/ miércoles 6 de octubre de 2021

Suma de voluntades

Agosto fue un mes trágico para las y los poblanos, el huracán Grace azotó gran parte del país a su entrada por el Golfo de México, nuestros hermanos y hermanas del norte de nuestro estado fueron los más afectados por los estragos causado por el fenómeno natural, cientos de personas fueron afectadas en su patrimonio causa de las lluvias, de los fuertes vientos y lamentablemente se registraron fallecimientos en aquella zona de Huauchinango.

Me llena de felicidades el escuchar y saber que como mexicanos y como poblanos nos unimos para ayudar a nuestros hermanos, colectando víveres, enviando recursos económicos y también humanos a las zonas afectadas. Como congreso colectamos entre diputados y personal del congreso para poder enviar cosas para quienes fueron víctimas de este hecho.

Es importante reconocer la gran labor que se ha hecho desde el poder ejecutivo del Estado, nuestro gobernador Luis Miguel Barbosa no ha quitado el dedo de este asunto a pesar de que seguimos enfrentando una pandemia que aún no cede. También la extraordinaria labor que se ha hecho por parte del DIF Estatal la cual ha estado día y noche en la sierra atendiendo a quienes lo necesitan.

Este fin de semana recibimos la visita de nuestro presidente de la República a la zona de Huauchinango que fue de las zonas más afectadas por el huracán en donde pasar de las protestas de los damnificados prometió hacer llegar recursos a quien verdaderamente lo necesitan ya que muchos lo perdieron todo, reconoció también la labor de nuestro gobernador al enfrentar esta situación.

Necesitamos la suma de voluntades de todos los órdenes de gobierno, de los sectores públicos y privados para ayudar, nunca sobrará una mano extendida.

Es necesario también hacer un llamado a todos los sectores de la población sobre la necesidad de hacer conciencia, seguramente hay casos donde algunas personas se beneficiaron sin necesitarlo o lucraron con la necesidad de las personas. La ayuda es para ayudar, no para hacer negocios o para obtener beneficio alguno. Debemos señalar y denunciar estos actos inhumanos por parte tanto de autoridades como de particulares.

Hemos visto en nuestra historia reciente que unidos podemos superar cualquier situación que se interponga, ayudemos a los demás porque nunca sabemos cuándo podemos estar en un estado similar, en cualquier momento nuestras vidas pueden cambiar por factores externos, sigamos sembrando las semillas de la empatía y fomentemos la ayuda al prójimo.


Agosto fue un mes trágico para las y los poblanos, el huracán Grace azotó gran parte del país a su entrada por el Golfo de México, nuestros hermanos y hermanas del norte de nuestro estado fueron los más afectados por los estragos causado por el fenómeno natural, cientos de personas fueron afectadas en su patrimonio causa de las lluvias, de los fuertes vientos y lamentablemente se registraron fallecimientos en aquella zona de Huauchinango.

Me llena de felicidades el escuchar y saber que como mexicanos y como poblanos nos unimos para ayudar a nuestros hermanos, colectando víveres, enviando recursos económicos y también humanos a las zonas afectadas. Como congreso colectamos entre diputados y personal del congreso para poder enviar cosas para quienes fueron víctimas de este hecho.

Es importante reconocer la gran labor que se ha hecho desde el poder ejecutivo del Estado, nuestro gobernador Luis Miguel Barbosa no ha quitado el dedo de este asunto a pesar de que seguimos enfrentando una pandemia que aún no cede. También la extraordinaria labor que se ha hecho por parte del DIF Estatal la cual ha estado día y noche en la sierra atendiendo a quienes lo necesitan.

Este fin de semana recibimos la visita de nuestro presidente de la República a la zona de Huauchinango que fue de las zonas más afectadas por el huracán en donde pasar de las protestas de los damnificados prometió hacer llegar recursos a quien verdaderamente lo necesitan ya que muchos lo perdieron todo, reconoció también la labor de nuestro gobernador al enfrentar esta situación.

Necesitamos la suma de voluntades de todos los órdenes de gobierno, de los sectores públicos y privados para ayudar, nunca sobrará una mano extendida.

Es necesario también hacer un llamado a todos los sectores de la población sobre la necesidad de hacer conciencia, seguramente hay casos donde algunas personas se beneficiaron sin necesitarlo o lucraron con la necesidad de las personas. La ayuda es para ayudar, no para hacer negocios o para obtener beneficio alguno. Debemos señalar y denunciar estos actos inhumanos por parte tanto de autoridades como de particulares.

Hemos visto en nuestra historia reciente que unidos podemos superar cualquier situación que se interponga, ayudemos a los demás porque nunca sabemos cuándo podemos estar en un estado similar, en cualquier momento nuestras vidas pueden cambiar por factores externos, sigamos sembrando las semillas de la empatía y fomentemos la ayuda al prójimo.