/ lunes 27 de julio de 2020

¿Cómo se contagia la hepatitis?

Existen diferentes tipos que pueden contraerse por diversas vías: en el momento del parto, por relaciones sexuales, al hacerse un piercing o hasta por heces fecales

El hígado es el órgano vital más grande de nuestro organismo y debemos cuidarlo. Se encarga de funciones tan importantes como filtrar la sangre, procesar nutrientes o eliminar toxinas y, si no trabaja como debe, se puede dañar irremediablemente.

De acuerdo con Montserrat Pliego Azcue, médico del área de urgencias de la Universidad UPAEP y maestra en medicina física y rehabilitación, la hepatitis es una enfermedad de origen viral, transmisible, aguda y algunas veces crónica que, si no es bien manejada, puede llegar a degenerar y causar otro tipo de problemas a salud.

La especialista expone que, las más comunes son la hepatitis A, B y C, dependiendo del virus que la cause, el mecanismo de transmisión y el estado inmunológico del paciente. De ahí se desglosan otros tipos menos comunes, que son crónicas y pueden llegar al cáncer.

¿CÓMO SE TRANSMITE?

Refiere que al vehículo de transmisión de la hepatitis A lo conocemos como ano-mano-boca porque vienen de la contaminación de los alimentos (agua o comida) por heces fecales. En la mayoría de los casos la infección es leve y el paciente se recupera por completo.

La hepatitis B es transmisible a través de la sangre o cuando compartimos mucosas (relación sexual), por el piquete de materiales punzocortantes o por un paquete sanguíneo contaminado. Sin embargo, hay una transversal que se puede manifestar y transmitir vía perinatal (de la madre infectada al bebé en el momento del parto). También supone un riesgo para personal sanitario cuando sufre pinchazos accidentales de aguja mientras asiste a pacientes infectados.

Por otra parte, la maestra señala que la hepatitis C también se transmite vía hemática, casi siempre por transfusiones de sangre contaminada, mediante el consumo de drogas inyectables o al hacerse un piercing o tatuaje con instrumentos contaminados. No existe vacuna contra esta infección.

SÍNTOMAS Y PREVENCIÓN

En general, los síntomas son fiebre, vómito, calambres en el estómago, coloración amarillenta en piel y ojos, orina oscura y cansancio extremo.

La hepatitis A suele provocar una infección leve, con recuperación completa al cabo de unas semanas. Para prevenirla lávate las manos antes y después de ir al baño, bebe solo agua potable y consume alimentos preparados con estrictas normas de higiene.

Advierte que si vives con un paciente que cursa con la enfermedad debes extremar medidas, porque es de muy fácil de transmisión. Mantenerlo un poco aislado y no compartir ni el baño ni los cubiertos y lavarlos por separado, igual la ropa.

Si se detecta a tiempo, la hepatitis B se puede tratar y evitar que la enfermedad progrese a una cirrosis o cáncer de hígado. La vacuna ha permitido que haya menor incidencia. Usa preservativo en tus prácticas sexuales y ten cuidado al manejar instrumentos filosos.

Refiere que la hepatitis C está relacionada con la B, pero se vincula más al uso de drogas. No compartas agujas, jeringas ni artículos personales como cepillos de dientes. El daño hepático que causa esta es irreversible.

La especialista señala que tanto los menores de edad como los adultos son grupos de riesgo. Los más susceptibles son quienes tienen su sistema inmunológico comprometido, como los pacientes VIH o los que sufran insuficiencia renal. También poblaciones cautivas, como los presos o las personas que están recluidas en hospitales psiquiátricos, viajeros a zonas endémicas y el personal de salud (médicos, odontólogos, enfermeras).

VACUNACIÓN

Como parte de las medidas de prevención debemos promover la vacunación. Actualmente existe y se aplica vacuna contra las hepatitis A y B; no existe aún vacuna contra la C. La pauta de vacunación puede variar según el tipo de vacuna y la edad del paciente.

