/ sábado 3 de abril de 2021

Casa del Obispado, una joya arquitectónica en Puebla capital

Te invitamos a conocer, en cuanto sea posible, esta hermosa casona convertida en museo, ubicada en la 5 Poniente número 109 

Hola queridos lectores, como cada semana les agradezco el que me abran las puertas de su hogar en este Sábado de Gloria, siempre con el deseo de que mis notas sean de su agrado. En esta ocasión les voy a describir la visita que realicé, de una manera muy especial, a una excelente y muy bella casa virreinal, una de las muchas con las que contamos los poblanos aquí en nuestra ciudad: la casa del obispado.

Esta bella y enorme casa está localizada en la Avenida 5 Poniente en el número 109, a media cuadra de nuestra Catedral. Fue la casa habitación del primer arzobispo con que contamos los poblanos, Monseñor Ramón Ibarra y Gonzales, quien la habitó desde el año de 1880, cuando es ordenado obispo de Puebla, hasta el año de 1917, cuando Dios lo llama a su lado.

El arzobispo deja en herencia esta hermosa construcción a la iglesia poblana, la cual desde su fallecimiento la utiliza como la casa oficial sede de los siguientes arzobispos poblanos, siendo el último en habitarla monseñor Octaviano Márquez y Toriz. Es a partir de ahí cuando la mitra poblana la destina a Museo del Obispado, abriendo sus puertas al público a partir del año de 1974, aunque ya funcionaba como museo reservado solo para visitas privadas desde 1970.

SU DISEÑO

Esta casona tiene el diseño muy característico de las casas virreinales novohispanas poblanas: la entrada de zaguán hacia un primer patio con pasillos arcados, la escalera majestuosa a la izquierda, y la disposición de las piezas superiores, mucho muy parecida a la de otras casas que ya tuve la oportunidad de conocer, con vista a la calle, destinadas a la sala principal de la casa; en ambos costados la clásica serie de cuartos conectados todos con la reglamentaria puerta a la mitad del muro, lo que coloquialmente llamamos “habitaciones en chorizo”.

Al lado opuesto de la sala principal, enfrente de esta, se encuentra el comedor y, desde luego, en un anexo la reglamentaria cocina poblana, mejor conocida como “cocina de humo”, con sus anafres alimentados por leña; a un lado de estos, el fregadero para la loza y, en sendas alacenas, la clásica colección de ollas y cazuelas de barro cocido.

En la planta baja, las habitaciones de la servidumbre, la troje y la cochera para el carruaje del patrón, en este caso una diligencia clásica, pero de un tamaño más pequeño al de las que podemos observar en museos como el de los Hermanos Serdán, del INAH en Los Fuertes o incluso en la Casa de Alfeñique, y es aquí precisamente donde se pueden observar dos diligencias de distinto tamaño, una para familias potentadas de la época y una idéntica para un solo pasajero, a esta precisamente se le llama “diligencia obispal”.

EL DECORADO

Dentro de estas habitaciones se tiene una exquisita colección de muebles antiguos, precisamente de la época post juarista, esto es, bellamente elaborados en madera a finales del siglo XIX.

¿Qué más te puedo describir, querido lector?, me podría pasar varias cuartillas tan solo en mencionarte toda esta gran colección de muebles antiguos, pero mejor disfrútala tú mismo. A la primera oportunidad que la situación te lo permita, no dejes de visitar este bello museo, la Casa del Obispado.

Agradezco por este medio a las personas encargadas de la administración de este museo el que me hayan permitido visitarlo de manera muy particular, con las debidas reservas de sanidad.

Soy Jorge Eduardo Zamora Martínez, el Barón Rojo. Nos leemos el próximo sábado.

WhatsApp: 22 14 15 85 38

Facebook: Eduardo Zamora Martínez

Hola queridos lectores, como cada semana les agradezco el que me abran las puertas de su hogar en este Sábado de Gloria, siempre con el deseo de que mis notas sean de su agrado. En esta ocasión les voy a describir la visita que realicé, de una manera muy especial, a una excelente y muy bella casa virreinal, una de las muchas con las que contamos los poblanos aquí en nuestra ciudad: la casa del obispado.

Esta bella y enorme casa está localizada en la Avenida 5 Poniente en el número 109, a media cuadra de nuestra Catedral. Fue la casa habitación del primer arzobispo con que contamos los poblanos, Monseñor Ramón Ibarra y Gonzales, quien la habitó desde el año de 1880, cuando es ordenado obispo de Puebla, hasta el año de 1917, cuando Dios lo llama a su lado.

