/ martes 17 de abril de 2018

Sometimiento de nuestras instituciones electorales

Recomiendo a mis lectores, adquirir la Revista Proceso editada el pasado día 15 del presente. Los artículos de los periodistas de tan prestigiada revista, realizan un análisis exhaustivo en torno al rocambolesco fallo dictado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en su resolución del pasado 9 de abril. Los periodistas de Proceso en un análisis acucioso del tema al que me refiero, tienen expresiones tales como “magistrados electorales títeres”, “tribunal federal electoral bajo dominio de Los Pinos”, y otras linduras más; y no les falta razón. Conveniente resulta, recurrir a la entrega del estadista, actualmente Senador de la República, Manuel Bartlett Díaz, quien da una explicación razonada como lo hace Genaro Villamil, de la manera en que fueron nombrados los actuales integrantes del tribunal cuestionado por el fallo mayoritario que permitirá que el “Bronco” se convierta en garrote político electoral de Andrés Manuel López Obrador.

La mafia del poder, el propio INE, y el Tribunal, abiertamente montaron el tinglado que hoy motiva los cuestionamientos de quienes somos conscientes de la total abyección para favorecer los intereses del actual PRIAN, y de alguna manera posibilitar a costa de lo que sea que Andrés Manuel no acceda al poder. Por lo que hace a Ríos Piter, fue significativa su presencia en las oficinas del INE para hacer uso de la garantía de audiencia (atole con el dedo) concedida en su favor en un alarde de generosidad por parte del instituto “ciudadano”, para nadie resulta en estos momentos confiable un instituto electoral cuyos consejeros fueron enchufados e impuestos por los operadores de EPN. El anterior aserto lo sustento por la serie de debates e inconformidades de senadores que no aprobaron y se opusieron abiertamente a las imposiciones tanto de los consejeros como de los integrantes del tribunal a quienes siempre supimos su entronización devenía espuria por la mancha oprobiosa impregnada en sus manos, hay quien habla de dignidad y de valores, este país con sus instituciones ya es ajeno a ello, como Santos Discépolo decía y así nuevamente lo suscribo, “… hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor… lo mismo un burro que un gran profesor…”. Quizá la cita del autor de “Cambalache” pueda parecer manida, sin embargo viene al pelo, recomiendo a ustedes mis lectores, ver las escenas en donde Ríos Piter da muestra de su impotencia e indignación ante los actos de connivencia con el poder de los funcionarios del INE tratando de tapar el tongo salido de una burda estrategia de Los Pinos, ¿dónde quedó el instituto ciudadanizado?; ¿dónde su autonomía e independencia?; ¿dónde la capacidad técnica jurídica de quienes en una vergonzosa rueda de prensa trataron de explicar lo inexplicable? En este México vivimos señores, y ¿qué le vamos a hacer?

mezavcm.abogados@gmail.com

Recomiendo a mis lectores, adquirir la Revista Proceso editada el pasado día 15 del presente. Los artículos de los periodistas de tan prestigiada revista, realizan un análisis exhaustivo en torno al rocambolesco fallo dictado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en su resolución del pasado 9 de abril. Los periodistas de Proceso en un análisis acucioso del tema al que me refiero, tienen expresiones tales como “magistrados electorales títeres”, “tribunal federal electoral bajo dominio de Los Pinos”, y otras linduras más; y no les falta razón. Conveniente resulta, recurrir a la entrega del estadista, actualmente Senador de la República, Manuel Bartlett Díaz, quien da una explicación razonada como lo hace Genaro Villamil, de la manera en que fueron nombrados los actuales integrantes del tribunal cuestionado por el fallo mayoritario que permitirá que el “Bronco” se convierta en garrote político electoral de Andrés Manuel López Obrador.

La mafia del poder, el propio INE, y el Tribunal, abiertamente montaron el tinglado que hoy motiva los cuestionamientos de quienes somos conscientes de la total abyección para favorecer los intereses del actual PRIAN, y de alguna manera posibilitar a costa de lo que sea que Andrés Manuel no acceda al poder. Por lo que hace a Ríos Piter, fue significativa su presencia en las oficinas del INE para hacer uso de la garantía de audiencia (atole con el dedo) concedida en su favor en un alarde de generosidad por parte del instituto “ciudadano”, para nadie resulta en estos momentos confiable un instituto electoral cuyos consejeros fueron enchufados e impuestos por los operadores de EPN. El anterior aserto lo sustento por la serie de debates e inconformidades de senadores que no aprobaron y se opusieron abiertamente a las imposiciones tanto de los consejeros como de los integrantes del tribunal a quienes siempre supimos su entronización devenía espuria por la mancha oprobiosa impregnada en sus manos, hay quien habla de dignidad y de valores, este país con sus instituciones ya es ajeno a ello, como Santos Discépolo decía y así nuevamente lo suscribo, “… hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor… lo mismo un burro que un gran profesor…”. Quizá la cita del autor de “Cambalache” pueda parecer manida, sin embargo viene al pelo, recomiendo a ustedes mis lectores, ver las escenas en donde Ríos Piter da muestra de su impotencia e indignación ante los actos de connivencia con el poder de los funcionarios del INE tratando de tapar el tongo salido de una burda estrategia de Los Pinos, ¿dónde quedó el instituto ciudadanizado?; ¿dónde su autonomía e independencia?; ¿dónde la capacidad técnica jurídica de quienes en una vergonzosa rueda de prensa trataron de explicar lo inexplicable? En este México vivimos señores, y ¿qué le vamos a hacer?

mezavcm.abogados@gmail.com

martes 23 de octubre de 2018

Hechos en la lucha

martes 09 de octubre de 2018

La defensa inadecuada y la cosa juzgada

martes 25 de septiembre de 2018

Lemniscata

martes 18 de septiembre de 2018

Nobleza obliga

martes 04 de septiembre de 2018

El monstruo de la corrupción

martes 03 de julio de 2018

Lo dicho

Cargar Más