/ miércoles 6 de febrero de 2019

Yunquistas buscan nuevo partido

El sábado pasado, fecha en la que venció el plazo para la entrega de cartas de intención de nuevos partidos ante el Instituto Electoral del Estado (IEE), se formalizó el trámite de 26 ciudadanos que buscan postular a 11 eventuales institutos políticos.

De primera instancia, resaltó el nombre de Gabriel Hinojosa Rivero, quien fuera el primer alcalde panista y que en los últimos procesos electorales ha promovido la anulación del voto, la participación ciudadana o las candidaturas independientes. El activista inscribió a la asociación civil "Sumando por Puebla".

También llamó la atención que el líder migrante y presidente de la organización Casa Puebla de Nueva York se haya decidido por postular a la agrupación "Fuerza Migrante” como una alternativa política en territorio poblano, de donde es originario.

Paola Migoya Velázquez, excandidata a la presidencia municipal de Puebla por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) es una de las seis personas que presentó la propuesta de la asociación Une Puebla.

Sin embargo poco se dijo de una agrupación denominada Poblanos por el Bien Común cuyo representante es un joven de nombre Alejandro Dávila Piscil.

Seguramente el nombre no le diga mucho puesto que no es un personaje muy conocido, aunque sí identificado entre los círculos panistas ya que perteneció a Acción Juvenil en el PAN y fue coordinador distrital de movilización en la pasada campaña de Eduardo Rivera Pérez, quien buscó, sin éxito, la alcaldía de Puebla capital por segunda ocasión.

Además estuvo apoyando a Margarita Zavala en su aspiración presidencial, antes de que aquella renunciara a su militancia en el PAN.

De acuerdo al padrón vigente, Dávila Piscil se mantiene como afiliado dentro del PAN; así figura al hacer una consulta electrónica.

Por su perfil, entre los propios panistas aseguran que el hecho de aventurarse a pretender crear un partido político, no sale de su propio interés o inventiva. Señalan más bien que alguien le dio la orden para realizar el trámite ante las autoridades electorales locales.

Dávila es cercano al yunquista Juan Carlos Mondragón Quintana por lo que hay sospechas de que su grupo político está detrás de esta intentona de construir un nuevo partido político el cual tendría participación electoral hasta el año 2021.

Tal vez su apuesta sea, ya sin el yugo del morenovallismo, intentar la construcción de una nueva fuerza política con la que puedan aliarse en un futuro. El problema es que hasta ahora siguen siendo las mismas autoridades locales las que decidirán el futuro de esa y las otras diez agrupaciones que buscan los beneficios de constituirse en partidos políticos.

***

Entre los panistas comienzan a surgir promotores de que la mejor dupla para contender (no necesariamente para ganar) en la próxima contienda electoral es la conformada por Tony Gali López y Eduardo Rivera Pérez.

Aunque las posiciones son las que no se han definido, la idea es que uno juegue como candidato a la gubernatura y el otro sea su coordinador de campaña con el fin de que los grupos que representan se sientan con la confianza de que se apoyarán.

No todos los yunquistas o panistas tradicionales están de acuerdo con esta posibilidad y los reductos del morenovallismo ven con recelo esta posibilidad que los terminaría de marginar.

Sin embargo, pocas opciones tienen en el PAN y la alianza que puedan lograr para encarnar a un candidato que esté dispuestos a participar en una elección que se antoja perdida; peor aún si Marko Cortés Mendoza, dirigente nacional de ese partido, les dijo a los liderazgos poblanos que no habrá recursos para la campaña.

Y hasta la próxima.

Twitter: @elsalvadorrios

salvador_rios@elsoldepuebla.com.mx



El sábado pasado, fecha en la que venció el plazo para la entrega de cartas de intención de nuevos partidos ante el Instituto Electoral del Estado (IEE), se formalizó el trámite de 26 ciudadanos que buscan postular a 11 eventuales institutos políticos.

De primera instancia, resaltó el nombre de Gabriel Hinojosa Rivero, quien fuera el primer alcalde panista y que en los últimos procesos electorales ha promovido la anulación del voto, la participación ciudadana o las candidaturas independientes. El activista inscribió a la asociación civil "Sumando por Puebla".

También llamó la atención que el líder migrante y presidente de la organización Casa Puebla de Nueva York se haya decidido por postular a la agrupación "Fuerza Migrante” como una alternativa política en territorio poblano, de donde es originario.

Paola Migoya Velázquez, excandidata a la presidencia municipal de Puebla por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) es una de las seis personas que presentó la propuesta de la asociación Une Puebla.

Sin embargo poco se dijo de una agrupación denominada Poblanos por el Bien Común cuyo representante es un joven de nombre Alejandro Dávila Piscil.

Seguramente el nombre no le diga mucho puesto que no es un personaje muy conocido, aunque sí identificado entre los círculos panistas ya que perteneció a Acción Juvenil en el PAN y fue coordinador distrital de movilización en la pasada campaña de Eduardo Rivera Pérez, quien buscó, sin éxito, la alcaldía de Puebla capital por segunda ocasión.

Además estuvo apoyando a Margarita Zavala en su aspiración presidencial, antes de que aquella renunciara a su militancia en el PAN.

De acuerdo al padrón vigente, Dávila Piscil se mantiene como afiliado dentro del PAN; así figura al hacer una consulta electrónica.

Por su perfil, entre los propios panistas aseguran que el hecho de aventurarse a pretender crear un partido político, no sale de su propio interés o inventiva. Señalan más bien que alguien le dio la orden para realizar el trámite ante las autoridades electorales locales.

Dávila es cercano al yunquista Juan Carlos Mondragón Quintana por lo que hay sospechas de que su grupo político está detrás de esta intentona de construir un nuevo partido político el cual tendría participación electoral hasta el año 2021.

Tal vez su apuesta sea, ya sin el yugo del morenovallismo, intentar la construcción de una nueva fuerza política con la que puedan aliarse en un futuro. El problema es que hasta ahora siguen siendo las mismas autoridades locales las que decidirán el futuro de esa y las otras diez agrupaciones que buscan los beneficios de constituirse en partidos políticos.

***

Entre los panistas comienzan a surgir promotores de que la mejor dupla para contender (no necesariamente para ganar) en la próxima contienda electoral es la conformada por Tony Gali López y Eduardo Rivera Pérez.

Aunque las posiciones son las que no se han definido, la idea es que uno juegue como candidato a la gubernatura y el otro sea su coordinador de campaña con el fin de que los grupos que representan se sientan con la confianza de que se apoyarán.

No todos los yunquistas o panistas tradicionales están de acuerdo con esta posibilidad y los reductos del morenovallismo ven con recelo esta posibilidad que los terminaría de marginar.

Sin embargo, pocas opciones tienen en el PAN y la alianza que puedan lograr para encarnar a un candidato que esté dispuestos a participar en una elección que se antoja perdida; peor aún si Marko Cortés Mendoza, dirigente nacional de ese partido, les dijo a los liderazgos poblanos que no habrá recursos para la campaña.

Y hasta la próxima.

Twitter: @elsalvadorrios

salvador_rios@elsoldepuebla.com.mx



miércoles 31 de julio de 2019

La Inseguridad, reto de retos

miércoles 17 de julio de 2019

Del PAN municipal y madruguetes priistas

miércoles 10 de julio de 2019

La pugna por el comité municipal del PAN

miércoles 26 de junio de 2019

El agua en manos de Claudia Rivera 

Cargar Más