/ miércoles 6 de mayo de 2020

¿Cómo ayudar a los adultos mayores durante el confinamiento?

El acompañamiento es de vital importancia para que las personas de la tercera edad conserven su salud mental

Gozar de un estado de salud mental sano en la tercera edad se traduce en una mayor calidad de vida en un envejecimiento más feliz. La difícil situación que vivimos a causa de la pandemia por el coronavirus no debe implicar un completo aislamiento social de este grupo de riesgo, al contrario, debes reforzar su acompañamiento, vivas o no con ellos.

“El confinamiento por coronavirus puede provocar ansiedad y depresión en la población en general, pero de manera más significativa en personas mayores que viven solas. La disminución de sus actividades y rutinas cotidianas, una baja estimulación sensorial y el casi nulo contacto social pueden alterar su estado anímico”, expone Magali Becerra Romero, psicoterapeuta de Psicología Integral de Puebla.

Explica que la soledad presenta riesgos para su salud y el aislamiento puede influir negativamente en su estado de ánimo al favorecer ciertos estados depresivos. El ser población de riesgo les puede llevar a tener una percepción aún más negativa de la situación, con un aumento de la sensación de vulnerabilidad y miedo.

Es necesario que permanezcan en casa y que de preferencia no reciban visitas de muchas personas. Asimismo, la especialista subraya que es importante tratar de entenderles y saber de qué manera podemos brindarles ayuda.

Enfatiza que hay que entender que “cuidarlos”, no significa abandonarlos o que ellos se encarguen de sus cosas. Debemos tomar diferentes estrategias para que esta situación no sea tan estresante y pesada para ellos. Sus recomendaciones son:

Ponerse en contacto con ellos. Ya sea por teléfono o llamando a su puerta si son vecinos, para hacerles saber que estamos ahí. Les ayudaremos en todo lo que sea posible.

Hacerles la compra. Que ellos salgan a hacer la compra es exponerlos demasiado. Podemos hacerla por ellos y dejárselas delante de la puerta de casa. Son gestos fáciles y que no cuestan nada, ellos aprenderán a valorarlo.

Usa la tecnología. Ya sea a su celular o bien a su teléfono fijo, no está de más llamarles cada día o cada dos para saber cómo se encuentran y simplemente hablar. Necesitan escuchar a alguien al otro lado tras tantos días de aislamiento en casa.

Informarles de todo. A estas alturas ellos solos se habrán informado sobre la pandemia. Pero es vital hacerles llegar la información precisa y clara de todo lo que sucede, especialmente acerca de cómo evitar contagios y la importancia de quedarse en casa. Si tienen que salir por algo extraordinario, deben saber qué precauciones tomar.

Motivarles para hacer cosas en casa. Por teléfono o por la puerta de casa, debemos instruirlos para que continúen con su actividad diaria, que sigan rutinas y se sientan activos en el confinamiento. De ser posible que practiquen algo de ejercicio, que cocinen, que desarrollen un hobby o ayudarles a establecer relaciones con otras personas mayores, aunque sea a distancia y a realizar sus pasatiempos preferidos. Solo así se van a sentir ocupados y pensarán que son útiles.

  • Deben permanecer en casa y de preferencia no recibir visitas de muchas personas, pero debemos estar pendientes de ellos, platicar con ellos y hacerles saber que cuentan con nosotros

Gozar de un estado de salud mental sano en la tercera edad se traduce en una mayor calidad de vida en un envejecimiento más feliz. La difícil situación que vivimos a causa de la pandemia por el coronavirus no debe implicar un completo aislamiento social de este grupo de riesgo, al contrario, debes reforzar su acompañamiento, vivas o no con ellos.

“El confinamiento por coronavirus puede provocar ansiedad y depresión en la población en general, pero de manera más significativa en personas mayores que viven solas. La disminución de sus actividades y rutinas cotidianas, una baja estimulación sensorial y el casi nulo contacto social pueden alterar su estado anímico”, expone Magali Becerra Romero, psicoterapeuta de Psicología Integral de Puebla.