Se recomienda vacunar contra la hepatitis A a las personas que trabajan con alimentos y personal de salud. La vacuna contra la hepatitis B se aplica a los bebés recién nacidos, individuos sometidos a diálisis, enfermos renales, con hepatitis crónica, portadores del VIH, personas que hayan estado en contacto con individuos portadores, usuarios de drogas por vía parenteral y personas con múltiples parejas sexuales.

La especialista advierte que, a pesar de que la hepatitis A es la más común y menos agresiva, debes cuidarte para que no se vuelva aguda o crónica. Mantener una alimentación adecuada, limitar el consumo de grasas, hidratarte y, sobre todo, no consumir alcohol. De igual forma es muy importante avisar cuando te infectaste para tomar en cuenta cuidados de higiene y prevención.

“Para determinar el tipo de hepatitis, el diagnóstico del paciente se determina por el cuadro clínico que presenta y se confirma con los resultados de la prueba serológica (análisis de sangre que busca anticuerpos creados por tu sistema inmune)”, puntualiza.

DESTACADOS:

El daño hepático que causa la hepatitis C es irreversible y aún no existe vacuna contra ella

No compartas agujas, jeringas ni artículos personales, como cepillos de dientes, para evitar contagiarte

El hígado es el órgano vital más grande de nuestro organismo y debemos cuidarlo. Se encarga de funciones tan importantes como filtrar la sangre, procesar nutrientes o eliminar toxinas y, si no trabaja como debe, se puede dañar irremediablemente.

De acuerdo con Montserrat Pliego Azcue, médico del área de urgencias de la Universidad UPAEP y maestra en medicina física y rehabilitación, la hepatitis es una enfermedad de origen viral, transmisible, aguda y algunas veces crónica que, si no es bien manejada, puede llegar a degenerar y causar otro tipo de problemas a salud.

La especialista expone que, las más comunes son la hepatitis A, B y C, dependiendo del virus que la cause, el mecanismo de transmisión y el estado inmunológico del paciente. De ahí se desglosan otros tipos menos comunes, que son crónicas y pueden llegar al cáncer.

¿CÓMO SE TRANSMITE?

Refiere que al vehículo de transmisión de la hepatitis A lo conocemos como ano-mano-boca porque vienen de la contaminación de los alimentos (agua o comida) por heces fecales. En la mayoría de los casos la infección es leve y el paciente se recupera por completo.

La hepatitis B es transmisible a través de la sangre o cuando compartimos mucosas (relación sexual), por el piquete de materiales punzocortantes o por un paquete sanguíneo contaminado. Sin embargo, hay una transversal que se puede manifestar y transmitir vía perinatal (de la madre infectada al bebé en el momento del parto). También supone un riesgo para personal sanitario cuando sufre pinchazos accidentales de aguja mientras asiste a pacientes infectados.

Por otra parte, la maestra señala que la hepatitis C también se transmite vía hemática, casi siempre por transfusiones de sangre contaminada, mediante el consumo de drogas inyectables o al hacerse un piercing o tatuaje con instrumentos contaminados. No existe vacuna contra esta infección.

SÍNTOMAS Y PREVENCIÓN

En general, los síntomas son fiebre, vómito, calambres en el estómago, coloración amarillenta en piel y ojos, orina oscura y cansancio extremo.

La hepatitis A suele provocar una infección leve, con recuperación completa al cabo de unas semanas. Para prevenirla lávate las manos antes y después de ir al baño, bebe solo agua potable y consume alimentos preparados con estrictas normas de higiene.

Advierte que si vives con un paciente que cursa con la enfermedad debes extremar medidas, porque es de muy fácil de transmisión. Mantenerlo un poco aislado y no compartir ni el baño ni los cubiertos y lavarlos por separado, igual la ropa.

Si se detecta a tiempo, la hepatitis B se puede tratar y evitar que la enfermedad progrese a una cirrosis o cáncer de hígado. La vacuna ha permitido que haya menor incidencia. Usa preservativo en tus prácticas sexuales y ten cuidado al manejar instrumentos filosos.

