/ domingo 24 de mayo de 2020

Preparativos para la nueva normalidad y la realidad alterna

Viajar a los lugares de trabajo, a las vacaciones -los que tengan esa posibilidad-, transportarse a las casas de familiares y amigos, ha cambiado radicalmente en el 2020. La educación, la práctica religiosa, la práctica de deportes, incluso los hábitos alimenticios, con algunos alimentos que ya presentan síntomas de escasez, también han cambiado para adoptar una nueva normalidad, así como la manera de hacer proselitismo político.

A pesar de los anuncios oficiales que preparan el regreso presencial de 25.7 millones de niños de nivel básico el 1 de junio, para terminar el ciclo escolar 2019-2020, la realidad es que 17 estados decidieron que no hay tal regreso a las aulas, y los estados que terminarán el ciclo de manera virtual son: Sonora, Jalisco, Guerrero, Sinaloa, Coahuila, Chihuahua, Nuevo León, Tamaulipas, Puebla, Michoacán, Tlaxcala, Querétaro, San Luis Potosí, Aguascalientes, Morelos, Veracruz, Baja California, Hidalgo, Durango, Yucatán, Sonora, Zacatecas, Oaxaca, Baja California, Guanajuato, hasta que haya semáforo verde. Mientras tanto, los maestros comprometidos hacen lo suyo.

En este ámbito, las escuelas privadas -algunas- hacen su agosto cobrando de lo lindo cuotas que van de los $1500 a $4500 o más por niño “por el uso de plataforma” para niveles básicos. No hay que tener mucha imaginación para saber que en la red hay disponibilidad de plataformas gratuitas para no comprar un dominio, o de plano será esa realidad alterna del negocio.

También, a pesar de que haya sana distancia, el uso del transporte público o los centros de reunión van a exigir de mayores cuidados personales, el baño diario, incluido el cabello, el lavado de la ropa, sin corbatas o barba, no sólo el cubrebocas, guantes, caretas, geles, van a inundar los espacios de la nueva normalidad. Bueno, es lo que se exige, pero la realidad alterna evidencia a muchos que todavía creen en el complot internacional y que todo es mentira.

En el plano de la política, no sólo nacional, aún si hubiera semáforo verde, sufrirá la desconfianza de mucha gente en las reuniones y contingentes masivos. Las nuevas formas de hacer proselitismo se imponen pero ¿cómo? Si la política ha sido una práctica masiva y de masificación.

Se avecina el proceso electoral 2020-2021 para elegir diputados federales, 13 gobernadores, diputados federales en 27 estados y elecciones de ayuntamientos en 28 entidades, en total unos tres mil 200 cargos de elección popular. El 6 de junio de 2021 se llevará a cabo la elección más grande de nuestra historia política, pero también la que presentará modalidades peculiares para que los partidos se alleguen de votos. Aún no hay visos de tales cambios, pero la pandemia promete un golpe más a la participación política ciudadana. El uso de urnas electrónicas en algunas casillas de las elecciones de Hidalgo y Coahuila dieron un paso para el voto electrónico, aunque en la realidad alterna no faltará quien ponga en duda un proceso así, no por las medidas de sanitización.

Así como en los alimentos, que por ahora obligaron a las familias a regresar a sus cocinas, el llamado es a consumir más sano, menos azúcar, harinas, grasas saturadas (refrescos, papas fritas, bebidas alcohólicas, pizza, aderezos y salsas altos en grasa saturada, frituras, pan blanco, jugos), la realidad alterna es que muchos optan por lo más fácil sin medir consecuencias futuras. Que el regreso a una nueva normalidad no nos ubique en un realidad alterna, porque sería tanto como engañarnos pretendiendo que no pasa nada. Ya veremos.

*Politóloga, profesora-investigadora. Miembro Fundadora de la AMECIP. Mail: margarita_arguelles@hotmail.com

Viajar a los lugares de trabajo, a las vacaciones -los que tengan esa posibilidad-, transportarse a las casas de familiares y amigos, ha cambiado radicalmente en el 2020. La educación, la práctica religiosa, la práctica de deportes, incluso los hábitos alimenticios, con algunos alimentos que ya presentan síntomas de escasez, también han cambiado para adoptar una nueva normalidad, así como la manera de hacer proselitismo político.