Explica que la soledad presenta riesgos para su salud y el aislamiento puede influir negativamente en su estado de ánimo al favorecer ciertos estados depresivos. El ser población de riesgo les puede llevar a tener una percepción aún más negativa de la situación, con un aumento de la sensación de vulnerabilidad y miedo.

Es necesario que permanezcan en casa y que de preferencia no reciban visitas de muchas personas. Asimismo, la especialista subraya que es importante tratar de entenderles y saber de qué manera podemos brindarles ayuda.

Enfatiza que hay que entender que “cuidarlos”, no significa abandonarlos o que ellos se encarguen de sus cosas. Debemos tomar diferentes estrategias para que esta situación no sea tan estresante y pesada para ellos. Sus recomendaciones son:

Ponerse en contacto con ellos. Ya sea por teléfono o llamando a su puerta si son vecinos, para hacerles saber que estamos ahí. Les ayudaremos en todo lo que sea posible.

Hacerles la compra. Que ellos salgan a hacer la compra es exponerlos demasiado. Podemos hacerla por ellos y dejárselas delante de la puerta de casa. Son gestos fáciles y que no cuestan nada, ellos aprenderán a valorarlo.

Usa la tecnología. Ya sea a su celular o bien a su teléfono fijo, no está de más llamarles cada día o cada dos para saber cómo se encuentran y simplemente hablar. Necesitan escuchar a alguien al otro lado tras tantos días de aislamiento en casa.

Informarles de todo. A estas alturas ellos solos se habrán informado sobre la pandemia. Pero es vital hacerles llegar la información precisa y clara de todo lo que sucede, especialmente acerca de cómo evitar contagios y la importancia de quedarse en casa. Si tienen que salir por algo extraordinario, deben saber qué precauciones tomar.

Motivarles para hacer cosas en casa. Por teléfono o por la puerta de casa, debemos instruirlos para que continúen con su actividad diaria, que sigan rutinas y se sientan activos en el confinamiento. De ser posible que practiquen algo de ejercicio, que cocinen, que desarrollen un hobby o ayudarles a establecer relaciones con otras personas mayores, aunque sea a distancia y a realizar sus pasatiempos preferidos. Solo así se van a sentir ocupados y pensarán que son útiles.

  • Deben permanecer en casa y de preferencia no recibir visitas de muchas personas, pero debemos estar pendientes de ellos, platicar con ellos y hacerles saber que cuentan con nosotros

Policiaca

"El Moles" líder de ambulantes en CH ligado a la delincuencia

El sujeto está ligado con delitos como extorsión, cobro de piso, narcomenudeo y venta de objetos de dudosa procedencia

Local

Uso de plástico aumentó por pandemia

A pesar de que la ciudadanía estaba dejando de usar bolsas de plástico y popotes, la pandemia incrementó su uso

Policiaca

Sin avances el caso de Luciano, policía estatal asesinado en 2019

En más de cuatro ocasiones se han pospuesto las audiencias intermedias de José N, el presunto homicida

Local

Orgullo poblano: Danza de los Tecuanes llega a Estados Unidos

Armando llevaba 25 años en EU, regresó a Puebla para reencontrarse con sus raíces

Local

[Fotoreportaje] Taller de piezas navideñas reabre tras pandemia

El taller se mantuvo cerrado por casi dos años, su fundadora doña Margarita perdió la vida a consecuencia de Covid19

Mundo

Terremoto de 7.5 grados sacude Perú, hay daños materiales

El país latinoamericano sufrió de dos movimientos telúricos durante la mañana de este domingo

Local

Uso de plástico aumentó por pandemia

A pesar de que la ciudadanía estaba dejando de usar bolsas de plástico y popotes, la pandemia incrementó su uso

Policiaca

"El Moles" líder de ambulantes en CH ligado a la delincuencia

El sujeto está ligado con delitos como extorsión, cobro de piso, narcomenudeo y venta de objetos de dudosa procedencia

Policiaca

Sin avances el caso de Luciano, policía estatal asesinado en 2019

En más de cuatro ocasiones se han pospuesto las audiencias intermedias de José N, el presunto homicida