios significativos que los educandos enfrentarán en la vida, el crecimiento integral de los jóvenes de modo general se ve afectado.

La práctica del lenguaje en el hogar, es importante para que el alumno siga en fortalecer sus destrezas de comunicación, para después complementarlas en la escuela.

El problema es saber detonarlas en el hogar articulándolas con los aprendizajes que están recibiendo los educandos por los medios de comunicación en todos los niveles de la educación: preescolar, primaria, secundaria y bachillerato.

La práctica del lenguaje es un reto cognitivo que parece repleto de obviedades, sin embargo, es sorprendente que su explicación en cualquier usuario de la lengua se colme de múltiples dudas.

En las escuelas Normales formadoras de maestros se le dice a los estudiantes que tengan comunicación con sus alumnos con los cuales realizan sus primeras clases de jardines de niños, primarias o secundarias, apliquen sus conocimientos aprendidos en la teoría del lenguaje para que obtengan resultados favorables de prácticas del lenguaje.

La práctica del lenguaje se conecta de modo muy directo con la vida activa de la sociedad, constituye un efecto ideológico, es decir, surgido de un sistema de ideas, creencias, pensamientos, imágenes, conocimientos, sentimientos, actitudes y experiencias de los individuos que se aplican tanto para lograr o impedir, transformaciones sociales.

Una práctica como acciones instrumentales, versa sobre el dominio técnico de la productividad de objetos requeridos por la sociedad ya sea por su utilidad, los objetos requeridos y surgidos en todas las sociedades, o por su disfrute, tal cual las obras artísticas.

Es muy común decir que se aprende con la práctica y desde los puntos de vista. Por otro lado, una práctica siempre se da como una interrelación dinámica entre los objetos o los sujetos en pos de un desarrollo sociocultural personal o comunitario, esto es, con una intención precisa.

La práctica del lenguaje se constituye, siempre como un fenómeno humano. Los animales no practican; obran instintivamente. No someten sus actos a la reflexión sobre los mismos ni a intenciones mayores que satisfacer sus necesidades biológicas para conservar su especie.

En cambio, los seres humanos poseen esquemas cognitivos, ideología y maneras de actuar en las comunidades donde viven, pero sobre todo, poseen sistemas de lenguajes, sin confundir lo que es lenguaje y lo que es una lengua.

Para negociar significaciones, interactuar simbólicamente y realizar conversaciones que los hacen o debían hacerlo, llegar a acuerdos.

La práctica del lenguaje en el hogar, ayuda mucho a los alumnos en sus actividades escolares del aprendizaje y preparándolos para la vida.


Doctor en Educación.

ÚLTIMASCOLUMNAS
lunes 02 de noviembre de 2020

El bachillerato desde casa

Actualmente los estudiantes de los bachilleratos están tomando sus clases desde sus casas por medio de la televisión, que se transmiten diario las diversas materias y presentan sus tareas - trabajos a sus profesores por medio de las redes sociales. El bachillerato surgió como estudios preparatorios para ingresar a las Escuelas de Altos Estudios; se iniciaron con la creación de la Escuela Nacional Preparatoria en la segunda mitad del siglo XIX, el día 3 de febrero de 1868, y posteriormente durante la época cardenista se crearon los estudios prevocacionales del Instituto Politécnico Nacional. Prácticamente un siglo después ante la polarización social y económica en México y el crecimiento de la demanda educativa se crearon el Colegio de Ciencias y Humanidades, el Colegio de Bachilleres y el Conalep, cada uno con proyectos educativos distintos. En consecuencia y ante la insuficiencia del gobierno para atender a esa demanda así como a falta de un proyecto nacional en la educación media superior, se gestó una gran diversidad en los estudios de bachillerato, con desarrollo desiguales en calidad y hasta en duración de los estudios al tiempo que se le dejó en un serio abandono presupuestal. En ese tenor, el problema no está en la diversidad como riqueza, sino en lo que se espera que sea un bachiller que se incorporara a los estudios de licenciatura y a la sociedad. Es decir, en la actualidad el bachillerato, visto de una manera sencilla, es un nivel educativo en el que habría de consolidarse la educación básica e iniciar la superior y debiera, al mismo tiempo, permitir a sus egresados un adecuado desempeño social, cultural y ciudadano, ya que para un elevado porcentaje de la población en edad de estudiar representa la última oportunidad de escolaridad. Además de la dispersión del nivel educativo, el cual tiene más de 25 subsistemas de distintas dimensiones, estructuras y formas de organización; en consecuencia, se han contabilizado más de 200 planes de estudios inconexos entre ellos. La educación media superior, todavía reconoce momentos críticos en cuanto a cobertura y calidad. Ingresan a los bachilleratos el 55 % de la población estudiantil que proviene de las escuelas secundarias. Se hacen esfuerzos para que mayor número de estudiantes ingresen en este nivel educativo. El bachillerato es el que posee la mayor deserción escolar y quien registra la menor eficiencia terminal y el abandono escolar se debe a factores económicos y a falta de interés por este ciclo educativo, la desmotivación académica y de orientación profesional. En un contexto más allá de nuestro país, a nivel mundial se han impulsado propuestas de cambio en materia educativa, algunas de las cuales han sido incorporadas por los bachilleratos con contenido de programas y proyectos. Algunas de las consideraciones más relevantes de esas propuestas de cambio son, por la situación actual que se está viviendo de la pandemia, diseñar nuevos escenarios sociales de información y de conocimiento que son elementos determinantes para el crecimiento y la transformación. Lo que la sociedad demanda de los bachilleratos no es transmitir gran cantidad de información, sino mejorar la calidad de los mismos; vista como la capacidad de entenderla, procesarla, seleccionarla, organizarla y transformarla en conocimientos. Doctor en Educación.

Abel Ayala Guerrero

lunes 07 de septiembre de 2020

Innovación educativa

Abel Ayala Guerrero

Cargar Más