Refiere que la hepatitis C está relacionada con la B, pero se vincula más al uso de drogas. No compartas agujas, jeringas ni artículos personales como cepillos de dientes. El daño hepático que causa esta es irreversible.

La especialista señala que tanto los menores de edad como los adultos son grupos de riesgo. Los más susceptibles son quienes tienen su sistema inmunológico comprometido, como los pacientes VIH o los que sufran insuficiencia renal. También poblaciones cautivas, como los presos o las personas que están recluidas en hospitales psiquiátricos, viajeros a zonas endémicas y el personal de salud (médicos, odontólogos, enfermeras).

VACUNACIÓN

Como parte de las medidas de prevención debemos promover la vacunación. Actualmente existe y se aplica vacuna contra las hepatitis A y B; no existe aún vacuna contra la C. La pauta de vacunación puede variar según el tipo de vacuna y la edad del paciente.

Se recomienda vacunar contra la hepatitis A a las personas que trabajan con alimentos y personal de salud. La vacuna contra la hepatitis B se aplica a los bebés recién nacidos, individuos sometidos a diálisis, enfermos renales, con hepatitis crónica, portadores del VIH, personas que hayan estado en contacto con individuos portadores, usuarios de drogas por vía parenteral y personas con múltiples parejas sexuales.

La especialista advierte que, a pesar de que la hepatitis A es la más común y menos agresiva, debes cuidarte para que no se vuelva aguda o crónica. Mantener una alimentación adecuada, limitar el consumo de grasas, hidratarte y, sobre todo, no consumir alcohol. De igual forma es muy importante avisar cuando te infectaste para tomar en cuenta cuidados de higiene y prevención.

“Para determinar el tipo de hepatitis, el diagnóstico del paciente se determina por el cuadro clínico que presenta y se confirma con los resultados de la prueba serológica (análisis de sangre que busca anticuerpos creados por tu sistema inmune)”, puntualiza.

DESTACADOS:

El daño hepático que causa la hepatitis C es irreversible y aún no existe vacuna contra ella

No compartas agujas, jeringas ni artículos personales, como cepillos de dientes, para evitar contagiarte

Policiaca

Sujeto asesinó a su propia madre y a su pareja en la unidad habitacional Solidaridad Nacional

La madre de José Hugo llegó desde el estado de Veracruz sólo para sacar de la cárcel a su hijo, quien terminó asesinándola en complicidad con otro sujeto

Finanzas

Logran acuerdo salarial o van a huelga tras segunda consulta en Volkswagen

Si no logran un acuerdo, a partir del 9 de septiembre estallaría la huelga

Justicia

¡Terrible descuido! Pequeño corre hacia la calle y es aplastado por un auto

La Fiscalía de la Ciudad de México estaría en busca del conductor tras el accidente del niño

Cultura

Cuestionario Proust: Nataly Michel

Se especializa en esgrima, dominando el arma conocida como florete. Ha obtenido tres medallas de oro, cuatro de plata y cinco de bronce en campeonatos internacionales

Tecnología

El reconocimiento facial también discrimina

Con frecuencia los dispositivos de reconocimiento facial se utilizan para vigilar a las personas de color, más que a las blancas. Irónicamente, esta tecnología es más precisa con los tonos de piel claros que con los oscuros

Cultura

Antibalas: “Medicina musical para estos tiempos”

A propósito del regreso de esta orquesta a nuestro país, platicamos con dos miembros del grupo, quienes adelantan que ya tienen preparados dos discos nuevos, además de muchos conciertos por Norteamérica

Moda

Los looks de verano con los que la realeza rompe el protocolo

La reina Letizia se deja llevar por su espíritu veraniego y muestra sus trabajadas piernas con un short de rayas 

Gossip

Sergio Arau rompe fronteras en el arte con su proyecto “Tocada y fuga”

Sergio Arau combina el rock con el repertorio clásico en su proyecto; también prepara un documental sobre Rockotitlán