A pesar de los anuncios oficiales que preparan el regreso presencial de 25.7 millones de niños de nivel básico el 1 de junio, para terminar el ciclo escolar 2019-2020, la realidad es que 17 estados decidieron que no hay tal regreso a las aulas, y los estados que terminarán el ciclo de manera virtual son: Sonora, Jalisco, Guerrero, Sinaloa, Coahuila, Chihuahua, Nuevo León, Tamaulipas, Puebla, Michoacán, Tlaxcala, Querétaro, San Luis Potosí, Aguascalientes, Morelos, Veracruz, Baja California, Hidalgo, Durango, Yucatán, Sonora, Zacatecas, Oaxaca, Baja California, Guanajuato, hasta que haya semáforo verde. Mientras tanto, los maestros comprometidos hacen lo suyo.

En este ámbito, las escuelas privadas -algunas- hacen su agosto cobrando de lo lindo cuotas que van de los $1500 a $4500 o más por niño “por el uso de plataforma” para niveles básicos. No hay que tener mucha imaginación para saber que en la red hay disponibilidad de plataformas gratuitas para no comprar un dominio, o de plano será esa realidad alterna del negocio.

También, a pesar de que haya sana distancia, el uso del transporte público o los centros de reunión van a exigir de mayores cuidados personales, el baño diario, incluido el cabello, el lavado de la ropa, sin corbatas o barba, no sólo el cubrebocas, guantes, caretas, geles, van a inundar los espacios de la nueva normalidad. Bueno, es lo que se exige, pero la realidad alterna evidencia a muchos que todavía creen en el complot internacional y que todo es mentira.

En el plano de la política, no sólo nacional, aún si hubiera semáforo verde, sufrirá la desconfianza de mucha gente en las reuniones y contingentes masivos. Las nuevas formas de hacer proselitismo se imponen pero ¿cómo? Si la política ha sido una práctica masiva y de masificación.

Se avecina el proceso electoral 2020-2021 para elegir diputados federales, 13 gobernadores, diputados federales en 27 estados y elecciones de ayuntamientos en 28 entidades, en total unos tres mil 200 cargos de elección popular. El 6 de junio de 2021 se llevará a cabo la elección más grande de nuestra historia política, pero también la que presentará modalidades peculiares para que los partidos se alleguen de votos. Aún no hay visos de tales cambios, pero la pandemia promete un golpe más a la participación política ciudadana. El uso de urnas electrónicas en algunas casillas de las elecciones de Hidalgo y Coahuila dieron un paso para el voto electrónico, aunque en la realidad alterna no faltará quien ponga en duda un proceso así, no por las medidas de sanitización.

Así como en los alimentos, que por ahora obligaron a las familias a regresar a sus cocinas, el llamado es a consumir más sano, menos azúcar, harinas, grasas saturadas (refrescos, papas fritas, bebidas alcohólicas, pizza, aderezos y salsas altos en grasa saturada, frituras, pan blanco, jugos), la realidad alterna es que muchos optan por lo más fácil sin medir consecuencias futuras. Que el regreso a una nueva normalidad no nos ubique en un realidad alterna, porque sería tanto como engañarnos pretendiendo que no pasa nada. Ya veremos.

*Politóloga, profesora-investigadora. Miembro Fundadora de la AMECIP. Mail: margarita_arguelles@hotmail.com

domingo 02 de agosto de 2020

Lecciones del Covid-19

domingo 26 de julio de 2020

El rostro de la supervivencia

domingo 19 de julio de 2020

¿Batalla perdida?

domingo 12 de julio de 2020

Reclasificación de la pandemia

domingo 05 de julio de 2020

La elección que no es elección

domingo 28 de junio de 2020

La violencia como otra pandemia

domingo 21 de junio de 2020

La autoridad como timonel

domingo 14 de junio de 2020

Lo que la Pandemia se llevó

domingo 07 de junio de 2020

El hilo conductor del racismo

Cargar Más