El arzobispo deja en herencia esta hermosa construcción a la iglesia poblana, la cual desde su fallecimiento la utiliza como la casa oficial sede de los siguientes arzobispos poblanos, siendo el último en habitarla monseñor Octaviano Márquez y Toriz. Es a partir de ahí cuando la mitra poblana la destina a Museo del Obispado, abriendo sus puertas al público a partir del año de 1974, aunque ya funcionaba como museo reservado solo para visitas privadas desde 1970.

SU DISEÑO

Esta casona tiene el diseño muy característico de las casas virreinales novohispanas poblanas: la entrada de zaguán hacia un primer patio con pasillos arcados, la escalera majestuosa a la izquierda, y la disposición de las piezas superiores, mucho muy parecida a la de otras casas que ya tuve la oportunidad de conocer, con vista a la calle, destinadas a la sala principal de la casa; en ambos costados la clásica serie de cuartos conectados todos con la reglamentaria puerta a la mitad del muro, lo que coloquialmente llamamos “habitaciones en chorizo”.

Al lado opuesto de la sala principal, enfrente de esta, se encuentra el comedor y, desde luego, en un anexo la reglamentaria cocina poblana, mejor conocida como “cocina de humo”, con sus anafres alimentados por leña; a un lado de estos, el fregadero para la loza y, en sendas alacenas, la clásica colección de ollas y cazuelas de barro cocido.

En la planta baja, las habitaciones de la servidumbre, la troje y la cochera para el carruaje del patrón, en este caso una diligencia clásica, pero de un tamaño más pequeño al de las que podemos observar en museos como el de los Hermanos Serdán, del INAH en Los Fuertes o incluso en la Casa de Alfeñique, y es aquí precisamente donde se pueden observar dos diligencias de distinto tamaño, una para familias potentadas de la época y una idéntica para un solo pasajero, a esta precisamente se le llama “diligencia obispal”.

EL DECORADO

Dentro de estas habitaciones se tiene una exquisita colección de muebles antiguos, precisamente de la época post juarista, esto es, bellamente elaborados en madera a finales del siglo XIX.

¿Qué más te puedo describir, querido lector?, me podría pasar varias cuartillas tan solo en mencionarte toda esta gran colección de muebles antiguos, pero mejor disfrútala tú mismo. A la primera oportunidad que la situación te lo permita, no dejes de visitar este bello museo, la Casa del Obispado.

Agradezco por este medio a las personas encargadas de la administración de este museo el que me hayan permitido visitarlo de manera muy particular, con las debidas reservas de sanidad.

Soy Jorge Eduardo Zamora Martínez, el Barón Rojo. Nos leemos el próximo sábado.

WhatsApp: 22 14 15 85 38

Facebook: Eduardo Zamora Martínez

Local

Hay activistas que sólo buscan protagonismo: Barbosa ante caso de bebé

Alrededor de este asunto han existido muchas especulaciones, tanto de buena fe como de mala, dijo en rueda de prensa

Policiaca

#JusticiaBebé: Todo lo que se sabe sobre el caso del bebé hallado muerto en penal de Puebla

Autoridades gubernamentales y organizaciones civiles se han sumado al llamado para esclarecer el hecho

Local

Vestir ropa abrigadora, la recomendación por Frente Frío 23 en Puebla

Prevén descenso de temperaturas en el norte y centro del país por el Frente Frío Número 23, así como lluvias ligeras para la entidad poblana

Cultura

¿Ya tienes tu pasaporte de museos de la CDMX? Conoce lo que incluye

Surge con el propósito de reactivar la economía de los recintos ubicados en la capital del país

Finanzas

Posponen Expo Transporte Puebla por cuarta ola Covid

De concretar el encuentro, el número de personas iba a ser menor, reconoció el presidente de la Anpact

Finanzas

Conoce cuáles son los mejores bancos para abrir una cuenta en 2022, según la Condusef

Durante el tercer trimestre de 2021, el organismo registró 1 millón 507 mil 309 reclamaciones a instituciones financieras

Deportes

¿Quieres pertenecer a las Águilas del América? Buscan talento en Texmelucan

El visor oficial Ricardo Rocha verá a jóvenes del 20 al 22 de febrero en el Deportivo San Damián, de forma gratuita

Finanzas

En Puebla se busca construir un clúster energético: COMSE

El proyecto permitirá aprovechar las energías renovables en territorio poblano

Virales

“Nenucovid”: viralizan bebé de juguete que incluye kit de pandemia

Fue en redes sociales donde se hizo viral el “Nenuco ¿Estas malito?”, un juguete que se ha popularizado en medio de la contingencia sanitaria